El post: Convierte tu municipio en un destino de turismo rural

Partimos de la idea de un municipio con carácter rural que desea dar a conocer al mundo sus excelentes rincones, tradiciones y cultura, pero que no sabe cómo comenzar esta labor con un poco de orden y planificación.

PASO 1: INVENTARIO DE RECURSOS

Lo primero que habría que hacer es obtener un inventario de todos los atractivos turísticos de tu comarca. Cualquier cosa que te parezca interesante mostrar a los demás, desde un árbol centenario, hasta un pequeño museo, una tapa típica, un personaje del pueblo que se conozca la historia y las tradiciones, las fechas señaladas, lugares pintorescos, rutas que lleven a parajes singulares, algún monumento, alguna ruina de almazara, molino, etc. También es interesante destacar alguna empresa turística de la zona, un hotel, una casa rural, un alojamiento vivencial, cabañas, restaurante y por supuesto si existe alguna persona o empresa que ofrezca alguna actividad, como un guía de montaña, un guía de pesca, una empresa de alquiler de bicis o canoas, una oficina de turismo, una señora que hace pan fresco o que todavía hace jersey de pura lana, etc...

De momento lo que tenemos son recursos turísticos a nuestra disposición, ahora hay que priorizarlos de más atractivos a menos. Una idea puede ser observar a los pocos turistas despistados  que llegan a tu pueblecito y pregúntales... ¿Qué es lo que más os gusta? ¿Por qué os llama la atención? Incluso no os sorprendáis si os dicen que...el silencio, el olor a campo o el aire fresco...si así es, el turista de hoy aunque os parezca absolutamente de tronchante es aquello que más valora, ya sabéis que el ser humano pocas veces da valor a lo que tiene tan cerca. (Así que cuida de la novi@/mujer/marido un poco más ;-).

PASO 2: TRANSFORMAR RECURSOS EN PRODUCTOS

Transformarlos en productos turísticos. Hay que estructurarlos y darles forma para que los futuros turistas puedan disfrutarlos responsablemente. Aquí viene otra perogrullada más… pero… ¿Cómo que responsablemente? Te estarás preguntando…Mientras nuestros abuelos usaban productos naturales para todo, el hombre de hoy usa productos artificiales para lo mismo…y qué pasa…pues que nos toca preguntar a nuestros abuelos cómo se hacían antes estas cosas.

Un destino turístico rural, que observe en el turismo una vía de desarrollo, debe hacer las cosas tal y como las hacía las gentes de antes para llegar al corazón de los visitantes, debe ofrecer AUTENTICIDAD por encima de todo. El viajero de hoy huye de la artificialidad…busca experiencias auténticas, por simples que estas nos puedan parecer.

Probablemente a ti, mujer u hombre de mente inquieta, esto te pueda parecer “prescindible” pero hazme caso, es CRUCIAL para que tu pueblo o comarca tenga éxito en esto del turismo. Si resulta que tu pueblo ya tiene alguna hilera de adosados de ladrillo encima de aquellas cuadras de la tía Gertrudis, mal vamos. En España no se ha defendido la belleza de lo rural como por ejemplo en Francia, el fuerte éxodo urbano de los 60-70, las carencias de infraestructuras básicas del campo inculcó en las mentes de nuestros padres que la buena vida estaba en las ciudades cuando ahora se redescubre lo contrario, en muchos casos. No deseo caer en el bucolismo pastoril, pero es cierto que gracias a la tecnología móvil, las cosas podrían cambiar… todos conectados pero disfrutando de nuestro huerto, nuestras tertulias en el bar por las tardes, nuestro intercambio de pepinos por lechugas, o paseando por la Era a eso de las 7 de la tarde con la fresca…
 Bueno disculpar mi pequeña reflexión en voz alta y volvamos a nuestra creación de producto turístico…la pregunta es…

¿Hay alguien aquí que pueda ocuparse de coordinar, organizar y planificar algunas acciones para poder ofrecer esos recursos?¿Quién?¿Cómo? ¿Qué sería necesario?¿Pensamos todos lo mismo sobre la importancia que tiene el turismo? Tranquilo siempre habrá alguien que discrepe, con la típica pregunta de ..y para qué? Yo vivo muy tranquilo aquí y no quiero que vengan extraños a molestar… cuidado hay que respetarle porque quizás tenga razón, por ello es importante que el sector crítico se le tome muy en cuenta, es el protector de lo auténtico y por tanto muy respetable, el dilema es que sin posibilidad de vías de desarrollo cuando él desaparezca, no quedará pueblo que proteger, se perderán las costumbres, las tradiciones y las antiguas formas y fórmulas y nos quedaremos vacíos de espíritu.

