Diario 5349 15.08.2018 | 10:48
Hosteltur: Noticias de turismo

El 787 empezará a volar a finales de 2010, con dos años de retraso

29 agosto, 2009
Boeing ha anunciado que entregará el primer 787 Dreamliner en el cuarto trimestre de 2010, lo que supone un retraso de unos dos años en los planes originales, que ha dejado tras de sí molestias y numerosas cancelaciones. Air Europa, British Airways o Air Berlin son algunas de las aerolíneas perjudicadas.
El primer vuelo se realizará a finales de 2009 y el fabricante prevé alcanzar una tasa de producción de diez aviones al mes en 2013.
 
Inicialmente la primera entrega estaba prevista para mayo de 2008, pero desde su lanzamiento como producto en 2004, como ha venido informando HOSTELTUR , las pruebas de vuelo y los plazos de entrega se han retrasado ya en varias ocasiones.

El  presidente de Boeing, Jim McNerney ha explicado que Boeing se había visto obligado a aplazar nuevamente el primer vuelo del nuevo modelo 787 Dreamliner después de que en las comprobaciones periódicas se constatara la necesidad de reforzar un área en la sección que une el fuselaje con las alas del avión. Añadió que el nuevo calendario también aporta una semanas adicionales de margen para reducir los riesgos en los vuelos de prueba y en las certificaciones.

Motivo de mas de 70 cancelaciones
 
En los primeros siete meses del año Boeing acumuló un total de 89 cancelaciones, lo que le hace superar de lejos en este aspecto a su rival Airbus, que con 22 anulaciones también se está viendo afectado por la crisis. Al fabricante norteamericano le pesó más la impaciencia generada por los retrasos del 787, pues 73 de las 89 anulaciones correspondieron a ese modelo.

Entre las aerolíneas perjudicadas por este retraso se encuentra, por ejemplo, Air Europa, que pidió a comienzos de 2008 ocho 787, precisamente ante el retraso de Airbus; Air Berlin, que encargó 25 aparatos en julio de 2007; o British Airways y Continental Airlines que pidieron otros 24 y 25 de este modelo, respectivamente, hasta el mismo año.
 
Entre los clientes que han pedido un 787 Dreamliner en los últimos meses están All Nippon Airways (ANA), que adquirió cinco por 830 millones de dólares (585 millones de euros), y  Gulf Air, que compró otros ocho por 1.336 millones de dólares (942 millones de euros).
 
No sufrirá pérdidas con las pruebas

El presidente de Boeing explicó que los detalles del diseño y el plan de ejecución están prácticamente completados y que el equipo de trabajo está preparando otros aviones, aparte del que realizará el primer vuelo, para su modificación y para la realización de pruebas.

Con este nuevo calendario, el constructor aeronáutico espera que el programa del 787 no registrará posteriores pérdidas, y que el gasto antes de impuestos de 2.500 millones de dólares (1.756 millones de euros) para que los tres primeros aviones realicen vuelos de prueba no supondrá pérdida para de la compañía.

Ángeles Vargas (transportes@hosteltur.com)
 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.