Diario 5329 22.07.2018 | 03:37
Hosteltur: Noticias de turismo

Lograr subvenciones para proyectos de innovación es una tarea ardua pero viable

20 abril, 2010
Expertos del sector lamentan que los empresarios turísticos no sean muy dados a presentar proyectos para optar a la gran cantidad de fondos europeos, nacionales y autonómicos que hay para incentivan la innovación. Hechos como la competencia de compañías de sectores más versados en estas materias o el arduo y complicado papeleo que hay que presentar les desaniman. Sin embargo, aunque con tiempo y esfuerzo, es posible lograr estas subvenciones.
Uno de los objetivos de las jornadas organizadas por el Instituto Tecnológico Hotelero y la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas, que recorrieron España entre 2008 y 2009, fue el de conseguir que los hoteleros perdiesen el miedo a embarcarse en la petición de estas ayudas. De hecho, una de las tónicas fue informar sobre las subvenciones existentes y la manera de conseguirlas. Igualmente, hace unas semanas, Jaime Cavero, socio-director de Dyrecto, aseguraba que es el mejor momento para pedir subvenciones, y añadía que los aspectos más bonificables son los relacionados con la formación, las cuestiones medioambientales y la innovación.
 
Conseguir una resolución positiva es posible
 
El ejemplo del Aparto-Suite Muralto, establecimiento independiente situado en Madrid, muestra que es viable lograr ayudas de este tipo. Su directora general, Carlota Lorenzana, presentó un proyecto para el diseño e implantación de un sistema informático de gestión integral a la convocatoria 2009 de InnoEmpresa. Este programa pertenece al Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), dependiente de la Comunidad de Madrid, y pretende apoyar a la innovación de las pymes. Sobre un coste total de 128.750 euros, el hotel ha logrado el mayor porcentaje subvencionable, obteniendo una ayuda de 51.975 euros.
 
En este caso, la Administración requiere que la empresa que se presenta a la convocatoria contrate a una consultora externa que le ayuda a detectar sus necesidades,  le pone en contacto con los proveedores adecuados y le asesora en la instalación. De esta forma, a través de Sistemas de Información Informática, el Muralto cuenta ahora con un ERP (Planificación de los Recursos de la Empresa, por sus siglas en inglés), de la empresa EON, que integra a nivel informático todos los procedimientos que se usan en el hotel, y el sistema de gestión hotelera Host, de la empresa portuguesa Algardata, personalizado y adaptado específicamente a sus necesidades. Aún es pronto para hacer balance, pero Carlota Lorenzana explica que con estas nuevas herramientas van a mejorar la base de datos de los clientes y van a conseguir ahorrar tiempo en las cuestiones administrativas, que podrán dedicar a captar clientes y atender aún mejor a los que reciban. 
 
“Lleva mucho trabajo y el problema es que la normativa suele ser difícil de entender. Hay que informarse muy bien, buscar mucha información y aportar muchos datos de la empresa. Pero esto ocurre sobre todo la primera vez. Hay que quitarse el miedo a embarcarse en esta aventura porque se pueden hacer muchas cosas gracias a las subvenciones. Compensa”, comenta la directora general del alojamiento.
 
Proyectos medioambientales
 
Carlota Lorenzana comenzó con esto en mayo de 2009. La instalación se llevó a cabo a finales de año y está a punto de recibir a los inspectores que emitirán el veredicto definitivo, de ésta y de otra iniciativa que presentó al programa PIE (Proyecto de Innovación Empresarial), también del Imade. La resolución fue igualmente positiva y logró 22.000 euros sobre una base subvencionable de 44.145 y sobre un coste total de más de 86.000 euros. Éste consiste en la implantación de un sistema integral de ahorro energético y para ello también ha contado con la asesoría de Sistemas de Información Informática.
 
Así, a través de cambios como la instalación de bombillas de bajo consumo; contactos magnéticos solares, que funcionan con energía solar y provocan que al abrir la ventana el aire acondicionado se apague; formación para sensibilizar al personal, o la colocación de routers inalámbricos que sin tener que cablear el edificio permiten controlar desde recepción lo que pasa en todo el edificio, se ahorrará en energía. La meta es reducir el gasto energético en un 40% y aunque aún es pronto para evaluar los resultados, puesto que llevan con ello desde noviembre, en dos años habrán amortizado la inversión.
 
Tras estas experiencias, Carlota Lorenzana tiene previsto llevar a cabo más proyectos que le ayuden a mejorar la calidad de su hotel, a reducir los costes y a captar más clientes y piensa recurrir a las subvenciones para que esas iniciativas sean más llevaderas. Analizando sus casos, anima a los hoteleros a que actúen en la misma línea.
 
Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com)
http://twitter.com/araceliguede
http://twitter.com/hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.