Turismo gay, una apuesta del sector público y el privado ante la crisis

En un momento delicado para el sector turístico, obligado a lidiar con la reducción del gasto a causa de la crisis económica internacional, el turismo diseñado especialmente para el colectivo homosexual se ha convertido en una mina de oro capaz de generar importantes beneficios a largo plazo.


Así lo aseguró el consejero delegado de la consultora Out Now, Ian Johnson, quien señaló que tan sólo en el Reino Unido los cerca de 3 millones de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales británicos cuentan con unos ingresos totales de 81.000 millones de libras (89.600 millones de euros), lo que supone un nicho de mercado "muy atractivo" en estos momentos.

El responsable de esta consultora especializada en el ámbito homosexual destacó durante una rueda de prensa celebrada en el marco de la feria World Travel Market (WTM) que "no se puede cerrar la puerta a un colectivo que mueve 700.000 millones de dólares (467.500 millones de euros) en EEUU y que agrupa a 12 millones de personas en Latinoamérica, 15 millones de europeos y más de 1 millón de australianos".

"A los gays y a las lesbianas les encanta viajar y cuando lo hacen les gusta sentirse bienvenidos y tener la seguridad de que se les va a tratar con todo el respeto que merecen", indicó Johnson.

Destinos a la medida

Desde hace unos años, son muchas las ciudades que han comprendido las posibilidades de este negocio y se han presentado como "destino turístico gay", ofreciendo rutas específicamente diseñadas para este colectivo.

Este es el caso de Tel Aviv, que a través de una oferta que mezcla cultura, historia, sol, playa y ocio nocturno, pretende presentarse como una nueva "capital de la homosexualidad". En palabras del asesor de Turismo del Ayuntamiento de Tel Aviv, Yaniv Waizman, la manera de abordar y convencer a este colectivo no es mediante grandes campañas de marketing, sino "proporcionando a los turistas gratas experiencias que después vayan contando a sus conocidos".
 
Asimismo, Uruguay también es un ejemplo de adaptabilidad para este colectivo. El asesor del Ministerio de Turismo, Benjamín Liberoff afirmó que la oferta turística uruguaya es muy variada, y va desde el típico destino de sol y playa -dirigido fundamentalmente al mercado argentino- hasta el turismo en el medio rural o incluso el dirigido a satisfacer las demandas del público gay.
 
"En nuestro país se reconoce a las parejas del mismo sexo y es uno de los pocos en donde se les permite adoptar. Eso lo hace interesante para ellos, y por eso nos estamos adecuando a él", explicó.

Las recomendaciones son más efectivas

Los expertos coinciden en señalar al "boca a boca" como el principal medio por el que los homosexuales deciden dónde pasar sus vacaciones, seguido muy de cerca por las redes sociales.

Además, indican que en estos difíciles momentos económicos, la apuesta por este nicho de mercado que hace unas décadas apenas aparecía en el mapa se hace ahora indispensable.

De hecho, según los datos de la Asociación de Turismo de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales (IGLTA, siglas en inglés), el poder adquisitivo de este colectivo, su mayor control del tiempo libre y su curiosidad por conocer otras culturas han hecho que el "turismo gay" haya sido capaz de resistir la crisis mejor de lo que lo ha hecho el "turismo heterosexual".
 
Noelia Cedrés (actualidad@hosteltur.com)
 
gays1 fuera.jpggays1 fuera.jpg

gays1.jpggays1.jpg

gays1.jpggays1.jpg

Comentarios 3

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

CARLO TADEL13/11/2009 17:11:00

¡¡Otra vez con el rollo del Turismo gay!!. Yo no veo necesidad de gastar dinero público en fomentar el turismo gay. Quiero aclarar conceptos de lo que llamamos Turismo gay. Hay destinos que interesan a los Gays igual, igual , igual que a los heterosexuales, esto es. Yo no se si un Gay ve las Pirámides de Giza (por poner un ejemplo) de manera diferente a un heterosexual, pero me imagino que no. Otra cosa en esto de los viajes es el ambiente gay y ese ambiente se lo conocen muy bien los gays. O ¿no sabe muy bien un gay que ambiente se respira en Gran Canaria, en ciertas zonas de Ibiza, en el Ensanche Barcelonés o en Chueca?. Si eso es así , el turismo receptivo lo tiene que saber, el emisor, disponer de operativa para poder vender, pero ojo, que pongo también en duda que esa aseveración de que los gays disponen de más dinero, yo no se de dónde se saca. Los gays a los que yo les vendo son tacaños como ellos solos.

