Diario 5349 14.08.2018 | 13:18
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Se cancela el plan de evacuación de turistas en Cancún ante la previsión de que Dean no afecte a la zona turística

22 agosto, 2007

El Ministerio de Exteriores español, para quien la situación está "bajo control", recomienda a los turistas españoles que se encuentran en las zonas de influencia del huracán "tranquilidad y precaución" y que estén en permanente contacto con las recepciones de sus respectivos hoteles para conocer los avisos de alerta que transmiten las autoridades y sus recomendaciones. Sin embargo, los vuelos desde España hacia Cancún continúan cancelados atendiendo a la recomendación del Gobierno de México de que no lleguen turistas a esa zona como medida de precaución hasta que no haya pasado el huracán, y las dos compañías que vuelan habitualmente a ese destino, Air Europa e Iberworld, han hecho llegar aviones vacíos a ese punto para traer a España a cientos de turistas. Por su parte, el turoperador alemán TUI ha anunciado la cancelación hasta el próximo viernes, 24 de agosto, de todos los vuelos a Cancún y a Jamaica como medida de precaución. Según informó TUI, los turistas con vuelos a estas regiones hasta el viernes pueden cambiar las reservas gratuitamente o cancelarlas. A mediados de esta semana, TUI, que quiere contactar con los cientos de clientes afectados directamente o por medio de la agencia de viajes, informará si reanuda los vuelos a partir del próximo sábado tras valorar la situación en el Caribe. Las compañías aéreas, así como las agencias de viajes ofrecen a los pasajeros afectados la devolución del importe del viaje a aquellos que se queden sin viajar, o la posibilidad de viajar en otras fechas o a otros destinos, según explicó a HOSTELTUR, el presidente de AEDAVE, José Manuel Maciñeiras. Las cadenas hoteleras españolas ponen en marcha el Protocolo Anti Huracanes Las cadenas hoteleras españolas que tienen instalaciones en la Península de Yucatán han puesto en marcha el plan de seguridad conocido como Protocolo Anti Huracanes, ante la llegada del Dean a las costas de Cancún. Fuentes de las cadenas hoteleras indicaron que en la actualidad hay unos 18.000 turistas alojados en sus instalaciones, de los que aproximadamente el 25% son españoles, "dado que estamos en una temporada alta de ocupación en esta zona". Pese a que las autoridades mexicanas de los estados de Quintana Roo y Yucatán han declarado "la alerta naranja" (peligro alto) y anunciado que está previsto que el huracán Dean llegue a las costas mexicanas en la próxima madrugada, los hosteleros españoles hablan de tranquilidad en la zona. Un portavoz de Riu Hoteles, cadena que cuenta con 9 hoteles en la zona, tres en Cancún, y seis en Playa del Carmen, indicó que "estamos tranquilos, a la espera de lo que dicten las autoridades mexicanas, aunque ya hemos activado nuestro protocolo de seguridad para este tipo de actividad atmosférica". Lo normal, a juicio de la cadena mallorquina, es que "los turistas alojados en las instalaciones de Cancún se trasladen a refugios comunales y pabellones deportivos, dadas las características de altura de esos hoteles, mientras que los de Playa del Carmen, permanezcan en los hoteles, donde más seguros están". El protocolo que "aplicamos" está de acuerdo con el conocimiento y al experiencia que tenemos de este tipo de fenómenos que anualmente llegan en la denominada "temporada de huracanes", y que unas veces son más fuertes, como pasó hace dos años con el Wilma, que en unas horas destrozó el Caribe mexicano, y otras menores". La cadena hotelera aplica un protocolo de seguridad previsto para este tipo de fenómeno atmosférico, ya que "tenemos la experiencia suficiente debido a que llevamos muchos años en la zona y conocemos que todos los años hay una temporada de huracanes". Por su parte, la cadena Barceló, que posee seis hoteles en la zona, cuatro en Rivera Maya y dos en Cancún, con una ocupación de entre 3.000 y 3.500 personas, ya que "no estamos al 100% de ocupación", transmite "tranquilidad". "Nuestros hoteles son modernos y están diseñados para soportar la fuerza de los huracanes, por lo que estamos tranquilos y a la espera de lo que nos ordenen las autoridades locales", dijo un portavoz de esta cadena. Iberostar, que cuenta con cinco establecimientos en la zona Playa Paraíso, dos más en Playa del Carmen y uno en Cozumel, ha dado la orden de desalojarlos y concentrar a los turistas en el complejo de Paraíso, en polideportivos y centros de convenciones con garantías para aguantar la fuerza de los vientos huracanados que se esperan. En los dos hoteles de Playa del Carmen hay una discoteca que está acondicionada como un búnker y en todos los hoteles se han vaciado las plantas bajas y los edificios cercanos a las playas. En los cuatro hoteles de Meliá, tres en Cancún y uno en Cozumel, la tranquilidad "es absoluta" y ya se ha informado a los huéspedes de la posibilidad de que haya que evacuar si así lo consideran las autoridades, mientras que en los establecimientos hoteleros se han restringido los servicios en algunas zonas. Los portavoces de las cadenas hoteleras españolas informaron de que no hay peligro para los turistas y de que todo está bajo control en la zona, en la que hay mucha experiencia en huracanes de gran fuerza. La mayoría de los turistas afectados ha cambiado el destino El presidente de la Unión Nacional de Agencias de Viajes (UNAV), Ramón Buendía, señaló que la mayoría de los turistas han cambiado sus vacaciones en México por la zona de Punta Cana, en la República Dominicana, pero que todavía siguen unos 3.000 ó 4.000 turistas españoles en Yucatán, de los cerca de 10.000 que había la semana pasada. El director general de AMAVE, mayorista de turoperadores en el Caribe, Ruperto Donat, señaló que el 80% de los turistas españoles que tenían contratados sus vacaciones en la zona afectada donde se espera el huracán han aceptado otros destinos y que al resto se les ha devuelto el dinero o se les ha ofrecido cambiar las fechas su viaje. Más de la mitad de los turistas de Quintana Roo se ha marchado Datos de la Secretaría de Turismo de Quintana Roo informan de que de los más de 80.000 turistas que había en el Estado, unos 47.000 se han marchado ya por distintos medios y que unos 30.000 podrían hacerlo hoy por decisión propia, ya que el plan de evacuación oficial se ha cancelado ante la ausencia de peligrosidad, después de que el domingo se declarara alerta naranja en este Estado y en Yucatán. Las últimas cifras apuntan a que en el fin de semana se hicieron 644 operaciones aeroportuarias. Los aviones llegaban al 50% de ocupación y se iban llenos de turistas de vuelta a sus casas. Según los últimos pronósticos, el huracán no afectaría tanto a Cancún y Playa del Carmen, destinos ubicados en el norte de la península de Yucatán, sino a los del sur de Quintana Roo, en particular al municipio de Felipe Carrillo Puerto, una zona con menos turismo. En el caso de los turistas españoles, fuentes diplomáticas españolas explicaron que las 7.000 u 8.000 personas que podría haber, según las estimaciones mexicanas, están repartidas en distintos hoteles. El área de "alerta preventiva" se extiende desde Chetumal, la capital de Quintana Roo, hasta San Felipe, en el vecino estado de Yucatán, una franja que incluye a destinos turísticos tan importantes como Tulum, Majahual, Playa del Carmen, Cancún, Isla Holbox y Puerto Progreso. En toda la costa del Caribe mexicano comenzaron desde el sábado los desalojos de miles de turistas y residentes, así como compras masivas de alimentos enlatados y otros productos de primera necesidad, para hacer frente a posibles contingencias. El consulado de EE UU en la península de Yucatán, donde están los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán, alertó a su población del peligro que entraña la posible llegada de Dean, que ha dejado al menos siete muertos a su paso el Caribe. Situación en Jamaica y en Cuba Desde la medianoche del sábado entró en vigor un toque de queda en Jamaica, los dos aeropuertos internacionales están cerrados y la gente se ha ido encerrando en sus casas o en refugios como escuelas o instalaciones deportivas. Los últimos turistas abandonaron la isla el sábado y los hoteles permanecían cerrados. Dean, que ha dejado al menos un muerto en Santa Lucía, dos en Dominica y uno más en República Dominicana de nacionalidad haitiana, ha sido el primer huracán en golpear directamente a Jamaica desde 1988, cuando el ciclón Gilbert se cobró 45 vidas y ocasionó cuantiosos daños económicos. Por otra parte, las autoridades turísticas cubanas han informado de que en el destino turístico Cayo Largo del Sur han sido evacuados más de 2.300 turistas hacia la playa de Varadero, al norte de la Isla, al decretarse ayer la fase de alerta ciclónica para la provincia occidental de Pinar del Río y la Isla de la Juventud, situada al sur de Cuba y muy cerca de la trayectoria probable del huracán. El primer huracán de la temporada El Centro Nacional de Huracanaes (CNH) de Estados Unidos pronosticó que Dean, el primer huracán de la temporada de 2007 en el Atlántico, podría transformarse hoy en un ciclón de categoría cinco, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpon, mientras se desplaza por las aguas del Caribe. De alcanzar esa categoría, Dean tendría vientos máximos sostenidos de más de 250 kilómetros por hora. El CNH explicó que Dean mantiene su trayectoria oeste-noroeste en dirección a la península de Yucatán donde impactaría en las primeras horas de hoy. La trayectoria sigue descendiendo levemente hacia el sur, por lo que disminuye el riesgo de impacto sobre Texas y aumenta sobre el centro de México. Rocío Noriega (actualidad@hosteltur.com) 

Más sobre Innovación