Es en la ruralidad donde se conservan más nuestra identidad y por ello es conveniente encontrar alternativas viables para preservarlas con cariño y responsabilidad. Creo que ellos lo entenderán.

Ya estamos pensando por tanto en una forma de organizarnos para ofrecer estos recursos. Una palabra interesante aquí es la SOSTENIBILIDAD.
 Tenemos que buscar una fórmula sostenible para que nuestro modelo turístico funcione, sostenible socialmente, medioambientalmente y económicamente. Estas 3 patas nos darán las claves para hacer de nuestro proyecto, un modelo viable y sostenible en el tiempo.

“La casa del primo Facundo creo que podría servirnos para reunirnos aunque también el Alcalde me ha confirmado que nos podría facilitar la casa municipal que hay junto al Ayuntamiento.” Y así es como lo público y lo privado comienzan a trabajar de la mano normalmente porque al alcalde le interesa que el pueblo prospere con armonía y con buenas ideas, que vengan más personas a vernos piensa que será una forma de ayudar a todos sus vecinos que al final son los que le dan su confianza desde hace “X” años.

A veces se llega a firmar un contrato entre el Alcalde y los vecinos, o entre grupos de vecinos que tienen todos unos restaurantes o un hotel, aquí ya intervienen Asociaciones de los empresarios de los hoteles o de los restaurantes para que aquello no sea un despiporre. Así se constituyen empresas o sociedades mixtas de promoción turística suelen trabajar con “roces” en la coordinación pero al final pues parece que funcionan.

Estas organizaciones desde las más básicas a las más avanzadas y complejas como puede ser aquellas que gestionan toda la organización de destino de un País, necesitan un equipo, una sede y unos dineros para poder funcionar y poner en marcha su plan de venderse como destino. Cuando esto ya lo han conseguido, comienza la fase de bueno… y ahora qué?

Ahora toca reunirse y comenzar a priorizar los recursos y diseñar una oferta de servicios...

¿Qué os parece si ponemos como el atractivo principal la posibilidad de ver las Constelaciones y relacionarlo con las historias de la Antoñita que todas van de estrellas y creamos un “pueblo de las constelaciones” y decimos algo así como vente a Soñar con tus hijos, y entonces transformamos la casa del tío Mamerto en un hotel y a cada habitación la llamamos con el nombre de una estrella?  Y si además ponemos en la casa de Julieta, que su marido le apasionaba las estrellas todos sus escritos e instrumentos que tiene ahí guardados…Te acuerdas del Sextante que nos enseñó una vez Cuadragésimo? Aquel que fue Capitán de Marino y que recorrió medio mundo con él?... Podríamos hacer un pequeño museo….

Oye eso suena bien, ningún pueblo lo ha hecho hasta ahora y además nadie tiene las historias junto al fuego de la Antoñeta… que buena idea,  pero esto no puede ser todo gratis… dice el más negociante…deberíamos cobrar una pequeña entrada por entrar al museo y por entrar al bar donde en el escenario improvisado se contarán las historias …y así podemos ganar un dinerillo para el pueblo…fenomenal…

Se me acaba de ocurrir que mi sobrino es astrónomo y tiene un telescopio ya viejo que no usa, quizás nos lo podría prestar…así a medida que se cuenta el cuento, los niños y mayores podrían ir viendo las estrellas…aquí tenemos uno pureza de cielos que pa que!

Y la Marisa podría darles algo de picar mientras tanto, unas migas de pastor o un buen puchero lentejas, o unos buñuelos de bacalao, canelones de pollo, o la joya de la Marisa…los huevos fritos con panceta…

¿Os dais cuenta de que todo el mundo podría salir beneficiado? Dice uno de ellos mientras los demás se quedan pensando…

Hasta que Julián rompe el silencio, me parece muy bien, ya tenemos algo que vender pero… cómo vamos a conseguir que la gente, los viajeros esos que decís nos encuentren? Estamos en mitad de la nada recordáis?

Alejandro Gómez
Puedes comentar este post en la Comunidad Hosteltur.
 
huevo.jpghuevo.jpg

turismo-astronomico.jpgturismo-astronomico.jpg

HPIM3395.JPGHPIM3395.JPG

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.