Diario 5715 16.10.2019 | 11:17
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El Gordo cae en Marsans

Fomento retira la licencia de vuelo a Air Comet por insolvencia

22 diciembre, 2009
El Ministerio de Fomento ha comunicado esta mañana a la dirección de Air Comet la retirada de la licencia de vuelo debido a "su situación de insolvencia"; según ha anunciado la secretaria de Estado de Transportes, Concha Gutiérrez. Mientras, los trabajadores de Marsans, a diferencia de sus compañeros de Air Comet, recibían una gran alegría: el Gordo de Navidad ha caído en la empresa de Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz.
La secretaria de Transportes ha asegurado que a las 12.00 horas de esta mañana, hora a la que se cumplía el plazo de 12 horas que Fomento otorgó a la compañía, la aerolínea "no ha presentado el plan de viabilidad requerido".   

Fomento, que se ha puesto en contacto con varias compañías que operan en Latinoamérica para reubicar a los pasajeros en otros vuelos, se está planteando "fletar a partir de mañana algún avión".

El Gordo cae en Marsans

Y en medio de todo lo que están viviendo los pasajeros y trabajadores de Air Comet, se conoció que la dirección regional Centro del Grupo Marsans compró, para vender entre sus trabajadores, el número 78.294, agraciado hoy con el Gordo del Sorteo de Navidad.

Fuentes del Grupo Marsans han informado de que el número está repartido entre las oficinas a pie de calle de Viajes Crisol y Viajes Marsans situadas en Madrid y pertenecientes a dicho grupo.

Fomento garantizará el derecho a volar de los afectados

El ministro de Fomento, José Blanco, por su parte, aseguró que su departamento garantizará de forma subsidiaria el derecho a volar de "todos los pasajeros" afectados por la situación de Air Comet en caso de que la compañía no presente finalmente el plan de actuación requerido.

Blanco reveló que Air Comet rechazó ayer una propuesta del banco con el que negocia su refinanciación alegando que la "compañía no tenía dinero ni para combustible".   

"Por lo tanto, estamos en una situación límite y es la hora de tomar decisiones y nosotros las vamos a tomar para garantizar el derecho de los pasajeros y también todo lo que tenga que ver con la seguridad", afirmó el ministro tras firmar varios convenios del 1% cultural.

El ministro afirmó haber hablado por la mañana con el presidente de Marsans, Gonzalo Pascual, y que "Fomento ya venía inspeccionando a la compañía, a la que incluso había abierto un expediente, si bien indicó que en este momento su "máxima preocupación" será garantizar el derecho a volar de los pasajeros".

Paralelamente, la Dirección General de Aviación Civil mantiene en servicio 24 horas tres números de teléfono (91 5978321, 91 5975075 y 91 5977231) para facilitar información a los pasajeros o usuarios de Air Comet.

Un tribunal británico inmovilizó su flota

Tras casi un año de déficit y tapar ?huecos", Air Comet cierra. Y lo hace obligada por la orden de un tribunal británico que le prohíbe movilizar su flota y vender más billetes hasta que afronte una deuda acumulada, superior a los 17 millones de euros, por el leasing de aviones. La empresa se propone presentar en las próximas horas un concurso voluntario de acreedores y un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para toda su plantilla, de 640 trabajadores. El Gobierno abrió anoche un expediente a la compañía. La medida afecta a más de 9.000 pasajeros que tenían billete para los próximos días.

La compañía comunicó al comité de empresa el cierre de la aerolínea. Desde el fin de semana no vendía y ayer, dejó de volar quedando en tierra el vuelo programado a Lima. La aerolínea propiedad de Gerardo Díaz y Gonzalo Pascual fue demandada ante la Corte de Londres por el banco alemán Nord Bank.

La plantilla pasará a un ERE, algunos con el pago pendiente de entre seis y ocho nóminas. Ayer precisamente era la primera fecha que les había dado la dirección de Air Comet para recibir un primer pago de los salarios nóminas que les adeudaba, dentro del acuerdo para que desconvocaran la huelga. Tras conocerse la noticia, unos 50 trabajadores se concentraron anoche en la T1 del Aeropureto madrileño de Barajas, frente a la oficina de venta de la compañía. Algunos perdieron los estribos, desesperados ante el riesgo de no poder cobrar todo lo que les adeuda la empresa que suma ya siete millones de euros, dentro de la deuda global de la compañía de más de 100 millones. También los nervios y la exasperación se apoderó de varios pasajeros que estaban a la espera de poder abordar su vuelo a la capital peruana.

