Diario 5327 20.07.2018 | 01:28
Hosteltur: Noticias de turismo

A Globalia no le interesa Mundicolor

14 mayo, 2010
Ante la dificultad por vender en un solo bloque las diferentes marcas que componen Viajes Marsans, los dueños están intentando paralelamente otras operaciones por paquetes sueltos. Ya lo hicieron con otras empresas, como Club Caribe, y lo están intentando con las demás, como Mundicolor, Viajes Crisol, Ruraltour y Marsans Portugal.
El tiempo se acaba para los dueños de Marsans. A estas alturas, y pese a la sucesiva aparición de hipotéticos compradores, en el sector se considera que ya tiene poco sentido seguir insistiendo. Lo último que le quedaba al grupo era la marca, pero la retirada de la licencia de IATA y el salto a la opinión pública de la situación de la empresa, la ha dejado sin valor, como lo demuestra muy gráficamente el desmontaje de los rótulos que han acometido las asociadas –que se han desvinculado de la empresa-.
 
Otra solución podría ser la venta de marcas que, de cara al público, no se han intoxicado todavía, como son los casos de Crisol o Mundicolor. En este último caso cabía pensar que podría interesarle a Globalia, dado que ha estado intentando la compra de un turoperador, preferentemente de larga distancia, si bien finalmente la operación con Nobeltour no cuajó, y Travelider quebró antes de que se llegara a mayores.    
 
No obstante, según ha podido saber este diario de fuentes próximas al grupo, a Globalia no le interesa quedarse con Mundicolor, ya que se considera que no compensa la absorción del pasivo que arrastra, ni las operaciones cruzadas que mantiene con Viajes Marsans. De hecho, el grupo de Juan José Hidalgo está potenciando su marca Travelplan Internacional para cubrir el nicho que pretendía con las mencionadas operaciones.  
 
Pero una opción que todavía está viva es la de Crisol, cuya marca todavía no es asimilada por el público a Marsans, y que podría tener alguna salida. Todo lo contrario que Marsans Empresas, sobre la que se especuló que podría interesar a alguna agencia especializada en el corporativo, pero que actualmente prácticamente está vacía, dada la fuga de empresas clientes y de empleados hacia otras agencias.
 
Los bancos no ceden
 
Y en medio de esta situación, las noticias que se van produciendo no son nada buenas. La última es que el consorcio de bancos acreedores de Marsans se ha plantado y lejos de seguir apoyando al grupo, han dado por vencido el último préstamo de 30 millones de euros, firmado hace un par de meses.
 
Esta situación acerca más la posibilidad de concurso de acreedores, y se puede convertir en una carrera entre los que están interponiendo los proveedores –Grimaldi hace una semanas, y el de un grupo de hoteles canarios hace pocos días-, y el que podría solicitar el propio grupo Marsans.
 
La diferencia es notable. Si el Juzgado aceptara las peticiones de los proveedores, sería un concurso ‘necesario" de acreedores, y el juez designaría a un administrador independiente que condujera el cierre ordenado de la empresa. Por el contrario, si Marsans lo solicitara y se le aceptara, sería un concurso ‘voluntario", que mantendría en sus manos la administración y gestión.
 
Con este último objetivo parece que se está moviendo el gestor Iván Losada Castell y su equipo, contratado por los dueños de Marsans, y que están intentando con carácter de urgencia negociar quitas de deuda con los proveedores, y lograr el acuerdo con al menos el 51% de ellos, requisito para solicitar el concurso voluntario de acreedores.   
 
José Manuel de la Rosa (josemanuel.delarosa@hosteltur.com
http://twitter.com/JMaDelarosa  

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.