La nube de cenizas volcánicas dejó a su paso pérdidas millonarias a las aerolíneas españolas

Las compañías aéreas españolas perdieron entre 41 y 45 millones de euros por el cierre de aeropuertos en gran parte de Europa y los efectos en el tráfico de la nube de cenizas volcánicas, procedente de Islandia, entre los días 15 y 21 de abril.

Fuentes del sector indicaron que aún no se han completado las valoraciones del impacto económico de los efectos de la nube ya que también hay que contabilizar los problemas registrados en la segunda semana de mayo con el cierre y las restricciones en algunos aeropuertos españoles, cuando una segunda nube contaminó principalmente el espacio aéreo de la Península Ibérica. A ello hay que sumar los costes de las atenciones a los pasajeros.

La compañía que se ha visto más afectada ha sido Iberia, cuyas pérdidas estarían en torno a unos 18 ó 20 millones de euros, seguida por Vueling, situada en una horquilla de 6 a 8 millones. Por su parte, las pérdidas de Air Europa se ubican cerca de los 10 millones de euros, mientras que Spanair las calcula entre 6 y 7 millones.

Por su parte, la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (ACETA), que hizo una valoración hace unos días, apuntó una pérdida de entre 40 y 41 millones de euros, en los cuatro primeros días del conflicto en abril.

También Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) ha comunicado unas pérdidas de 7,4 millones de euros, por los ingresos no percibidos en tasas aeroportuarias esos días. De esta cifra, 5,7 millones corresponderían a las tasas en ruta, y 1,7 millones a las tasas por aproximación.
 
Quejas por el método

En esta oportunidad, nuevamente las aerolíneas volvieron a criticar que se mantenga el sistema de simulacros de trayectoria de las cenizas realizados con ordenadores por el Centro de Asesoramiento de Cenizas Volcánicas (VAAC), no comprobados con vuelos de prueba.

La Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA) expresó que ha "perdido su confianza" en el VAAC y solicitó "una gestión de la crisis más sólida y homogénea a nivel europeo".
  
En un comunicado, el secretario general de la patronal de aerolíneas europea, Ulrich Schulte-Strathaus, si bien reconoció que el VAAC puede proporcionar previsiones sobre la concentración de cenizas en el aire, cuestionó que la solidez y fiabilidad de sus datos sea suficiente para convertirla en "la única fuente consultiva en la seguridad de los servicios aéreos".
  
En este sentido, recordó que el Gobierno galo acudió recientemente a los resultados de vuelos de reconocimiento para dotar de información adicional a sus oficinas meteorológicas en el proceso de toma de decisiones, al igual que quieren hacer otros gobiernos europeos.
  
Asimismo, la AEA aseguró que "hay pruebas de que el sistema actual no es el adecuado", y solicitó que se acuda también a datos empíricos -al igual que se hace en Estados Unidos- en lugar de basarse únicamente en estimaciones sobre la concentración de ceniza. "Ahora mismo disponemos de fuentes de información precisas, es necesario dar una respuesta urgente a la incertidumbre reinante y al uso simplista de los datos para que los pilotos puedan evitar las zonas peligrosas", añadió Schulte-Strathaus.
 
Señalamientos similares han sido formulados por el presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), Felipe Navío; y le director general de Air Berlin para España y Portugal, Álvaro Middelmann.

HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)
http://twitter.com/hosteltur
 
volcan-chaiten-chile-x-region1 dentro 398.jpgvolcan-chaiten-chile-x-region1 dentro 398.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.