Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Incógnita sobre el nuevo gerente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol

23 junio, 2005

El presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Salvador Pendón, afirmó ayer que confía en el presidente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol, Juan Fraile, para la elección del nuevo gerente del organismo, después de que Juan Antonio Martín presentara su renuncia a continuar en el cargo. Pendón, que asistió ayer a la presentación de los nuevos establecimientos turísticos a los que se les ha otorgado la distinción de Singularidad Turística de la Diputación, manifestó a los periodistas que confía "plenamente" en Fraile, quien conoce "perfectamente" la estructura de personal del Patronato y el perfil que se requiere para ocupar la gerencia. Por ello, consideró que "en su momento adoptará la decisión que estime pertinente desde el conocimiento de la situación" del organismo. Martín, que presentará su dimisión formalmente la próxima semana ante los órganos rectores del Patronato de Turismo, ocupa el cargo desde noviembre de 2003, y su nombramiento fue aplaudido por el sector turístico, que reclamaba un gerente profesional y no político. En este sentido, Pendón dijo que no entiende la "distinción" que se hace entre profesionales y políticos, ya que "hay políticos que pueden gestionar perfectamente y el hecho de que alguien haya tenido actividad política "no le invalida" para desempeñar una tarea profesional para la que esté preparado, señaló. Rechazar esta posibilidad sería "demonizar una actividad como la política, que es legítima en la mayoría de los casos", indicó, y apostilló que la política tiene un "claro objetivo de servicio a los ciudadanos". En opinión del presidente de la Diputación, el Patronato de Turismo "viene cubriendo bien los objetivos para los que se creó: promocionar la Costa del Sol", que se ha adaptado a las demandas de los turistas. Pendón eludió pronunciarse sobre la gestión de Martín al frente del Patronato, si bien dijo que ha seguido una "línea de coherencia y no se han advertido grandes altibajos".