Cooperación hotelera: todos para uno y uno para todo

Hemos estado poniendo estos días nombres y apellidos a estrategias de gestión exitosas e innovadoras enfocadas a los medios sociales y el 2.0. Hablamos en su momento de las diez cadenas hoteleras que mejor estaban gestionando sus cuentas en Twitter, para posteriormente analizar el proyecto de un pequeño complejo de agroturismo, Sant Blai.

Hoy vamos a analizar un proyecto más complejo que vio la luz el pasado martes y que aporta algunas interesantes novedades desde el punto de vista del enfoque y la gestión de la diversidad. Como decimos el martes vio la luz la Cooperativa Hotelera. La idea es que varios establecimientos hoteleros independientes y cadenas de tamaño medio aúnen esfuerzos para el desarrollo de campañas conjuntas y la creación de nuevos productos. Puede parecer que no es más que una asociación de empresas, pero el proyecto tiene algunos aspectos que lo hace único y muy interesante.

La iniciativa partió de Andreu Roig, dueño del agroturismo mallorquín Es Picot y un verdadero apasionado de la filosofía 2.0. Como dicen desde la Cooperativa,  “Todo esto surgió de una campaña de un buen amigo en Lanzarote y un rápido sondeo sobre posibilidades de promoción conjunta y así nació la cooperativa-hotelera.com. El resto es sencillo, crear un mapa donde nos podamos ver tod@s los miembros de la cooperativa, aprovechar la inteligencia colectiva para crear ofertas comunes que publicaran todos los cooperantes en sus redes sociales y de manera simultanea en todos los canales blogs y webs con la idea de beneficio de todos y una misma filosofía”.

Lo interesante de este proyecto es el concepto de colaboración radial, estrategia ganar/ganar y la utilización intensiva de herramientas 2.0. Resulta muy alentador descubrir cómo empresas de muy distinto tamaño, ubicación y segmento son capaces de iniciar proyectos comunes en torno a estas ideas de colaboración y ganancia mutua que hemos mencionado.

Son muchos los que creen que la introducción gradual de las herramientas y filosofías 2.0 está siendo gracias a las acciones y compromisos que están tomando las PYMES y que las grandes empresas van varios pasos por detrás. Hay una cierta inercia en el proceso de toma de decisiones y construcción conceptual de estas corporaciones, fruto de una forma de hacer las cosas que cuesta cambiar. Dice Edward de Bono, el introductor del pensamiento lateral, que “el que la información tenga sentido en un momento dado no quiere decir que siga teniendo sentido indefinidamente. Llega un momento en que no se puede seguir admitiendo información si no se reestructura el modelo en cuestión.”

En el caso de la Cooperativa Hotelera estamos viendo la puesta en común de la capacidad y conocimiento de cada empresa buscando un bien colectivo, además se obvia el factor espacial al integrarse establecimientos de todo el estado a través de herramientas de networking y se busca el efecto viral que puede incrementarse al integrar la presencia que individualmente cada establecimiento tiene en la Red enfocándolas hacia objetivos comunes.

En palabras de la propia Cooperativa, “Creemos campañas puntuales que nos impliquen a tod@s, en medida de lo posible a coste 0 y hagámoslas públicas, de forma conjunta, aprovechando nuestra presencia en redes sociales, de forma que lleguen a un volumen impensable de gente si lo hiciéramos de forma individual".

Pero los objetivos no se circunscriben sólo a la pura promoción, la creación de nuevos productos, promociones e incluso conceptos son otros de los posibles resultados de esta unión. Surge así la posibilidad de aplicar el concepto de Responsabilidad Social Preventiva al entorno turístico. Como se ve la ventaja de este tipo de estrategias es la existencia de un brainstorming informal permanente que va añadiendo valor a las acciones que se desarrollan conjuntamente.

De momento hay 33 establecimientos unidos al proyecto y se espera que en poco tiempo se añadan más. La primera campaña emprendida ha sido la Travel Web Café, que invita a un café y a una hora de Wifi a cualquier usuario de Twitter o Facebook en cualquier establecimiento de la Cooperativa.

Por supuesto este tipo de proyectos tiene dos fases, uno inicial que es en el que se encuentra en el que la propia novedad del proyecto genera un buzz muy interesante como promoción viral y que por sí solo justifica la puesta en marcha del proyecto. Pero hay una segunda fase que se centra en la gestión diaria que genera sus propios peligros pero que supone la verdadera razón de ser del proyecto, aplicar la colaboración y la inteligencia colectiva al desarrollo de nuevas estrategias de comercialización, promoción y creación de productos.

No olvidemos además la nada desdeñable posibilidad de que cada establecimiento actúe como una especie de agente de otro establecimiento situado en un destino distinto. La conexión que se crea entre los integrantes de proyectos colaborativos suele generar un aumento de las oportunidades de negocio de modo que, si no se puede hablar de la creación de un nuevo canal de venta, sí puede aportar valor a la conversación y aumentar la reputación de los integrantes de en este caso la Cooperativa.

Como decimos, estamos viendo cómo los más pequeños son los que están comprendiendo mejor que nadie qué es esto de la filosofía 2.0. Tal vez por necesidad, tal vez por convencimiento son ellos los que están impulsando las estrategias de colaboración, gestión radial y ganancia mutua. Proyectos como la Cooperativa Hotelera no hacen sino reforzar estas afirmaciones.
 
Juan Sobejano  (juan.sobejano@hosteltur.com)
 
Twitter Cooperativa hotelera.jpgTwitter Cooperativa hotelera.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.