Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un análisis de HOSTELTUR

El turismo residencial pierde gas con la crisis

25 agosto, 2010 Premium
El turismo residencial ha sido uno de los fenómenos que más ha contribuido a incrementar la llegada de turistas extranjeros a España durante la última década. Pero desde 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis económica, la frecuencia de este tipo de viajes se está atenuando.
Si un ciudadano extranjero viajaba cuatro veces a nuestro país a lo largo del año para disfrutar de su segunda residencia, estos desplazamientos contaban como cuatro llegadas en la encuesta Frontur, aunque la persona fuera la misma.
 
El boom del turismo residencial, con decenas de miles de nuevas plazas construidas en el litoral durante la última década, estuvo además apoyado por la irrupción de las aerolíneas de bajo coste. Dichas aerolíneas incrementaron la oferta de vuelos a numerosos destinos de España desde decenas de aeropuertos del norte y centro de Europa.
 
En 2001 los turistas extranjeros que se alojaron en casas propias, de familiares o amigos sumaron un total de 9,48 millones de llegadas. En los años dorados del turismo residencial (entre 2005 y 2007) esta cifra llegó hasta los casi 13 millones.
 
Sin embargo, el número de turistas extranjeros que se alojan en vivienda propia, de familiares o amigos comenzó a descender en 2008 (ver tabla y documento PDF al final de esta noticia).

Durante los primeros siete meses de 2010, este indicador muestra una caída acumulada del 4%, según la encuesta Frontur. De mantenerse esta tendencia, el año se cerraría con cerca de 11,6 millones de turistas residenciales.

Y en cambio, el número de turistas alojados en hoteles aumentó casi un 2% en el período de enero a julio de 2010, según Frontur.
 
Turismo británico
 
Los británicos figuran entre los más asiduos del turismo residencial. Pero las cifras están mostrando un cambio de tendencia.
 
Así, entre enero y julio de este año, se han registrado un total de siete millones de llegadas de turistas británicos a España, lo que significa un descenso del 9% respecto al mismo período del año anterior. Sin embargo, las pernoctaciones de turistas británicos en hoteles españoles crecieron un 2,3% de enero a julio.

Tal aparente contradicción entre la caída de llegadas y el aumento de pernoctaciones hoteleras podría explicarse porque han descendido, en número y frecuencia, los británicos que viajan a sus segundas residencias en España. Mientras que por otro lado, se observa una tendencia de repunte del viaje organizado con turoperador.
 
De hecho, y según informaba hace unos meses el diario Sur, la fuerte caída de la libra esterlina frente al euro y la crisis económica han empujado a numerosos residentes británicos a vender sus casas en la Costa del Sol y regresar al Reino Unido. "Se van a montones", explicaba una agente inmobiliaria.

En estos momentos, los carteles de "se vende" se han multiplicado por todo el litoral español, pero muchos compradores aguardan aún a que bajen todavía más los precios.
 
Se calcula que en España existen entre 700.000 y un millón de viviendas sin vender ni alquilar, incluidas segundas residencias.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)
http://twitter.com/XavierCanalis
http://twitter.com/hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.