Iberia y British firman su fusión y nace International Consolidated Airlines Group

Iberia y British Airways (BA) firmaron hoy su contrato definitivo de fusión, que generará unas sinergias anuales de 400 millones de euros a partir del quinto año de su integración, informaron esta mañana ambas aerolíneas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Como antesala, ayer sindicatos españoles y británicos junto a la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) se reunieron en Madrid para analizar la propuesta de fusión entre las dos compañías, y en concreto sus implicaciones para sus plantillas.

La fusión de ambas compañías, que está previsto que se materialice definitivamente a finales de 2010, dará lugar a uno de los mayores grupos aéreos del mundo, con una flota de 408 aviones y 200 destinos de vuelo.
  
Después de más de año y medio de negociaciones y de marchas y contramarchas finalmente firman el acuerdo que da paso a la integración en una nueva sociedad holding, denominada International Consolidated Airlines Group, que se conocerá con el nombre de Internacional Airlines Group. Sin embargo, tanto Iberia como British conservarán sus respectivas marcas y sus operaciones.

En principio, ambas compañías se habían propuesto firmar el acuerdo durante el primer trimestre de este año, de allí las especulaciones de que se produciría el pasado 25 de marzo, cuando Iberia realizaba la reunión de consejo programada el último jueves de cada mes y, en este caso, el último jueves del trimestre. Sin embargo, ese acto nunca estuvo previsto por las aerolíneas, ya que faltaba ultimar algunos detalles y British estaba en medio de una huelga, como explicó a HOSTELTUR una fuente de Iberia. "Fue una fecha que nos propusimos pero era un compromiso interno".

Según ha explicado a la CNMV el director financiero de Iberia, Enrique Dupuy, el contrato definitivo de fusión desarrolla y concreta los términos de la operación de fusión acordada, "de forma consistente en todos sus aspectos significativos con el acuerdo vinculante (MoU) firmado el 12 de noviembre de 2009 y con lo comunicado en dicha fecha.

Ahora las aerolíneas someterán el acuerdo de fusión a la aprobación de sus respectivas juntas de accionistas el próximo mes de noviembre y ejecutar su integración aproximadamente un mes después. La operación se implementará a través de varias transacciones, incluida la transmisión en bloque por sucesión universal de todo el negocio de Iberia a una filial española de reciente constitución, la interposición de una nueva sociedad holding de British y la fusión de Iberia con la nueva sociedad holding de la compañía británica.
  
El holding resultante de la fusión entre ambas compañías tendrá un Premium listing en Reino Unido, sus acciones se negociarán en el mercado principal de la Bolsa de Londres y en las bolsas españolas a través del mercado continuo.
  
Las autoridades de aviación civil españolas y británicas han confirmado que la estructura de propiedad y de gobierno de ambas compañías les permitirá conservar los actuales permisos de vuelo y los derechos de tráfico.

La ejecución de la fusión entre ambas aerolíneas está sujeta a su aprobación por parte de las autoridades de defensa de la competencia, incluida la Comisión Europea, y sus respectivos accionistas.
  
El tercer grupo aéreo de Europa

Hace un año y ocho meses, aproximadamente, el 30 de julio de 2008, los presidentes de ambas aerolíneas, Willie Walsh, de British; y, entonces por Iberia, Fernando Conte, anunciaron en Madrid el inicio de sus negociaciones para concretar la fusión de ambas compañías mediante un intercambio de acciones en una nueva sociedad que adquirirá las dos aerolíneas. El calendario de fusión durará varios meses, pero menos de un año”, aseguraron en ese momento.

Consideraron que esta fusión es “el paso lógico en una relación que comenzó hace diez años”, que dará lugar a "la tercera línea aérea del mundo en ingresos”, con más de 16.500 millones de euros (de los que 5.500 corresponden a Iberia) -cifras revisables seguramente, en las actuales circunstancias- y "la quinta más grande en flota, con más de 450 aviones”. El nuevo grupo resultante llegará a más de 200 destinos en 100 países.

