Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Fracasan las negociaciones entre BA y el sindicato de la tripulación de cabina de pasajerios

11 marzo, 2010
Las negociaciones entre la dirección de British Airways (BA) y del sindicato Unite, que representa mayoritariamente al personal de cabina, terminaron ayer sin acuerdo, lo que abre la puerta a una huelga de estos trabajadores en los próximos días.
La confederación sindical TUC, que ha organizado los contactos, informó de que las negociaciones terminaron sin consenso entre las partes y de que no hay programadas nuevas conversaciones.

El personal de cabina de BA votó el mes pasado en favor de convocar una huelga en contra de los recortes salariales y los cambios en las condiciones laborales que propone la dirección de la aerolínea para recortar gastos y reducir las pérdidas económicas.

El sindicato, que aseguró que una eventual huelga no afectará al periodo de vacaciones de Semana Santa, podría anunciar hoy jueves las fechas de los paros, que comenzarían como muy pronto siete días después del anuncio de la convocatoria.

Brendan Barber, secretario general de la TUC, manifestó que "pese al prolongado periodo de negociaciones no ha sido posible alcanzar un acuerdo entre British Airways y Unite", y añadió que la confederación "seguirá en contacto con las partes, aunque en estos momentos no esta previsto que se reanuden las negociaciones".

BA aseguró a través de un portavoz que sigue abierta a los contactos con los representantes sindicales, aunque reconoció que la posibilidad de llegar a un acuerdo es escasa.

La dirección de Unite se reúne hoy para decidir los siguientes pasos, después de que sus afiliados votaran masivamente en dos ocasiones en favor de ir a la huelga en contra de los planes de reestructuración salarial y laboral de la aerolínea.

Unite ya convocó una huelga durante 12 días en el último periodo navideño, pero no pudo llevarla finalmente a cabo porque un tribunal consideró ilegalmente su convocatoria, ya que trabajadores que no estaban en activo participaron en la votación que aprobó los paros.

La dirección de la aerolínea, que en noviembre acordó una fusión con la española Iberia, quiere reducir costes con la supresión de 1.200 puestos de trabajo, la reducción de la dotación del personal de cabina en los viajes de larga distancia y la congelación de los sueldos durante al menos dos años, entre otras medidas.

Unite rechazó este plan y presentó una oferta alternativa, que incluía una congelación salarial de un año para los trabajadores, un recorte del salario del 2,6% y la oferta a algunos empleados para que trabajen a media jornada.

También pedía mantener en 15 el número de tripulantes en los vuelos transatlánticos, y no en 14, como decidió la compañía, en una medida que ya fue considerada entonces como "irreversible".

Los responsables de BA rechazaron la propuesta de Unite al considerar que "quedaba de forma significativa por debajo" de los niveles de ahorro necesarios para sanear la aerolínea y que supondrían "recortes salariales para los miembros de la tripulación de entre 1.000 y 2.700 libras al año (entre 1.096 y 2.700 euros)".

La dirección y los trabajadores tampoco se pusieron de acuerdo sobre cómo solucionar el déficit de 3.700 millones de libras que soporta el fondo de pensiones de la aerolínea.



"Está previsto que la fusión genere unas sinergias anuales de aproximadamente 400 millones de euros y previsiblemente se habrá completado a finales de 2010", afirmó recientemente el presidente de British Airways, Willie Walsh.
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.