Los establecimientos de Mallorca tienen ocho meses para regularizar las plazas alegales

La Junta Rectora del Consorcio para la Mejora de las Infraestructuras Turísticas y para el Fomento de la Desestacionalización de Mallorca quedó constituida ayer. A partir de ahora, los alojamientos turísticos de la isla tienen un plazo de ocho meses para regularizar aquellas plazas que son alegales.

Formado por la Conselleria de Turismo de Baleares, el Consell de Mallorca, la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Baleares, Comisiones Obreras, UGT y Sa Nostra, el consorcio crea una bolsa a la que los empresarios hoteleros que tengan plazas fuera de ordenación pueden acceder para regularlas por medio de su compra. Dispone de 50.312 unidades, que son las que en los últimos 20 ó 25 años se han ido dando de baja en la Conselleria.
 
Fuentes de la FEHM han asegurado a este diario que son plazas alegales, aquellas que cumplen con sus obligaciones fiscales pero que no están registradas en la Administración. Se trata de casos como el de las antiguas habitaciones del personal del hotel que ahora se utilizan para los clientes. En este sentido quieren diferenciar muy bien éstas de aquellas que son ilegales, que no cumplen con ninguna normativa y que suponen una competencia desleal, ya que no operan en igualdad de condiciones.
 
El dinero recaudado con esta regularización será destinado a mejorar las infraestructuras turísticas de Mallorca. En la presentación de ayer no se avanzó a cuánto ascenderá dicha cantidad pero en anteriores ocasiones se ha llegado a hablar de al menos 60 millones de euros, tal y como recogió HOSTELTUR. El precio de la primera plaza en venta será de 4.300 euros, cantidad a la que se aplicará un incremento del 1,01% para cada una de las siguientes plazas que se ‘compren". No obstante, a partir de la número 30, ese incremento se aplicará cada diez unidades. De esta forma se pretende castigar a quienes más plazas alegales tengan.
 
Este sistema ya estaba contemplado en la Ley General Turística de Baleares de 1999, pero hasta ahora no había sido articulado. Pese a no ser el mejor momento para el lanzamiento de esta iniciativa, dada la actual situación económica, los hoteleros la han valorado muy positivamente, ya que se trataba de una reivindicación histórica del sector.
 
Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com)
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.