Diario 6005 21.09.2020 | 17:22
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

República Dominicana pospone hasta abril de 2005 las nuevas tasas aéreas

26 noviembre, 2004

El Gobierno dominicano decidió posponer hasta abril de 2005 el cobro de una nueva tasa de cinco dólares a los pasajes aéreos hacia República Dominicana después de que la medida creara discrepancias con los empresarios turísticos. Así lo anunció ayer el ministro de Turismo, Félix Jiménez, quien había informado la semana pasada que los precios de los pasajes aéreos incluirían desde febrero de 2005 una "pequeña tasa" para sanear los polos turísticos y regenerar las playas del país. "El Gobierno ha decidido acoger la propuesta de que el cobro de esta tasa se inicie a partir de la finalización de la actual temporada de invierno (de noviembre a abril)", sostuvo Jiménez en una conferencia de prensa. Las declaraciones del ministro se producen después de que la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores) advirtiera de que el sector "no resiste más impuestos". Los empresarios hoteleros abogaron en un comunicado por "esperar el impacto de los ajustes que se están haciendo en la economía, incluyendo el desequilibrio creado por la acelerada recuperación del valor del peso frente al dólar". El ministro afirmó que "Asonahores aprobó este programa", pero "la preocupación por la tasa de cambio" le ha llevado a la asociación a "modificar su opinión". El alto funcionario explicó que los recursos que se lograrán con el cobro de la tasa a los pasajes aéreos se destinarán a pagar las inversiones para el turismo hechas por constructoras de Canadá, EEUU, México, Venezuela, Brasil o la Comunidad Europea que estén en condiciones de financiarlas. En este sentido, anunció que a comienzos del próximo año tendrá lugar un concurso público en Santo Domingo. Jiménez manifestó que el Gobierno se propone alcanzar cinco millones de turistas para 2008, que supongan una generación de divisas de más de 5.500 millones de dólares. Y para ello, según el ministro, "hay que establecer un plan de obras en los polos turísticos que le permitan a la hostelería dominicana ofrecer una mejor tarifa". El programa de obras, que se espera estén terminadas en invierno de 2006, prevé una inversión de entre 200 y 225 millones de dólares. Entre los objetivos figura resolver el problema de las aguas residuales de Puerto Plata, Sosúa y Cabarete (norte), el de las playas de Las Terrenas y Las Galeras de Samaná (noreste), así como modificar el sistema de alcantarillado y aguas negras de Punta Cana (este), detalló el ministro. Asimismo, está prevista la repavimentación de vías en la costa norte y la señalización de todas las carreteras turísticas del país. "República Dominicana debe prepararse para ser un destino turístico competitivo", resaltó Jiménez, quien dudó que los senadores y diputados de las regiones turísticas implicadas "hagan oposición" al establecimiento de la tasa. El turismo, con un aporte de un 24 por ciento al Producto Interior Bruto (PIB), es la principal fuente de divisas del país, seguido de las remesas que envían los dominicanos en el exterior, y las zonas francas. Los hoteles del país emplean a más de 50.000 dominicanos, a los que se suman quienes trabajan para el turismo en el sector transporte y en los aeropuertos. Según fuentes de Asonahores, el 22 por ciento de la mano de obra dominicana depende de una u otra forma del turismo. 

Más sobre Innovación

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.