Valor, la alquimia de la hoteleria moderna

Un post de Juan Antonio Mota Navarro, en Hoteles y alojamientos

30 de Abril del 2015

3

El valor en el contexto hotelero va unido especialmente a la emoción.

Es fácil ponerse nervioso cuando las reservas no entran en tu hotel o cuando tu RevPar pierde puntos porcentuales cada mes.

Es lógico pero esto depende fundamentalmente de tu estrategia, del nivel de comercialización de tu establecimiento adaptado a tus objetivos comerciales y, en particular, de la gestión diaria de un buen Revenue Management,

Por ello, antes de concebir el plan, diseñar la estrategia y ejecutarla debemos tener clara nuestra identidad, quiénes somos, cómo deseamos que nos vean, a qué público nos dirigimos, etc. y nunca caer en el error de proyectarnos y realizar todos nuestros esfuerzos en el corto plazo, en una reducida y limitada gestión de pricing porque el valor solo entiende de proyecciones más alargadas, más consistentes y eso solo puede gestionarse desde nuestro propio conocimiento, auto-crítica e implementando soluciones tangibles y medibles en el tiempo.

La hospitalidad, el servicio, la amabilidad, la eficacia, la sonrisa, etc no son palabras acuñadas a un número, a un dato histórico en términos de conversión o a un afinado balance de resultados.

Estas palabras y muchas más definen la esencia de la actividad turística y, por tanto, más ligadas a ese vasto mundo de lo sensorial que conforma no solo la experiencia sino nuestra propia esencia humana.

Dejar a un lado el valor es como renunciar a uno mismo dejándote llevar por presunciones ajenas.

Observar por la mirilla a tus competidores y bajo la estrechez del precio obtener unas reservas puntuales no te ayudaran a asentar ese sentimiento de marca en el mercado.

El posicionamiento de un producto hotelero requiere espacio y tiempo pero, especialmente, una visión integradora capaz de aunar todas las variables (producto, precio, distribución, reputación, etc) para consolidar tu marca.

Y esto la marca, lo que inspira, lo que se traduce en un lenguaje subliminal es la mayor fortaleza en cualquier estrategia de marketing, claramente vinculada al valor y difícilmente, por no decir imposible, traducible en euros.

Cuidar de esa esencia y hacerla crecer con mimo y entusiasmo unida a todo tipo de analíticas, reportes e informes nos procurará un dinamismo diferencial no solo a nivel externo sino interno, formando parte de una cultura y unos valores, una forma de ser que nos haga únicos y diferentes.

Valor es también todo aquello que representa un handicap, algo netamente impulsor, una fuerza extraordinaria capaz de relanzarnos ante nuevos retos porque el mercado cambia y se transforma, no se mantiene estático ni está exento de modulaciones.

Hay que estar a la expectativa y transformar el deseo de nuestros clientes en experiencias reales.

Lo demás se convierte en rutina, cansancio, hastío, etc cuando nada sorprende.

Y esas palabras, estas últimas palabras y muchas similares no son atribuibles al valor y mucho menos al reto y al esfuerzo que hoy día exige la actividad turística para convertir los sueños en realidad.

Foto Flickr Rodrigo

Comentarios 3

Escribe un nuevo comentario

Lola Buendía 30/04/2015 13:04:31

Hola Juan Antonio,

Tu post cumple con los requisitos para participar en el Concurso de posts XI Foro Turístico Hosteltur.

http://www.hosteltur.com/comunidad/003978_concurso-de-posts-xi-foro-turistico-hosteltur.html

El día 4 de mayo daremos a conocer los posts ganadores. ¡Suerte!

Juan Antonio Mota Navarro 30/04/2015 14:04:48

Gracias a vosotr@s Lola y buen fin de semana para vosotros.
Estaremos atentos al desarrollo de este interesante foro.

Paz Risueño Villanueva 2/05/2015 20:05:11

Muy de acuerdo con todo lo que expresas,Juan Antonio.Nos vemos el 12

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.