Diario 5431 17.11.2018 | 21:21
Hosteltur: Noticias de turismo

Las aerolíneas convierten a las azafatas en vendedoras

30 julio, 2010

Los ingresos extras que recaudan las compañías aéreas gracias a las ventas realizadas a bordo, los cargos adicionales por facturación de equipajes o las comisiones procedentes de reservas hoteleras continuaron aumentando en 2009. Según un estudio de Amadeus y la consultora IdeaWorks, basado en los resultados financieros de 96 aerolíneas, dichos ingresos crecieron un 43%, hasta alcanzar los 11.000 millones de euros.

Tal como se aprecia en la tabla adjunta, los "ancillary revenue" o ingresos auxiliares de las aerolíneas están ganando cada vez más importancia en los balances de las compañías. En este sentido, destacan los datos de la primera low cost europea, Ryanair, que obtiene un 22,2% de sus ingresos totales gracias a este tipo de servicios extra. Le sigue easyJet, con un porcentaje del 19,4%.

Traducido a cifras, ello significa que Ryanair ingresó 663 millones de euros en concepto de servicios complementarios en el año 2009, frente a los 608 millones obtenidos por easyJet.

Ninguna aerolínea española aparece entre las diez primeras de este ránking correspondiente al año 2009. Sin embargo, Vueling figuró como cuarta en el top 10 del año 2008, cuando logró un 14,1% de sus ingresos gracias a los "ancillary revenue".

En la actualidad, el GDS Amadeus ya ofrece a las aerolíneas una aplicación tecnológica para la venta de servicios complementarios: equipaje adicional, selección de asiento, etc. Esta herramienta también estará accesible para agencias de viajes, a través de un "catálogo gráfico exclusivo" que permitirá a los agentes consultar en tiempo real los servicios que ofrece una aerolínea.

Más presión para los tripulantes de cabina

Recientemente, otro estudio realizado por el Departamento de Transportes de EEUU reveló que los recargos que cobran las aerolíneas estadounidenses por equipaje, transporte de mascotas, agua, algunas inclusive hasta por el uso de mantas y almohadillas, están rindiendo sus frutos en momentos en que las tarifas cayeron por la feroz competencia.

Así, el año pasado las principales compañías aéreas de Estados Unidos recaudaron 7.800 millones de dólares (unos 6.450 millones de euros) por estos conceptos.

Todo ello supone que, en la práctica, las aerolíneas están convirtiendo a sus azafatas en vendedoras. Así, los tripulantes de cabina de algunas compañías aéreas, sobre todo las low cost, reciben mucha presión y consignas por parte de la dirección para que vendan más a bordo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.