00 Más comentarios del lector Responder

tonin13/11/2009 18:11:00

Muy buen comentario Carlo,lo de que disponen de mas dinero
dicen que es porque no tienen hijos que mantener,no se,pero pienso que como en todos los colectivos debe haber gays ricos y gays pobres.Tambien que siempre me han parecido mal los aparteids,de acuerdo que historicamente han padecido todo tipo de insultos,discriminación e incluso agresiones,pero hoy en dia no esta bien que se separen del resto de la sociedad por su opción sexual,que por otra parte es un tema privado de cada cual y en el que los demas no tenemos que decir nada a nadie.Si el dinero público se emplea en animar estos lugares aparteids es inmoral e injusto.

00 Más comentarios del lector Responder

Joselitiko13/01/2010 13:01:00

Bueno bueno, creo que habeis sacado las cosas un poco de quicio comparando el marketing segmentado con el apartheid.... (pero bueno, opinión mia eh).
La realidad, es que existe un determinado segmento turistico lgtb y resulta bastante atractivo. Segmentar no significa segregar, eso lo primero; significa ofrecer una oferta y una serie de servicios necesarios y adecuados para este colectivo, y por otro lado, muy demandados (mirad sino la cadena axel hoteles, que se está forrando).
Por aclarar, el turismo gay o lgtb, no quiere decir que lo practiquen todos los integrantes de este colectivo, sino, que es un tipo de turismo, que te va a ofrecer unos servicios especialmente dirigidos a la comunidad, y una garantía de respeto, libertad, y trato digno ( ni que decir tiene, que algo tan simple no se da en cualquier ámbito turistico). Hay 7 paises del mundo que castigan la homosexualidad con la pena de muerte, y 80 (!!!!) en los que está perseguido por la ley (por aclarar un poco las cosas, ya que hablais de apartheid....)
En referencia al nivel de gasto medio que arroja el perfil de turista de este segmento (insisto, no el homosexual medio, sino el homosexual que consume productos digamos de "marca gayfriendly"), no es que lo diga yo, sino que según un estudio de Turespaña, es bastante superior, al gasto medio del turista heterosexual (que abarca todo lo demás que no es considerado turismo especificamente gayfriendly) ¿lo entendéis planteado de esta manera?
Y digo yo que ésta entidad contará con los instrumentos necesarios como para elaborar estadisticas fiables para el sector turistico español, digo yo...
Por poner un par de ejemplos, si alguno es de Madrid, sabrá la enorme repercusión que tiene para los hosteleros de todo el centro la celebración del Orgullo a principios de Julio (un mes negro para la capital en cifras). Decenas de miles de personas llegadas de todo el mundo vienen a celebrar el que se ha convertido en el orgullo lgtb más importante de Europa, y uno de los mas grandes del mundo (elegido por la revista Out Travel, la mas importante de viajes lgtb, como el más recomendado del mundo, insisto, no es moco de pavo). Todo ello sin un misero céntimo de las autoridades madrileñas. ¿Os parece mal, por ejemplo, destinar dinero público promocionar el que es el mayor evento popular de la capital? A mi no.
En lo referente a destinos, Sitges como destino lgtb por excelencia, en la costa mediterranea, tiene el precio del suelo por metro cuadrado mas alto de todo el pais. Y chueca, y la calle fuencarral, han superado a la misma calle Serrano.
Sinceramente, creo que se subestima bastante el poder de esto segmento de mercado. Con las estupendas condiciones que presenta españa para atraer a este tipo de turismo (legislación, tolerancia, climas...), y que no se haga practicamente nada, me entristece; y me parece de una falta de visión estratégica abismal.
Personalmente os contestaré a la cuestión del apartheid: Yo como gay, para mis vacaciones quiero la seguridad y el respeto que merezco para pasear con mi pareja de la mano sin la más minima molestia o miradas malintencionadas.
Para ser activsta y luchar contra la homofobia tengo el resto de dias del año de mi vida cotidiana. ¿Ha quedado claro?

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.