Diario 5430 16.11.2018 | 19:03
Hosteltur: Noticias de turismo

El rechazo al turismo, ¿una tendencia social al alza?

3 septiembre, 2009
Cada vez más destinos se plantean la necesidad de llevar a cabo campañas de promoción dirigidas a la población local, con el fin de "sensibilizar" sobre la importancia de la actividad turística. París y Turín ya realizaron campañas en esta línea, mientras que Balears y Canarias preparan acciones similares.
El rechazo al turismo es una tendencia social que, aunque minoritaria, comienza a observarse en determinados destinos. Sobre todo allá donde el turismo se asocia a masificación de ciertas áreas, problemas de limpieza, ruidos, encarecimiento de precios...

Este discurso también se acaba reflejando en los medios de comunicación. Recientemente, un diario titulaba un reportaje: "¿Tiene Barcelona demasiados turistas?"? Por un momento, imaginemos qué escándalo hubiera generado un reportaje sobre la inmigración que se hubiera titulado "¿Tiene Barcelona demasiados inmigrantes?".  Y la editorial de otro periódico de la misma ciudad sostenía meses después: "El turismo molesta pero lo necesitamos".

A todo ello podríamos añadir la realización de encuestas sobre "los turitas que peor se comportan en el extranjero, por nacionalidades", como las realizadas por la agencia on line Expedia o Trivago, que acaban siendo recogidas por los medios de comunicación.

En opinión de Juan Miguel Rodríguez, licenciado en Historia por la UCM y blogguer de la Comunidad Hosteltur, "el paralelismo entre turismo e inmigración es acertado. De hecho, la actitud de rechazo y/o aceptación en los dos ámbitos es común. Quizás la respuesta ciudadana reside en una tendencia generalizada a rechazar los cambios".

En cualquier caso, en determinados destinos ha comenzado a generarse un discurso en algunos círculos sociales, políticos y mediáticos que puede contribuir a deshumanizar a las personas, aunque sea de manera inconsciente. Los turistas dejan de tener nombre y apellidos para ser billetes con patas. Y si esta percepción del turista se extendiera entre los residentes de un destino, la relación con los visitantes sería de lo más materialista.

"Turistofobia"

En un artículo publicado en el diario El País, titulado "Turistofobia", el antropólogo Manuel Delgado apuntaba que turistas e inmigrantes "son vistos como nuevos en la ciudad (?) ese mismo factor es el que hace a ambos protagonistas potenciales de un mismo imaginario que advierte en el forastero la figura del bárbaro invasor al que hay que mantener aislado y vigilado".

En todo caso, añadía este antropólogo, "no es el turismo el que ha vaciado los centros históricos, sino la gestión de la ciudad como negocio".

En Barcelona, precisamente, se está realizando un nuevo plan estratégico para el turismo, que entre otras cuestiones abordará cómo mitigar la alta presión turística que sufren determinados barrios de la ciudad.

El tema también ha sido objeto de debate en la Comunidad Hosteltur. Miguel Canals, desde Balears, comentaba en su blog la reciente intención del Govern de las islas de "fomentar una actitud positiva de la población residente hacia el turismo cambiando ciertas percepciones negativas, generalmente ligadas a la sostenibilidad ambiental y la calidad de vida tradicional".

Según expone Canals, "como iniciativa está muy bien y la aplaudo, pero parece ser que estamos 'aceptando/declarando' ante el mundo que los residentes de Balears estamos molestos con el turismo y ahora el Govern se ve obligado a hacernos cambiar de opinión".

Por ello, añadía, la Administración debería vigilar "la imagen que podemos dar fuera y dentro de las Islas o las malas interpretaciones que pueden resultar" de dicha campaña. De hecho, apostilla, "aún recuerdo cuando la prensa europea (sobre todo alemana) comentaba que los alemanes no eran bien acogidos por los mallorquines".

Rechazo al cambio

Otro destino que ha fijado como objetivo "sensibilizar a la población residente de la importancia del turismo" es el archipiélago canario, tal como recoge el plan de actuaciones 2007-2011 del gobierno autonómico. Dichas medidas contemplan la realización de un estudio para saber qué opinan los isleños sobre el turismo y la campaña de sensibilización "Pon un turista en tu vida".

Cabe recordar que París ha realizado algunos proyectos de sensibilización parecidos. Por ejemplo, mediante la campaña "París os sonríe" (basada en presentaciones, distribución de folletos, carteles, etc) el ayuntamiento quiso recordar a los parisinos las ventajas de ser uno de los principales destinos turísticos del mundo.

Sin turismo, se explicaba en dicha campaña, el transporte público sería más caro, la torre Eiffel habría sido destruída, se suprimiría una de cada cinco empleos, Orsay sería una estación o un edificio abandonado en lugar de un magnífico museo, etc.

Estudios

Varios destinos apuestan también por realizar encuestas e informes con el fin de comprobar el nivel de sensibilización de los ciudadanos hacia la actividad turística. Por ejemplo, el año pasado el Patronato Provincial de Turismo de Huelva realizó un estudio sobre "La percepción social de los onubenses sobre el turismo".

Dicho trabajo, realizado por la Universidad de Huelva, indicó que "los ciudadanos onubenses apuestan por un modelo de desarrollo turístico sostenible que compatibilice la generación de empleo y riqueza con la anhelada preservación del medio natural". Según informó el Patronato, "la sociedad de Huelva sigue demostrando que cree en el turismo, ?pero no de cualquier forma, ni a cualquier precio?.

Rentabilidad observable

En suma, las transformaciones que pueda acarrear la irrupción de los turistas en un destino pueden contribuir a generar rechazo social, según expone Juan Miguel Rodríguez, "sobre todo cuando la rentabilidad de dicho cambio no es observable de primera mano y a corto plazo".

Por este motivo, añade, "si las políticas correspondientes no saben llegar al ciudadano y venderle la rentabilidad (esa que se requiere a corto plazo) sin deshumanizar el concepto que moviliza el cambio (ya sea un turista o un inmigrante), entonces el rechazo crece sin control".

Este reportaje, en versión reducida, también puede ser leído en la revista HOSTELTUR del mes de septiembre e igualmente puede descargarse como documento PDF a través de este enlace.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)

 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.