Diario 5715 17.10.2019 | 05:25
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

El turismo de reuniones espera remontar en 2010, pero con recortes de gastos por doquier y más competencia

4 diciembre, 2009
Las empresas turísticas y destinos especializados en el segmento de congresos, convenciones e incentivos prevén que 2010 será levemente mejor a 2009, tras la celebración de la feria EIBTM en Barcelona, que ha permitido tomar el pulso al sector. Se respira un optimismo moderado. Pero a pesar de que el número de eventos pueda remontar, los recortes de gastos se imponen por doquier.
"El pasado mes de septiembre organizé un estupendo viaje de incentivo para los 150 mejores vendedores de una compañía de seguros. Por todo lo alto. Como en los viejos tiempos. Pero esto, que antes era lo normal, ahora es la anécdota", resume Olga Navarro, directora de ventas de la agencia receptiva ITB y directora de comunicación de la asociación SITE Spain.

Al igual que esta profesional del turismo de reuniones, otros colegas suyos del sector han visto cómo en 2009 la demanda de viajes de incentivos "puros" prácticamente se ha desvanecido. Y un tipo de producto que surgió hace tres años como tendencia emergente, los llamados "meetincentives" (viajes de trabajo, con algún entretenimiento), se ha consolidado plenamente en el mercado.

En cualquier caso, y tras un ejercicio muy complicado debido a la caída de la demanda de viajes por parte de las empresas, el sector comienza a ver la luz al final del túnel.

Leves señales de recuperación

Así, y según apunta Rob Davidson, autor del informe "Industry Trends and Market Share Report", presentado ayer en la feria EIBTM, el segmento de congresos, convenciones e incentivos comienza a mostrar leves señales de recuperación de cara al año que viene.
 
En este sentido, recientes indicadores, como el último barómetro de la asociación Meetings Professional International (MPI), revelan un incremento de las reservas para el año que viene, "aunque vamos a ver congresos y convenciones más pequeños", explica Davidson.
 
La contratación de reuniones con menos delegados y de menor duración, una tendencia que ya venía registrándose desde 2008, se ha acentuado en 2009, comenta este experto.
 
"Las empresas que deben organizar una reunión comparan precios constantemente, cada vez optan más por los eventos de un solo día para reducir las noches de hotel y eligen menos proveedores para lograr economías de escala".

No solo la crisis económica ha reducido drásticamente el número de convenciones y viajes de incentivos organizados por las empresas. También el miedo al "que dirán" ha llevado a numerosos directores financieros a recortar estos gastos, explica Davidson. "En tiempos de crisis, las compañías, sobre todo las de ciertos sectores económicos, están siendo severamente escrutadas por los medios de comunicación".

El próximo año, se espera que las empresas que más reuniones demandarán serán aquellas vinculadas a los sectores farmacéutico y de servicios financieros, mientras que las compañías de automoción y tecnologías de la información disminuirán su presupuesto para convenciones e incentivos.
 
Según expone Rob Davidson, "el turismo de reuniones es más que nunca un mercado dominado por los compradores".
 
La demanda de las asociaciones se mantiene

Si bien la crisis económica ha reducido drásticamente el número de convenciones y viajes de incentivos organizados por las empresas en 2009, la demanda de las asociaciones (colegios de médicos, abogados, farmacéuticos, etc) se ha mantenido estable y así seguirá en los próximos años. Pero también en este segmento se están reduciendo los gastos.
 
Además, remarca Rob Davidson, destinos y empresas turísticas deberían prestar más atención al segmento conocido como SMERF (social, military, educational, religious & fraternal).
 
"Se trata de un mercado desconocido para muchos proveedores, pero recomiendo no ignorarlo. Los participantes en estas reuniones no hacen un gran gasto, pero en países como Reino Unido y EEUU llenan palacios de congresos y hoteles los fines de semana", explica Rob Davidson.

Optimismo moderado
 
La feria EIBTM se clausuró ayer en Barcelona tras tres días de exposición, donde empresas y destinos de 92 países dieron a conocer su oferta para el segmento de congresos, convenciones e incentivos. Por el evento pasaron cerca de 7.500 visitantes profesionales, cifra similar a la del año anterior, según informó la organización.

"La EIBTM ha sido un buen barómetro del mercado. Hay optimismo de cara al futuro, aunque el sector asume que 2010 no será un año fácil", apunta Vanessa Cotton, directiva de la empresa organizadora de la feria, Reed Travel Exhibitions.

Para el presidente del consorcio Turisme de Barcelona, Joan Gaspart, en la EIBTM se ha respirado un "espíritu positivo". Gaspart ha remarcado igualmente "la sensación de reactivación del turismo de reuniones, especialmente de la demanda corporativa":

Multiplicación de la oferta
 
En cualquier caso, este salón ha evidenciado, un año más, el crecimiento de la oferta de reuniones por casi todos los rincones del mundo. Los países del este de Europa, por ejemplo, que hasta hace dos años se vendían casi exclusivamente como destinos para incentivos, cada vez cuentan con mejores infraestructuras y servicios para acoger congresos y grandes convenciones.

Y este incremento de la competencia, expone Olga Navarro, no se ha visto acompañado en absoluto por un aumento de la demanda, por lo que el reparto del mercado está cada vez más disputado. Por ello, vaticina, en 2010 las agencias receptivas, hoteles, centros de convenciones, convention bureaux, etc, tendrán que "trabajar más para ganar menos".
 
Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.