Hosteltur: Noticias de turismo
Por Jordi Tresserras Juan, en Economía

Nace el TossaLab, un espacio interuniversitario de I+D en cultura, gastronomía y turismo de Tossa de Mar

29 marzo, 2016 (09:20:19)

Can Ganga, una casa singular del siglo XVI que alberga el Museo Etnográfico de Tossa, se reinventa como un espacio de innovación en cultura, gastronomía y turismo, el TossaLab, fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Tossa de Mar y el LABPATC Laboratorio de Patrimonio y Turismo Cultural de la Universidad de Barcelona


Foto: Firma del convenio entre el Dr. Jordi Tresserras, director del LABPATC Laboratorio de Patrimonio y Turismo Cultural de la Universitat de Barcelona / IBERTUR y M.Àngels Pujals, Concejal de Turismo del Ajuntament de Tossa de Mar para la puesta en marcha del TossaLab

En virtud del convenio de cesión de uso y gestión delegada por parte del Ayuntamiento de Tossa al LABPACT por un período inicial de tres años se pretende convertir Can Ganga en la sede del TossaLab. Será un espacio de investigación, formación e innovación en temas de cultura, gastronomía y turismo, con una atención especial en relación con el patrimonio culinario, la cocina tradicional y el turismo gastronómico. Mª Angels Pujals, concejala de turismo del Ayuntamiento de Tossa y Jordi Tresserras, director del LABPATC, son los impulsores de esta iniciativa. Se trabajará en sinergia con otros equipamientos ya existentes como el espacio Francesc Colomer. Asimismo se promoverá la articulación con el Campus de la Alimentación de la UB-Torribera, la Cátedra UNESCO Alimentación, Cultura y Desarrollo coordinada por la Universidad Abierta de Cataluña y con la Cátedra UNESCO Cultura, Turismo y Desarrollo coordinada por la Université de Paris 1 Sorbona donde participan tanto la Universidad de Barcelona como la Universidad de Girona.

Can Ganga es una casa singular adquirida por el Ayuntamiento de Tossa en 2002. Es conocida también como Can Leandro, una de las primeras edificaciones que se establecieron fuera de la muralla el s. XVI, en el lado de levante del barrio de Sa Roqueta. De hecho, la primera mención de esta edificación data de 1506 y es llamada Casalé de Narcís Andreu. En su interior aún se conserva una fresquera excepcional, excavada en la roca viva. Durante la segunda mitad del S. XVIII, era propiedad de Tomás Vidal y Rey, un prohombre de la ciudad que había hecho fortuna en las Américas y que promovió la construcción del hospital de San Miguel, hoy Casa de Cultura que lleva el su nombre. El Ayuntamiento procedió a la rehabilitación del edificio para la ubicación del Museo Etnográfico de Tossa que se inauguró en 2007 y que actualmente estaba cerrado al público y necesitaba una adaptación a la normativa vigente y plantear un proyecto museológico / museográfico actualizado. Se tomará el tema de la gastronomía y la cocina catalana como un hilo conductor, abierto a un proceso participativo, como museo-territorio con una mirada especial al territorio geoográfico: Ardenya-Cadiretes, la comarca histórica de la Selva, la Costa del Maresme y la Costa Brava.

En este sentido, Tossa es una de las villas gastronómicas de la costa catalana que ha apostado por impulsar un proceso para la valorización de la gastronomía del municipio y de la Costa Brava articulando el binomio tradición e innovación. Destacan iniciativas como el colectivo de “Cuina Tradicional Tossenca”; “Tossa Dolça”, que acoge a varias pastelerías que han convertido algunas de sus creaciones en souvenirs gastronómicos; el restaurante "La Cuina de Can Simón", que cuenta con una estrella Michelin; el hotel-gastronómico Casa Granados, así como jornadas gastronómicas como las de la cocina del cim-i-tomba (un plato de cocina de barca de la cocina tradicional de Tossa) que tienen lugar a lo largo del mes de septiembre y donde participan quince restaurantes de la localidad . Además, es uno de los municipios más activos implicados en la candidatura de Catalunya como Región Europea de la Gastronomía 2016 impulsada por la Generalitat de Cataluña.