Diario 5353 19.08.2018 | 06:09
Hosteltur: Noticias de turismo
USCA asegura que pudo haber operado el 50% de los vuelos

Aena defiende que el cierre del espacio aéreo fue inevitable

10 enero, 2011
Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) emitió ayer un comunicado en el que afirma que el 97% de los controladores de Madrid "se negaron a trabajar alegando incapacidad", provocando el cierre progresivo del espacio aéreo. Se defiende así de las acusaciones de los controladores, que aseguran que el 3 de diciembre se podrían haber operado el 50% de los vuelos.
El ente afirma que “ante las reiteradas y falsas afirmaciones que algunos miembros de USCA han realizado en algún medio de comunicación, Aena insiste en que el 97% de los controladores de servicio del Centro de Control (ACC) de Madrid presentaron por escrito el pasado 3 de diciembre una declaración jurada de incapacidad psicofísica sobrevenida, lo que provocó el cierre progresivo del espacio aéreo”. En total, 59 de los 61 controladores planificados para el turno de tarde se negaron a trabajar, añade.

USCA dice que sólo fueron dos

Asegura que esta situación se produjo entre las 17:00 y las 17:15, mientras que los representantes de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) aseguraron a Europa Press que en Barajas "a las 17.38 horas Aena decide cerrar el espacio aéreo cuando sólo 2 personas, de un total de 60, habían declarado que no estaban en condiciones para controlar" y "había gente en la torre".

"Momentos antes, a las 17.20 horas, se había decidido reducir un 20% el número de operaciones por la falta de estos dos controladores, y 18 minutos después, con la asamblea del sindicato aún reunida, a las 17.38 horas [hora local de Madrid] decidieron 'rate 0' (que fija el cierre aéreo) para Madrid cuando sólo 2 personas no se encontraban en condiciones", insisten.

El caso de Canarias también supera la media de más del 50% de vuelos y, según el portavoz, Fernando Torrent, los aeropuertos podían haber mantenido entre el 60% y 70% de las operaciones, incluyendo todas las interinsulares --con retrasos, eso sí-- y los internacionales que no tuvieran necesidad de pasar por otros centros españoles, caso de los vuelos africanos y de América del Norte y del Sur, ya que "aunque en esos momentos se barajaba cerrar el quinto sector, de los seis habituales, había 4 sectores garantizados siempre por más del 50% de la plantilla".

No se intentó solucionar con sustituciones

Los representantes de los controladores aseguran que tanto en Madrid, Canarias y Baleares como en el resto de centros de control Aena "no hizo nada" por sustituir a los controladores que se acogían al artículo 34.4 de la Ley de Seguridad aérea que les insta a "abstenerse de ejercer dichas funciones y de realizar tales actividades [de control aéreo] en caso de disminución de la capacidad física o psíquica requerida". "Ni imaginarias [los de guardia o retenes], ni a los de horas extra, ni se llamó a la casa de nadie", añaden.

El portavoz nacional de USCA, César Cabo, prevé ya que la reacción de Aena será decir que los jefes de sala, también controladores, "no pusieron a todos los controladores que se iban acogiendo al 34.4 en las horas exactas sino más tarde", pero se mostró convencido de que si se "tira de grabaciones de cintas" y de los "videos de las pantallas se verá que se fueron cerrando los espacios aéreos antes y que los controladores se fueron acogiendo en muchos casos al 34.4 posteriormente al cierre del espacio aéreo, por la tensión que ello generó, pues no se entendía qué pasaba".

Deciden hoy sobre el preacuerdo con Aena

Los controladores decidirán hoy en varias asambleas si aceptan el preacuerdo alcanzado por USCA con AENA para someter a un árbitro las negociaciones del II Convenio Colectivo, cuyo texto debería estar terminado antes del 31 de enero.

Según ha explicado Cabo, los controladores deberán respaldar el preacuerdo firmado con AENA y designar un árbitro que tendrá que ser consensuado con la empresa antes del 12 de enero, con lo que, apuntó, "se levantará el estado de alarma" y continuarán las negociaciones con AENA hasta el 31 de este mes. Añadió que, "a partir de esa fecha y hasta el 28 de febrero, los puntos del Convenio sobre los que haya discrepancias serán desarrollados con la mediación de este árbitro".

Sin embargo, Cabo señaló que, si el próximo miércoles ambas partes no llegan a un acuerdo en la designación del árbitro, por "decisión exclusiva de AENA, las negociaciones se romperán". En ese caso, y al estar bajo el estado de alarma, el portavoz de USCA teme que la empresa pública imponga un laudo arbitral, y manifestó que "hay rumores de que tienen uno en el cajón desde hace meses".

El sindicato de controladores asegura que su actitud "es constructiva y sigue apostando por la negociación", aunque ha reconocido que hay muchos temores e inquietud sobre la postura de AENA.

El ministro de Fomento, José Blanco, manifestó en el Congreso de los Diputados el pasado 13 de diciembre que, si el 31 de enero no se ha llegado a un acuerdo, adoptaría otras decisiones "en relación con la negociación" sobre este Convenio, que afecta a unos 2.400 controladores, de los que un 95% están afiliados a USCA.

HOSTELTUR (agencias@hosteltur.com)
Noticias online de turismo en Twitter
Noticias online de turismo en Facebook

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.