Diario 5405 19.10.2018 | 04:55
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Los ciberokupas roban clientes a las agencias online

30 julio, 2007

El "misspelling" (se podría traducir al español como "palabras mal escritas") consiste en la creación de dominios de Internet con denominaciones muy parecidas a las de marcas muy conocidas, a las que captan tráfico de posibles clientes si el cibernauta se confunde de tecla al buscar. De hecho, y como ejemplo ilustrativo del alcance que tiene este fenómeno, el término "gogle" (que es una errata del correcto Google) es más buscado que el de Playstation (bien escrito). En lo que se refiere a la actividad turística, quienes se dedican a realizar "misspelling" para capturar tráfico (otros portales o metabuscadores, en su mayoría) registran palabras muy similares a la de la agencia online de la que quieren "chupar" clientes. Las palabras que se registran como dominios suelen incluir los errores típicos de escritura, tanto ortográficos como mecanográficos. Según el informe de NetNames, la mayor cantidad de ataques a las agencias de viajes se producen en los periodos en que sus páginas tienen mayor afluencia. Los ataques están dirigidos a las agencias de viajes más importantes, incluyendo algunas de las más grandes y más visitadas en España, y están desviando miles de turistas que regularmente visitan estos sitios para reservar viajes online hacia otros sitios con ofertas similares, según el informe. Las online aseguran que les afecta muy poco Según el director general de eDreams, Javier Bellido, los que realizan el "misspelling" "suelen ser afiliados de los metabuscadores que crean dominios muy similares a los de una online, cambiado o añadiendo algún signo de puntuación o similar. Lo que hacen es derivar ventas directas hacia los propios proveedores, ya que éstos les pagan por cada posible cliente recibido en su web. De todas formas, no hacemos de policías, y no tenemos la certeza de saber a dónde van a parar esas reservas". Y sobre el efecto que tiene para su empresa, Bellido no coincide con los altos volúmenes que señala el mencionado informe e indica que "el volumen de captación es muy pequeño para nosotros. No llegamos a denunciar. Solemos hablar con estas empresas afiliadas para que cesen de hacerlo y suele dar resultado". En el mismo sentido se manifiesta el director general de la agencia online paneuropea Opodo (y ex director general de la española Rumbo), Ignacio Martos, al asegurar que "la incidencia real de volumen de captación de clientes es mínima, aunque es muy difícil de detectar". Martos añade que el "misspelling" "lo suelen practicar algunos metabuscadores y también portales de viajes, que tienen gente dedicada a redirigir tráfico a sus web y a otras que les interese. A veces, incluso se han dado casos de que nos redirigen a nosotros mismos el tráfico que previamente nos han captado mediante esa práctica. Hay que tener en cuenta que estos portales cobran por el tráfico generado. Cuando detectamos esto, lo que hacemos es conseguir el dominio que han estado usando. Los buscadores no suelen poner ningún problema en dárnoslos". Runvo, Ipodo Martos pone el ejemplo de "un portal muy importante" que había creado multitud de dominios alrededor de la palabra Rumbo, alternando las letras de todas las teclas que hay alrededor de las letras que componen Rumbo. A lo que añadieron combinaciones de posibles errores ortográficos que pueda cometer el cibernauta (Rumvo, Runvo, o Runbo, en lugar de Rumbo). También pone como ejemplo en el caso de Opodo de la variante Ipodo (la tecla de la i está al lado de la o). Un ejemplo magnífico de lo que el "misspelling" puede provocar, a parte de robar clientes a las agencias online, es lo sucedido con el portal utube.com, de una empresa de tuberías de Ohio (EE UU) que recibe 65 millones de visitas mensuales. Según explica Carlos Blanco (http://www.carlosblanco.com), presidente del Grupo ItNet, la empresa de tubos "al parecer ha tenido enormes problemas con la infraestructura de hosting y han tenido que ampliar varias veces su capacidad", y añade que "según he leído en varios sitios, Google, que compró recientemente youtube.com, ya ha ofrecido 1 millón de US$ por el dominio, pero por el momento la empresa no ha vendido". José Manuel de la Rosa (delarosa@hosteltur.com)