Diario 5350 16.08.2018 | 10:08
Hosteltur: Noticias de turismo

El aval de Marsans a IATA podría bajar de 20 a menos de 1 M €

22 junio, 2010
Los nuevos dueños de Marsans están en plena inmersión de aprendizaje para saber cómo funciona la relación de las agencias con IATA. Mientras lo asimilan parece que están viendo posibles puertas para abrir la actividad por mucho menos que los 20 millones de euros de aval que la asociación aérea les exige -además de liquidar el default de cinco millones-. 
Tal y como publicaba HOSTELTUR hace dos meses, IATA comunicaba a Viajes Marsans que le aplicaba los nuevos criterios de pago al BSP, y que si quería seguir vendiendo billetaje de sus compañías asociadas debería depositar un aval de 20 millones de euros. Desde entonces, la agencia se quedó sin actividad y ha ido languideciendo mientras  los anteriores dueños (Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz) buscaba el modo de salir ilesos de la crisis de la agencia decana del sector.
 
La solución la encontraron traspasándoles el ‘paquete" a los encargados de buscar un comprador. Desde entonces, los nuevos dueños han estado profundizando en lo que denominan “plan de viabilidad”, y del que hicieron un avance el viernes pasado. Ese plan incluye el intento de llegar a un acuerdo con IATA para recuperar las placas y volver a la actividad.
 
Pero para ello, en principio deberían pagar los 20 millones de aval, además de liquidar los cinco millones de ventas realizadas en abril y por los que están en situación de default. Ese aval no tiene posibilidades de regateo aunque se argumente desde la agencia que en la actual situación de caída de la actividad no sería necesario que fuera tan alto. El caso es que  la normativa de IATA lo fija en función de la actividad durante los últimos doce meses. No obstante, según ha podido averiguar HOSTELTUR, existe un atajo para recuperar las placas por mucho menos dinero.
 
Aval de hasta 100.000 euros o pago semanal
 
Hay que tener en cuenta que esos 20 millones de euros de aval es la suma de los avales requeridos a todas las agencias del grupo Viajes Marsans (Marsans, Crisol, Mundicolor, Rural Tours, Viajes Atenea, VIE y Marsans Portugal). Unas cantidades que varían desde los 12 millones requeridos para Viajes Marsans, hasta los 100.000 euros para Viajes Atenea.   
 
La opción sería pagar el importe de una de las agencias con menos aval y emitir billetes a través de ése título bajo la marca Marsans. Existe también otra segunda opción para rebajar el aval, y es que la agencia se acoja a la liquidación semanal del BSP –en lugar de mensual-. Lo que no tiene rebaja posible es el pago de los cinco millones que la agencia debe a las compañías aéreas por las ventas de abril.
 
Si finalmente Marsans lograra volver a la actividad, una vez reajustada a un tamaño de poco más de 200 oficinas y entre 600 y 900 empleados, el aval se actualizaría en función del volumen de ventas. Pero lo primero es pagar esos cinco millones de ventas de abril.
 
No obstante, hay que tener en cuenta que llegado el caso, IATA lo que haría sería facilitar un punto de partida. A partir de ahí estaría en manos de cada aerolínea decidir si le abre las ventas a Marsans y se fía de cobrar a través del BSP, o si le aplica prepago.
 
José Manuel de la Rosa (josemanuel.delarosa@hosteltur.com
http://twitter.com/JMaDelarosa  

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.