Diario 5349 15.08.2018 | 10:48
Hosteltur: Noticias de turismo

Más de 1.800 pasajeros afectados por el corte de la línea AVE Madrid-Sevilla-Málaga

11 agosto, 2009
La suspensión de la circulación de la línea entre Madrid, Sevilla y Málaga como consecuencia de los daños causados en las infraestructuras por una tormenta en la provincia de Toledo afectaron ayer a un total de 1.890 viajeros y 16 trenes de alta velocidad. La repercusión será aún mayor, ya que tampoco han salido los trenes de la mañana. Adif espera restablecer la circulación lo antes posible y ha establecido un plan alternativo contratando 49 autobuses.


Según cálculos de Renfe, hasta las 14.00 horas de hoy podrían verse afectados por este corte 13 trenes AVE con origen Madrid (2.273 viajeros), 9 con destino Madrid (1.394 viajeros) y dos trasversales Sevilla/Málaga-Barcelona; tres trenes de Larga Distancia (Madrid-Algeciras-Madrid y Granada-Madrid), con 300 pasajeros en total; y 25 trenes de Media Distancia (11 Madrid-Puertollano-Madrid y 14 Madrid-Toledo-Madrid), con 2.025 viajeros.

Desde las 21.00 horas de ayer se mantiene suspendida la circulación de Alta Velocidad y Larga Distancia por los desperfectos causados por la lluvia en el tramo comprendido entre Yeles y La Sagra, en Toledo.
Por lo que se refiere a las circulaciones de Alta Velocidad y Larga Distancia, la suspensión del tráfico afectó a seis trenes AVE que fueron suprimidos en origen (dos Madrid-Málaga, uno Madrid-Sevilla, dos Sevilla-Madrid, uno Madrid-Sevilla).

En cuanto a los trenes que se encontraban circulando en el momento de la suspensión del servicio, tres de ellos fueron desviados hasta Toledo y sus viajeros continuaron el trayecto por carretera hasta Madrid, y un cuarto ha sido detenido en Puertollano desde donde se han trasladado a los viajeros por carretera a Madrid.

En cuanto a las lanzaderas de Media Distancia, la suspensión afectó a dos trenes de la relación Madrid-Toledo, uno por sentido, así como a otros dos, también uno por sentido, de la relación Puertollano-Ciudad-Real-Madrid.

Según explicó el operador ferroviario, las fuertes lluvias caídas a última hora de la tarde de ayer en Toledo desguarnecieron el balastro de piedras sobre el que se sustentan los raíles de las vías. Además, la concentración de agua en el tramo comprendido entre La Sagra y Yeles afectó a las células fotoeléctricas que detectan el paso de los trenes, lo que dificultaba la coordinación desde el Centro Operativo situado en Madrid.

HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)


Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.