Diario 5325 17.07.2018 | 10:12
Hosteltur: Noticias de turismo

Vueling prevé aumentar beneficios en 2010 a pesar de la nube volcánica

29 mayo, 2010
Vueling mantiene su objetivo de mejorar el resultado neto en 2010 a pesar del efecto negativo de la nube volcánica, que le obligó a cancelar cerca de 700 vuelos, según explicó el consejero delegado, Álex Cruz, en la Junta de Accionistas celebrada ayer en El Prat de Llobregat.
Del 15 al 21 de abril, la aerolínea tuvo que cancelar 482 vuelos, con 62.894 pasajeros afectados, mientras que del 8 al 11 de mayo estuvieron afectados 211 vuelos y 26.725 viajeros.
 
Para este año se prevé una mayor competencia de Spanair en Barcelona, así como de easyJet, además de que Ryanair tendrá una nueva base en el aeropuerto de El Prat en septiembre. A pesar de ello, Vueling prevé mantener su nivel de ingresos a través de la captura de sinergias pendientes.
 
El plan de reducción de gastos y las sinergias han conseguido un ahorro en el primer trimestre de 2010 de 9,6 millones de euros. Las sinergias de costes suponen cerca de 15,5 millones para todo el año y el plan de reducción de los mismos consta de 87 medidas y un ahorro estimado de 15 millones. Esa reducción incluye 13 iniciativas en handling, tasas y mantenimiento (5,5 millones), 31 de renegociación con proveedores (3,2 millones), 50 de call center (5,3 millones) y tres medidas diversas (un millón).
 
También habrá “planes específicos de actuación frente a cada uno de sus competidores”. Precisamente el jueves, el presidente de Vueling, Josep Piqué, explicó que la aerolínea prevé ganar un millón de pasajeros en El Prat en 2011 con los vuelos de conexión, que empezará a operar a partir del 5 de julio. La compañía utilizará dicho aeropuerto como enlace de 43 ciudades de España, Europa, Norte de África y Oriente Medio. Según las previsiones, este año habrá entre 250.000 y 350.000 pasajeros de conexión.
 
Vueling e Iberia
 
Por otro lado, durante la Junta de Accionistas de ayer, Piqué aseguró que el compromiso de Iberia en la aerolínea catalana es “total y absoluto”, y señaló que las actuaciones y estrategias de la compañía fuera de este ámbito es algo que “no compite” a Vueling valorar. El presidente hizo estas declaraciones en respuesta a una pregunta de un accionista minoritario sobre qué consecuencias puede tener para Vueling que Iberia planee constituir una nueva compañía de bajo coste.
 
Piqué sostuvo que Vueling está acostumbrada a competir con otras aerolíneas. “El futuro no está escrito, está abierto, y nuestro objetivo es hacer una compañía rentable, con futuro y con aspiraciones de crecimiento”, remarcó.
 
Iberia es la principal accionista de Vueling, con un 46% del total, tras la fusión de ésta última y Clickair en 2008. Tienen rutas comunes, como el Puente Aéreo, del que Piqué destacó que compiten “con lealtad”, y también cooperan con vuelos compartidos.
 
A preguntas del mismo accionista sobre la negociación del convenio colectivo con los pilotos, Piqué reconoció que estos procesos tienen “tensiones y problemas”, pero confió en que llegarán a un acuerdo.
 
Durante su intervención, el presidente de la empresa también insistió en que Vueling no es una compañía low cost como otras aerolíneas “detestables” de precios bajos. Entre sus estrategias figura potenciar el cliente de negocios con precios asequibles y es que este segmento supuso el 38% de sus pasajeros en el primer trimestre de 2010, frente al 32% del mismo periodo del año anterior.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.