Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Alertan sobre el exceso de oferta de alojamiento en el Caribe en los próximos cinco años

22 junio, 2005

El sector hotelero caribeño dominicano puede tener un exceso de oferta en los próximos cinco años si se materializan futuros proyectos hoteleros, según un informe reciente sobre el turismo en los países de la zona. La investigación "Directrices Estratégicas para el Desarrollo Turístico de la República Dominicana", patrocinada por la española Bancaja y el dominicano Banco Popular, dice que el exceso de oferta "sería una mala noticia para la rentabilidad del sector y la competitividad de las empresas y los destinos". Según el estudio, al que tuvo acceso EFE, el "principal competidor" de la República Dominicana en el sector turístico es el estado mexicano de Quintana Roo, que "le supera en todos los registros, excepto en los ingresos por turismo, aunque por escaso margen". Los motivos del desarrollo turístico en ese Estado mexicano, según el estudio, son la baja presión fiscal, bajos costes operativos, recursos humanos adaptables y preparados, un nivel de infraestructura aceptable y elevadas inversiones en promoción y publicidad. Quintana Roo ha alcanzado un "impresionante desarrollo en la última década y tiene todos los visos de seguir manteniéndose así, dado el alto nivel de inversiones que se están proyectando en el sector de alojamiento", dice la investigación. Con respecto a Cuba, otro de los países competidores, el estudio destaca sus "enormes potencialidades" en turismo, aunque recuerda que la "férrea política de bloqueo que EE.UU. mantiene desde hace más de 40 años ha limitado su desarrollo". Por ahora, prevé "un desarrollo acompasado" del sector y augura que, "cuando cambie el actual 'statu quo', es previsible una eclosión del mercado de EE.UU., lo que "alterará las reglas del juego del turismo caribeño". En cuanto al turismo en Jamaica, el informe observa que su desarrollo puede afectar a la República Dominicana, ya que grupos hoteleros que operan en algunas zonas de este país, especialmente españoles, implantarán el mismo tipo de oferta en determinadas áreas turísticas jamaicanas.