British Airways concentrará su crecimiento en Barajas

La dirección de British Airways (BA) ratificó que ve en la fusión con Iberia una oportunidad de crecimiento a través del aeropuerto madrileño de Barajas, totalmente bloqueado a través de su base principal, el londinense de Heathrow, una vez confirmada la decisión del nuevo Gobierno británico de no permitir la construcción de una tercera pista que aumentaría la capacidad del más transitado y congestionado aeródromo de Europa, según afirmó el presidente ejecutivo de la aerolínea britñanioca, Willie Walsh; tal y como lo adelantó en abril HOSTELTUR.

Iberia BA.jpgIberia BA.jpg

Entonces, Walsh anunció en Londres que la fusión entre Iberia y British Airways (BA) permitirá ampliar las rutas entre España y África y reforzará las conexiones que operan en la actualidad con un mayor número de frecuencias. En concreto, BA proyecta aumentar su volumen de negocio en África en un 10% en los próximos años por los buenos datos macroeconómicos de la región.

En su intervención ante la asamblea general de accionistas, reunida en el centro de Londres, Walsh dijo que la alianza con la aerolínea española permitirá además una excelente "compenetración geográfica", entre las redes a Norteamérica, Asia y África de la británica y las de África y Latinoamérica de Iberia.

El Gobierno de coalición conservador-liberaldemócrata anuló la decisión del proyecto que había aprobado el anterior Ejecutivo de impulsar la construcción de una tercera pista en el aeropuerto de Heathrow, lo que habría permitido a BA incrementar su número de vuelos desde la capital británica.

La fusión avanza con éxito

A pesar de este revés, Walsh recalcó que "el crecimiento de nuestras operaciones internacionales no se detendrá sólo porque no haya espacio en Heathrow, sino que simplemente se hará a través de otros aeropuertos clave en Europa continental y más allá. Madrid Barajas es uno de ellos. Tiene cuatro pistas y una capacidad libre de alrededor del 20%", afirmó.

Por su parte, el presidente de la compañía, Martin Broughton, destacó que se está haciendo "un excelente progreso" en el proceso de fusión con Iberia, así como en los planes conjuntos para una joint venture transatlántica con American Airlines.

Broughton
aseguró que la relación con Iberia es "extremadamente sólida" y expresó su confianza en que su socia española aprobará en septiembre, sin inconvenientes, la estrategia de recuperación del plan de pensiones que ha planteado BA, un punto crítico para que progrese el acuerdo. Si así fuera, en noviembre los accionistas de ambas empresas ya podrían votar sobre la fusión, que se completaría a final de año, según el cronograma establecido por BA.

Por otra parte, el directivo expresó su convicción de que la alianza de ambas compañías con American Airlines logrará la aprobación definitiva de ls autoridades de la Competencia de la Unión Europea y de las autoridades antimonopolio de Estados Unidos.

Tanto Broughton como Walsh se mostraron optimistas en cuanto al futuro de BA y, aunque las condiciones económicas continúan siendo duras, esperan que este ejercicio la aerolínea registre un crecimiento del 6% en su facturación. Un incremento en los ingresos por pasajeros y carga, BA no tendría ni pérdidas ni beneficios en su balance de cuentas antes de impuestos, después de dos años consecutivos de registrar pérdidas récord.

Pese a las mejores perspectivas, el presidente advirtió a los accionistas de que no deben esperar dividendos. Broughton insistió en que la operación de reducción de costes y reestructuración de la plantilla, que ya ha supuesto 4.000 despidos, debe continuar.

La "herencia de la antigua propiedad estatal"

Criticó la estructura y funcionamiento anticuados de la plantilla de BA, "herencia de la antigua propiedad estatal" de la aerolínea, y recordó que Walsh fue fichado en el 2005, precisamente para aplicar de forma "prioritaria" una estrategia de modernización. "Sabíamos que en algún momento probablemente habría una huelga, pero también que ese riesgo no debía desviarnos de aplicar la estrategia adecuada", dijo a los accionistas.

A su llegada a la asamblea, éstos habían sido recibidos por un grupo de trabajadores, que les habían entregado unos folletos explicándoles su postura e instándoles a convencer a la directiva de que adoptaran una táctica menos "agresiva" en su negociación con la plantilla.

Broughton criticó al sindicato de la tripulación de cabina, cuyos miembros han protagonizado varias huelgas esta primavera en protesta por el deterioro de sus condiciones laborales y expresó todo su apoyo a Walsh, que ha sido acusado desde varios sectores de buscar "la confrontación" con los trabajadores.

El presidente dijo que al Consejo de Administración de BA se le había "acabado la paciencia" con el sindicato BASSA, una división de Unite, y dijo que la empresa lucharía hasta el final por su "derecho a dirigir".

Walsh se mostró un poco más conciliador al expresar su satisfacción porque Unite haya sometido a consulta entre sus miembros la última propuesta de la empresa, que, según él, "ofrece una verdadera oportunidad de concluir esta disputa".

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
http://twitter.com/dianaramonv
http://twitter.com/hosteltur

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.