Diario 5354 21.08.2018 | 21:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Marsans llega a un acuerdo sobre Air Madrid que podría ser objetado por Argentina

19 enero, 2007

Ayer fue anunciado el convenio por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el presidente de Air Plus Comet, Gerardo Díaz, "para contribuir a paliar los problemas generados por la suspensión de operaciones de Air Madrid". El acuerdo contempla ofertar puestos de trabajo a 578 personas de la plantilla de Air Madrid, tanto para personal de tierra como de vuelo, y la repatriación de los pasajeros que han quedado atrapados en los aeropuertos a donde volaba la compañía, a un extra de 200 euros por trayecto, comprometiéndose a iniciar este programa de inmediato en Argentina, Perú, Ecuador, Colombia y Chile. La incorporación de los trabajadores de Air Madrid a la plantilla de Air Plus Comet se iría realizando paulatinamente en función de la ampliación de la flota. Del personal que será absorbido, se mencionó a 72 pilotos y 308 tripulantes de cabina. Air Plus Comet tiene previsto incorporar en dos años seis aviones más para alcanzar una flota de 14 aeronaves. Al parecer, en contrapartida la compañía del grupo Marsans ha solicitado a la Administración acelerar los permisos para poder abrir las nuevas rutas que aspira a iniciar este año, adelantando el plan de desarrollo y expansión previsto para el lapso 2007-2009. La aerolínea española volará a Argentina, Perú, Colombia, Chile, Ecuador, Panamá y Costa Rica. No cubrirá las rutas a Brasil y México. En el caso de Chile y Ecuador, las autoridades españolas tienen que negociar con sus gobiernos para que autoricen la entrada. En el caso de Panamá y Costa Rica, lo que se necesita es un permiso que se conoce como "habilitación". Además, Fomento realizará gestiones con las autoridades de aviación civil de México y Cuba para intentar abrir esos destinos a un mayor número de frecuencias y de slots para compañías españolas, ampliando la designación de éstas o a través de autorizaciones provisionales y excepcionales, tomando en cuenta de que Air Comet solicita siete frecuencias a México DF y cuatro a La Habana, bien de las nuevas a negociarse o de las que queden disponibles. Argentina pone condiciones Sin embargo, el Estado argentino había puesto objeciones para autorizar a la empresa alemana LTU operar las rutas que realizaba Air Madrid, como lo dispuso el Ministerio de Fomento español, por algunos aspectos que ahora se repiten en el nuevo acuerdo, además de que en el caso de la compañía alemana, se excedían las posibilidades previstas en los marcos bilaterales que rigen las relaciones aerocomerciales entre este país y España y Alemania. En el documento se aclara que la entidad estatal estaría dispuesta a permitir la operatoria dispuesta por su homóloga española "en forma excepcional y durante un plazo determinado", siempre y cuando el Ministerio de Fomento acepte y garantice previamente la provisión de transporte sin costos o la devolución de los importes pagados por pasajeros en la Argentina y perjudicados por el cese de operaciones de Air Madrid, haciendo alusión a los 250 euros por tramo que solicitaría LTU, ahora 200 euros con Air Plus Comet. Asimismo, la dependencia nacional exige la absorción del personal de Air Madrid contratado en Argentina y que cumple funciones en escalas de este país, cuya cifra alcanza los 80 empleados y "el reconocimiento de postergados derechos de tráfico requeridos por empresas de transporte aéreo argentinas y que hasta el presente no han tenido respuesta positiva de parte de las autoridades españolas". LTU posterga sus planes Fuentes del sector informaron a HOSTELTUR que las franjas horarias de Air Madrid no fueron otorgadas porque ninguna de ellas estaba solicitada por las compañías españolas interesadas antes del 31 de agosto y pendientes de aprobación, así como tampoco lo había hecho LTU, de acuerdo al reglamento comunitario sobre la asignación de slots. Fuentes de LTU han informado a este diario que la aerolínea germana mantenía la intención de crear una nueva compañía aérea en España en unos meses, a pesar de no haber llegado a acuerdos con los dos co-inversores sobre algunas exigencias que la compañía alemana no quiso asumir, uno de ellos el grupo constructor San José. LTU asumiría el mantenimiento técnico de cuatro aparatos de Air Madrid, lo que supondría un coste anual de 20 millones de euros y, a cambio, el socio aportaría un capital por el mismo valor pero, al final, no se logró el acuerdo. Las fuentes señalaron que la compañía alemana estudia adquirir en el futuro los trayectos de Air Madrid a Latinoamérica, un mercado en el que quiere ampliar su presencia. LTU, que vuela actualmente a Norteamérica, Asia y Sudáfrica, sigue interesada sobre todo en las rutas entre España y Argentina, Chile, Brasil, Ecuador, Perú y Brasil. Air Madrid reacciona Según señaló la ministra Álvarez, la compañía de Carrillo perdió los slots para operar sus rutas pero no así el permiso de vuelo. Como se recordará, la suspensión de Air Madrid fue de carácter temporal. Fuentes vinculadas a la aerolínea suspendida informaron a este diario de que ayer los representantes de la empresa dieron los primeros pasos ante Fomento, a fin de recuperar plenamente el cerificado de operador y reconducir la empresa. Diana Ramón (transportes@hosteltur.com)