Más de 9.000 personas se verán afectadas, sin poder utilizar sus pasajes en los próximos días, comprados algunos hace un año, y unas 1.500 no podrán viajar en Navidad.

La aerolínea tiene una media de seis vuelos diarios de ida y otros tantos de vuelta, en los que transporta a unos 1.500 pasajeros al día.Los destinos que opera diariamente son a las ciudades de Guayaquil, Lima, Buenos Aires, Bogotá, La Habana y Quito.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) anunció anoche la apertura de un expediente sancionador por una factible infracción muy grave que puede derivar en una multa de varios millones y le da un plazo de 12 horas para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones con sus usuarios.

En un comunicado, la compañía ha explicado que un juez de la Corte Suprema de Londres dictó la sentencia sin darles la posibilidad de un recurso suspensivo. La orden es tajante y Air Comet debe hacer hoy un depósito de 25 millones de dólares (17,4 millones de euros) so pena de embargársele los aviones en leasing con la entidad alemana.

Desde Air Comet resaltan que se le han cerrado a la empresa las posibilidades de financiación con la prohibición de venta y de operación. "A la vista de esta orden judicial de obligado cumplimiento Air Comet suspende todas las operaciones de vuelo y prepara un ERE para la totalidad de la plantilla e inicia los trámirtes para abrir un concurso voluntario de acreedores", anunciaron sus portavoces.

Expediente y sanciones

Ayer, pasadas las 12:00 de la noche, la AESA ha dictado una resolución en la que da un plazo de 12 horas a Air Comet para que presente ante este organismo del Ministerio de Fomento un Plan que asegure el cumplimiento de las obligaciones que se derivan del contrato privado de transporte que tiene suscrito con los pasajeros. Insta también a esta compañía a que preste especial atención al traslado de aquellos en ruta; es decir, que han realizado un desplazamiento de ida entre España y países de Latinoamérica, o viceversa, y deben retornar a su lugar de origen.
 
Las autoridades destacan que "esta resolución de AESA se produce ante la falta de respuesta por parte de la compañía aérea al emplazamiento de urgencia realizado por la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Fomento, para que informase sobre las actuaciones que tenía previsto realizar para cumplir sus obligaciones respecto de los pasajeros".
 
AESA advierte asimismo en su resolución de que, si esta aerolínea no cumple con sus obligaciones,  el Ministerio de Fomento asumirá, de forma subsidiaria y con cargo a  Air Comet, la obligación de traslado de los pasajeros a su destino, como en su momento hizo con Air Madrid. Esta actuación subsidiaria por parte de Fomento tendrá el alcance que resulte necesario para atender las situaciones de urgente necesidad de los pasajeros.
 
La directora de AESA ha abierto también un expediente sancionador a Air Comet por la posible comisión de una infracción muy grave que prevé la Ley de Seguridad Aérea por incumplimiento de las obligaciones respecto de los pasajeros afectados por cancelaciones de vuelos de esta compañía. Esta sanción podría alcanzar los 4,5 millones de euros. 

Protestas

Esta mañana unos doscientos pasajeros que debían haber volado a Lima han cortado durante diez minutos una de las vías de llegada al aeropuerto de Madrid-Barajas, a la altura de la Terminal 1 para denunciar que su vuelo, que tenía que haber salido anoche, todavía no ha despegado. Piensan repetir la protesta cada media hora.

A grito de "queremos volar", los pasajeros lamentan que nadie les haya dado ninguna explicación sobre el cierre de la compañía, de lo que se enteraron anoche por los trabajadores de Air Comet.

Los pasajeros, la mayoría de origen peruano, han dado la vuelta a los carteles de Air Comet y han escrito sobre ellos "nos han robado, Díaz Ferrán ladrón".

Desde que los trabajadores fueron informados de que la compañía se cerraba, no hay ningún responsable, ni personal de Air Comet, en facturación, ni en venta de billetes. La mayoría de los pasajeros afectados son personas inmigrantes que pensaban trasladarse a su país para pasar las fiestas navideñas con sus familiares.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)



Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.