Efectivamente, el pasado mes de noviembre al ratificar su fusión, los datos del nuevo Grupo indican que contará con una flota de 419 aviones y volará a 205 destinos. En 2008, Iberia y British transportaron conjuntamente 62 millones de pasajeros. En el último ejercicio económico, ambas compañías obtuvieron unos ingresos conjuntos de aproximadamente 15.000 millones de euros.

También ambas compañías han reportado fuertes pérdidas al cierre de sus respectivos períodos fiscales. British Airways registró durante los primeros seis meses de su ejercicio fiscal, hasta el 30 de septiembre, unas pérdidas antes de impuestos de 292 millones de libras (325 millones de euros), frente a los beneficios de 52 millones de libras (58 millones de euros) que contabilizó en el mismo periodo de 2008. Por su parte, Iberia ha reportado una pérdida neta de 273,24 millones de euros en 2009, las primeras en 14 años, frente a unas ganancias de 31,96 millones en 2008, con una severa caída de los ingresos de explotación.

A mediados del mes pasado, British Airways llegó a un acuerdo con los sindicatos Unite, BALPA y GME sobre sus planes de pensiones, un paso importante para reconducir su ingente déficit de pensiones de 3.700 millones de libras esterlinas (unos 4.000 millones de euros), y uno de los principales escollos para su fusión con Iberia.

Cumbre sindical en Madrid

Ayer, en la antesala de la firma del aceurdo definitivo de fusión, se reunieron en Madrid los sindicatos españoles UGT y CC OO, representantes de parte de los colectivos de Iberia y el británico United, representante de la mayoría de los colectivos de British, para analizar la propuesta de fusión entre las dos compañías y, en concreto, sus implicaciones para la plantilla. La Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), a la que están afiliados los tres sindicatos mencionados, también participó en la reunión.

En una declaración conjunta, los tres sindicatos apoyan en principio la fusión, ya que reconocen que la iniciativa tiene el potencial de fortalecer a ambas compañías. No obstante, advierten que "la fusión debería sentar las bases de una empresa que no sea simplemente líder del mercado en el sentido comercial, sino también en términos de sus condiciones sociales. Ambos elementos son dos caras de la misma moneda: el éxito de la nueva compañía fusionada dependerá de la experiencia, de la profesionalidad y de la dedicación de su personal, que tiene derecho a ser tratado con respeto y dignidad".

En este punto, los sindicatos y la ITF expresan que, por ello, "nos alarma profundamente la forma en que British Airways está tratando a sus tripulaciones de cabina de pasajeros ‐tanto por las exigencias nada razonables que les está haciendo y por su negativa a llegar a un compromiso o a negociar con el sindicato que les representa, Unite, para llegar a una solución mutuamente aceptable al problema que
la compañía dice estar padeciendo".

Agregan que la falta de voluntad de British para aceptar ofertas razonables y sentarse a negociar, "así como la dureza con la que se está comportando, no sólo está exacerbando el actual conflicto, también está enviando un mensaje muy negativo a la plantilla sobre las futuras relaciones laborales que encontrarán en la nueva compañía tras la fusión. Lo que cada trabajador y trabajadora se pregunta es si, una vez se haya completado la fusión, correrá peligro su derecho a la negociación colectiva y a adoptar movilizaciones legítimas a través de sus sindicatos", haciendo referencia a la suspensión de ayudas a los desplazamientos a algunos TCP de BA "para castigarles por participar en una movilización legal" que afecta a casi un tercio de las tripulaciones "que dependen de estas ayudas sólo para poder trasladarse a sus puestos de trabajo".

Concluyen que para que el proceso de fusión sea un éxito, "British Airways e Iberia deben respetar la Legislación Europea de Dialogo Social. (...). Asimismo es necesario examinar en profundidad las implicaciones sociales del acuerdo de fusión y formular las salvaguardas necesarias que se deben incluir en los acuerdos para proteger los derechos laborales de los/as trabajadores/as de ambas empresas".

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
http://twitter.com/dianaramonv
http://twitter.com/hosteltur

 
british iberia 400 verti.jpgbritish iberia 400 verti.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.