Diario 5353 19.08.2018 | 00:09
Hosteltur: Noticias de turismo
Editorial HOSTELTUR de enero

Fusiones y quiebras moldean una nueva industria turística

14 enero, 2011
La oleada de quiebras empresariales que está sufriendo el turismo en todo el mundo desde que comenzara la crisis económica en 2008 ha generado numerosas preguntas dentro y fuera del sector acerca de cuál es el futuro de esta industria. Pero quizá la pregunta más acertada no sea "cuál" sino "cómo".
Los cierres de empresas que están registrándose y que todavía no se han detenido son una tendencia global y España no es una excepción. Todo lo contrario.

Desde 2008, en nuestro país han dejado de operar varias aerolíneas (Futura, Hola, Quantum Air, Air Comet), un mega-conglomerado turístico (Marsans), varios hoteles emblemáticos así como centenares de pequeñas y medianas empresas, principalmente en el ámbito de la hostelería y de las agencias de viajes.

Curiosamente, durante 2008 y 2009, la mayoría de instituciones públicas españolas intentó mantener contra viento y marea un diagnóstico oficial  -"estamos frente a una crisis económica, pero no una crisis del turismo"- que además de ser erróneo ha resultado contraproducente.

En el fondo, la mayoría de cierres de empresas turísticas que se están produciendo responde no sólo a una caída de la demanda como consecuencia de una coyuntura económica desfavorable, sino sobre todo a una serie de problemas estructurales y a la falta de adaptación a un nuevo ciclo.

A vista de pájaro, la recesión económica está acelerando la desaparición de operadores que sólo eran viables en tiempos de bonanza y alegría en el gasto, pero también el mismo torbellino empuja hacia la reordenación del sector turístico, principalmente a través de concentraciones y búsqueda de nuevos modelos de negocio.

Como en el concepto oriental del yin y el yang, dos fuerzas –una destructiva y otra creativa- están moldeando una nueva industria. Y alerta, porque este fenómeno, aunque ahora está afectando de manera muy visible a las empresas, también traerá duras consecuencias sobre los destinos turísticos.

Probablemente, tras la crisis, el panorama será muy distinto a como lo hemos conocido. Está claro que en las sociedades modernas no desaparecerá ni el deseo ni la necesidad de viajar. Pero empresas y destinos deben comenzar a trabajar para definir cómo quieren que sea su propio futuro.

HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)
Noticias online de turismo en Twitter
Noticias online de turismo en Facebook

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.