El Gobierno mantendrá el poder adquisitivo de los funcionarios en 2010

El Gobierno se ha comprometido con los sindicatos a mantener el poder adquisitivo de los salarios de los empleados públicos en el año 2010. Así ha quedado establecido en el encuentro entre los representantes de las Federaciones de Servicios Públicos de CC OO y UGT y el presidente de CSI-CSIF, Domingo Fernández y la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega.

De esta forma, los sindicatos mostraron su satisfacción ante la actitud del Gobierno, aunque aseguraron que, durante la reunión, no se han tratado puntos concretos en cuanto a los salarios, como la propuesta de incremento del 1% planteada por CC OO y UGT para el próximo año.

Por parte del Gobierno, la secretaria de Estado de la Función Pública, Carmen Gomis, admitió que existen discrepancias en algunos temas, pero confió en alcanzar un acuerdo porque "claramente" hay objetivos comunes que permitirán acercar posiciones en futuros encuentros.

Explicó que De la Vega ha propuesto un acuerdo a los sindicatos que gire en torno a tres puntos básicos: un marco de retribuciones que asegure que los empleados públicos no perderán poder adquisitivo, un plan de desarrollo del Estatuto del trabajador público como herramienta de modernización y una adecuación de la oferta de empleo público a las nuevas demandas y necesidades de la situación económica.

Gomis manifestó que el encuentro mantenido se puede calificar como una reunión "formal" que se ha celebrado en un clima "constructivo", aunque aseguró que las negociaciones "no han hecho más que empezar", por lo que se seguirá trabajando en futuras reuniones. "Existen objetivos comunes y voluntad por parte de todos para el acuerdo, podemos confiar en que lo vamos a alcanzar", subrayó.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda, consideró "una buena noticia" el escenario de acuerdo planteado por el Ejecutivo, puesto que es similar desde el punto de vista negociador al del año 2004.

Asimismo, celebró que el Gobierno tenga intención de mantener el poder adquisitivo de los empleados públicos, sobre todo en un momento en el que los salarios sólo pueden ser elementos de "contrastes, desacuerdos y críticas recíprocas". "Esa voluntad mostrada de volver a la senda del diálogo social se puede valorar positivamente", añadió.

En este sentido, valoró una vez más positivamente que el Gobierno no tenga "la menor intención" de que los empleados públicos pierdan poder adquisitivo aunque pretenda cierta contención salarial, pero advirtió de que los sindicatos no se "quedarán en las palabras", tal y como les recomienda la experiencia del año 1995, cuando el acuerdo firmado con el Gobierno acabó en la Audiencia Nacional.

Oferta de empleo público

Preguntados el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la reducción de la oferta de empleo público en 2010, tanto Lacuerda como Fossoul entendieron que la oferta no puede ser la misma que en años anteriores, pero confiaron en que el Ejecutivo tenga en cuenta las necesidades de la sociedad.

Por su parte, el presidente de CSI-CSIF se mostró "razonablemente contento" con el comienzo de la negociación y con el compromiso del Gobierno de buscar fórmulas que permitan mantener el poder adquisitivo de los salarios.

Asimismo, valoró "positivamente" la coincidencia entre los diferentes sindicatos y la Administración en los puntos básicos de la negociación y los objetivos a alcanzar. "Se dan aspectos positivos para que la negociación, con suerte y horas de trabajo, se pueda concretar en un acuerdo satisfactorio para todos", aventuró.

HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.