Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. ACTUALIZACIÓN 16:30 horas

Lanzan una oferta por Air Comet

24 marzo, 2010
El grupo Batallajuanola, que representa a un fondo de inversión luxemburgués, ha presentado una oferta para comprar Air Comet y convertirla en una empresa de jets privados, operación que se definirá mañana en una reunión urgente entre ambas partes, según confirmaron hoy las dos firmas.


La empresa española dedicada a reflotar compañías en crisis, que actúa en nombre de Real Estate Distressed Fund, explicó en un comunicado que el pasado 15 de marzo envió a la dirección de la aerolínea propiedad del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, una propuesta de adquisición por la que se haría cargo de toda la deuda de Air Comet.

Los trabajadores se manifestarán

A pesar del concurso voluntario de acreedores presentado ayer por la dirección de Air Comet, los representantes sindicales de sus trabajadores mantienen para mañana la convocatoria de la manifestación prevista, pues no se sentirán seguros "hasta que el juez admita a trámite el concurso, ya que aún existe el riesgo de que un desaprensivo compre la compañía y perdamos el Fogasa y el subsidio por desempleo", dice el responsable del Sepla en la aerolínea de Marsans, Pedro Maceira.

"Mantendremos la presión sindical hasta que el juez lo admita a trámite", reiteró agregando que "sólo con la espada de Damocles sobre sus cabezas es como Gerardo Díaz y Gonzalo Pascual se ponen a trabajar".

A reclamar en abril

Según fuentes jurídicas, con el paso dado ayer por la empresa, los pasajeros afectados, los proveedores y demás acreedores de Air Comet, entre los que se encuentra el Ministerio de Fomento, podrán comenzar a reclamar sus deudas a partir de abril ante el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid, según fuentes jurídicas.

Ayer, tres meses después de dejar de operar, Air Comet, la aerolínea propiedad de Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, presentór el concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid, con una deuda próxima a 160 millones de euros. El titular del tribunal, el juez Francisco de Borja Villena, tendrá ahora que emitir el auto de admisión a trámite y nombrar a los tres administradores concursales que gestionarán la situación de insolvencia.

A partir de ahí, y tras la publicación del auto de admisión en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que podría tardar unas semanas, los acreedores contarán con un plazo legal de un mes para reclamar sus deudas ante el juzgado. Posteriormente, los administradores, entre los que se nombrará a un representante de la aerolínea, serán los encargados de elaborar el informe patrimonial de la compañía y el listado definitivo de los acreedores, que será la base para establecer el plan de pagos.

Durante el plazo de un mes para la comunicación de créditos, los afectados por el cese de actividad de la compañía podrán reclamar la devolución del importe de los billetes y, en general, todas las cuantías impagadas por la compañía.

Fracasan las negociaciones

Air Comet presentó la solicitud de concurso tras fracasar los tres meses de negociaciones de refinanciación con los que contaba por acogerse al artículo 5.3 de la Ley Concursal. El juez aceptó que la compañía contara con este plazo para negociar un plan de pagos y establecer un convenio anticipado de acreedores antes de verse obligada a presentar el concurso de acreedores, para lo que contaba con un mes adicional.

La empresa no tendrá que pagar a sus acreedores actuales durante varios años, lo hará al final del proceso y sólo en función de las posibilidades económicas que tenga entonces. Además, el concurso evita responder con los bienes de los administradores, impidiendo que los acreedores inhabiliten a éstos para el ejercicio del comercio.

Durante el concurso de acreedores, la empresa podrá presentar un convenio de acreedores por el que se proceda a refinanciar la deuda acumulada, con un aplazamiento máximo de cinco años y una reducción máxima de la deuda del 50% de su importe total.

Fuentes del sector señalan que Air Comet ha negociado hasta el último momento algunos acuerdos que permitieran "reducir deuda" e impulsar la viabilidad de la compañía, al tiempo que buscaba un nuevo inversor que inyectara el capital necesario.

El nuevo artículo 5.3 de la Ley Concursal permite a una compañía negociar un convenio anticipado de acreedores durante tres meses y declararse insolvente antes de que termine el mes siguiente.

Sin embargo, la imposibilidad de cerrar acuerdos con sus acreedores privilegiados -sobre todo entidades financieras- y la presión de los sindicatos ha hecho que la empresa no agotara los cuatro meses que le concedía la Ley Concursal y haya presentado ayer el concurso voluntario de acreedores.

Larga lista de impagos

Los primeros acreedores en el concurso son los trabajadores de la compañía. Según fuentes sindicales, los salarios pendientes podrían suponer entre 4 y 5 millones de euros, a lo que habría que añadir las indemnizaciones de los 250 trabajadores que han visto extinguida su vinculación con la compañía en virtud del expediente de regulación de empleo (ERE).

Entre otros impagos, la compañía debe 16 millones de euros a la Seguridad Social, 25 millones de dólares (17,5 millones de euros) al banco alemán Nord Bank por el crédito que le concedió para pagar el leasing de su 13 aviones, cuyo embargo dictado en diciembre por un juzgado londinense provocó la quiebra definitiva de la compañía, así como la suspensión de la licencia de vuelo por parte del Ministerio de Fomento. Varias cantidades sin determinar a proveedores de combustible.A estas cantidades se sumará la deuda de 6,3 millones de euros que Air Comet contrajo con el Ministerio de Fomento por el dispositivo de traslado de los cerca de 7.000 afectados por el cierre de la aerolínea.

HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)
http://twitter.com/hosteltur






Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.