Diario 5534 19.03.2019 | 00:35
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Marco de Comunicación, en Transportes

La mejor bodega... a bordo de Etihad Airways

16 noviembre, 2016 (09:46:31)


Madrid, 15 de noviembre de 2016_Volar con Etihad Airways es dejarse llevar por los cinco sentidos. Cada producto está elegido para que el huésped se sienta como en los mejores restaurantes del mundo. La bodega de Etihad Airways incluye una selección de los mejores champagnes, cervezas, licores y vinos para consumir a lo largo del viaje, tanto acompañando comidas o cenas como durante un momento de relax. La aerolínea ofrece un servicio tan personalizado que tienen Food and Beverage Manager con el fin de que los deseos de los pasajeros se hagan realidad. Es tal la atención al detalle que las cartas cambia cada tres meses y que ofrece variaciones para pasajeros que vuelan hacia el Oeste o hacia Oriente.

Una copa de bienvenida

En Business se ofrece el exquisito champán Duval Leroy Brut Réserve, creado desde 1859 por la familia Duval-Leroy y que representa la pasión y la sensibilidad por el trabajo bien hecho. Con notas de cata predominantes de chocolate negro y canela ofrece a los huéspedes lo mejor de un brut reserva.

En First Class las lujosas burbujas de Bollinger la Grande Année reciben al huésped cuando se sube a bordo. Si prefiere un champán rosé, Duval Leroy Rosé es la elección perfecta.

Los aperitivos también incluyen, solos o combinados, los clásicos vodkas como Absolut, whiskies como Chivas, Glenlivet o Jack Daniels, ginebras del prestigio de Bombay Sapphire o rones Bacardi. Las cervezas también tienen su protagonismo a través de las marcas Becks y Peroni y los espirituosos con Martini Bianco y Campari.

Maridaje a bordo

Desde vinos blancos chardonnay como un Joseph Drouhin Mâcon-Bussières “Les Clos” hasta un suavignon procedente de Nueva Zelanda, tintos de la famosa región francesa de Burdeos, como un Merlot Blend de Les Charmes de Grand Corbin o un Shiraz St. Hallets de Australia.

Si volamos en First Class, la compañía ofrece blancos como un chardonnay Louis Jadot Chassagne-Montrachet, de una de las mejores bodegas de la región de Burgundy. También Italia tiene hueco con un Sauvignon Blanc de Livio Felluga que marida excepcionalmente bien con aperitivos, pescado y platos con base de pollo. Si se prefieren tintos podemos degustar un Bordeaux Blend, Petit-Figeac, perfumado y exquisito o un Shiraz, Two Hands Angels Share de tierras australianas.

Lo mejor de cada región en una copa de vino mientras se vuela sobre ella a miles de pies de altura. Éstos se pueden acompañar de menús delicadamente elaborados o tomar por separado en algún momento del viaje.

Y a los postres…

Un vino dulce magnifica un postre y potencia sus sabores. Etihad trae desde Sudáfrica un Nederburg “The Winemaster” con excitantes notas de miel y albaricoque como colofón a los cuidados postres tanto árabes como internacionales que gustaran hasta los paladares más exquisitos. Desde Hungría directo a la First Class nos llega un Disznoko Tokaji Late Harvest, un vino dulce líder a nivel mundial desde 1732.

Más sobre Transportes

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.