Diario 5592 26.05.2019 | 07:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Iberojet anima a los pasajeros del Grand Voyager a presentar reclamaciones

17 febrero, 2005

Los responsables de Iberojet son los primeros "enfurecidos" por lo ocurrido con el Grand Voyager, el crucero operado por la compañía que ayer se averió a unas 60 millas al este de Menorca, por lo que no sólo comprenden que los pasajeros piensen presentar reclamaciones sino que les animan a hacerlo. Así lo dijo ayer el consejero delegado de la empresa, Gabriel Subías, en una rueda de prensa celebrada en Palma para dar cuenta de los detalles del accidente, que se ha saldado con varios heridos y seis personas hospitalizadas en Cagliari (Italia), adonde en la mañana de ayer llegó el buque tras navegar en medio de un gran temporal. Subías aseguró que Iberojet, organizadora del crucero, está del lado de los pasajeros y que se siente tan perjudicada como ellos por lo sucedido, por lo que no sólo comprende que piensen pedir indemnizaciones, sino que incluso les empujó a hacerlo. Recordó que el Grand Voyager es el único de los tres cruceros con los que la compañía ha realizado su programación de verano que está en alquiler, y anunció que será la propietaria del barco, el consorcio alemán de bancos KLFW, la que deba iniciar una investigación y dar explicaciones que "satisfagan". No obstante, no tuvo ninguna duda del carácter "sorpresivo" del accidente, ya que nadie pudo vaticinar que la climatología sería tan adversa, y aclaró que el Grand Voyager, construido en el año 2000, es el crucero "más moderno del mercado español", lo que le ha hecho merecedor de numerosos premios. Con todo y a la espera de conocer el estado del barco, Iberojet ha suspendido el crucero de la misma ruta que tenía que salir ayer y el del día 21, y ofrece la opción de devolver el dinero de los pasajes a las personas que tenían reserva o poder realizar otro periplo por el Mediterráneo oriental. Durante su comparecencia, el directivo tuvo constantes palabras de apoyo para las 800 personas que estaban a bordo del buque, sobre todo hacia los 418 pasajeros, la mayoría de los cuales llegaron en la tarde de ayer a España, a excepción de los seis que han quedado hospitalizados en Cagliari, acompañados de nueve familiares. A este respecto, apuntó que cuatro de ellos sufren traumatismos, otro una fractura de tobillo y un sexto un amago de insuficiencia cardiaca, aún por confirmar, que le sobrevino cuando estaba desembarcando. Subías también destacó que la compañía nunca había vivido un suceso similar al del lunes, y aseguró que ha puesto y pondrá todos los medios a su alcance para paliar la situación. 


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.