Diario 6062 27.11.2020 | 07:46
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El Gobierno balear pide perdón, pero niega revelar quiénes fueron al club de alterne "Rasputín", de Moscú

10 julio, 2004

El Gobierno balear da por zanjado el caso del club de alterne "Rasputín" al pedir ayer viernes perdón por el "error lamentable" que cometió al pagar con fondos públicos siete entradas al club de alterne moscovita, pero se negó a revelar quiénes acompañaron a Juan Carlos Alía en la visita al "Rasputín", el más conocido y concurrido club de alterne de Moscú. La relación de los asistentes había sido solicitada por la oposición. El portavoz del Ejecutivo autonómico y consejero de Turismo, Joan Flaquer, que formaba parte de la delegación, encabezada por el presidente, Jaume Matas, en cuyos gastos se incluyeron las facturas del local erótico, consideró zanjado el asunto con la asunción de toda la responsabilidad por parte de Alía, que aseguró que había cometido una equivocación al cargar a las arcas autonómicas gastos privados y que dimitió de su cargo el jueves en la mañana, luego que Diario de Mallorca destapara el escándalo de las facturas del club de alterne. Flaquer reiteró que ni él ni Matas fueron al club "Rasputín" y se mostró dispuesto a dar las explicaciones que sea preciso en el Parlamento balear, pero anunció que lo hará cuando se retome la actividad legislativa tras el verano. No obstante, esta disposición, el consejero de Turismo dejó claro que nunca informará de la composición del grupo que acudió al local de alterne durante la vista a la capital rusa de la delegación oficial de Baleares. Para Flaquer, es necesario "deslindar" la actividad pública de los políticos de sus actividades privadas, "cuando se acaba el trabajo, cada persona en su vida privada y con su tiempo libre pude hacer lo que quiera y yo no tengo porqué preguntar quién acompañaba o no a esta persona a aquel lugar", afirmó Flaquer, que manifestó ser consciente del daño que la difusión del caso puede hacer a la promoción turística de Baleares. "No nos sentimos satisfechos de que hayamos sido portada y noticia en muchísimos medios de información. También sabemos que el trabajo de promoción se ha hecho de forma muy intensa durante el último año y esto es un pequeño paréntesis en esta labor", agregó y elogió a Juan Carlos Alía por su trabajo durante el tiempo que estuvo al frente del Ibatur. "Quiero elogiar la labor, la dedicación y el esfuerzo que ha llevado a cabo el que hasta ayer (por el jueves) fue director gerente del Ibatur en esta materia de promoción turística, de manera muy especial en la recuperación de la imagen de Baleares en uno de sus principales mercados, el alemán". Para Flaquer, la forma en que Alía asumió las responsabilidades del caso, fue "ejemplar", también negó haber practicado turismo sexual y reconoció que si no hubiese sido revelado por "Diario de Mallorca" no se habría "detectado" el pago con fondos públicos. En cuanto al proceso administrativo que permitió que las facturas objeto de polémica se incluyeran en una relación de gastos en ejercicio de funciones públicas, el conseller de Turismo aventuró que los funcionarios responsables pudieron tener dificultades de control por no conocer el idioma ruso, lo mismo que le ocurrió a él, que dio su visto bueno al expediente remitido al Parlament. EU-EV PIDE SE CREE UNA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN. Pese a la disculpa del Gobierno, sectores de la oposición no están satisfechos. Esquerra Unida-Els Verds (EU-EV) solicitará que se cree una comisión de investigación en el Parlamento para aclarar la facturación al Gobierno de las siete entradas al club de alterne. Para Miquel Rosselló, portavoz de este grupo parlamentario, las explicaciones dadas por el Gobierno no "están claras" y añadió dio a entender que el Govern buscó en Alía una cabeza de turco. "El Govern de Jaume Matas ha solucionado este escándalo responsabilizando a un subalterno. Esto lo hace siempre el PP. Los jefes nunca tienen la culpa", dijo Rosselló, quien comentó que la versión de Alía "incurre en varias contradicciones", ya que al asumir su culpa, Alía afirmó de que sólo se quedaron tres personas en el hotel: el consejero Flaquer, el presidente Matas y su escolta. Sin embargo, el jefe de Gabinete presidencial, Francesc Sala, "también se desmarca de esta visita", afirma Rosellço, quien anunció que solicitará a la vicepresidente del Govern, Rosa Estarás, la entrega de documentación detallada sobre todos los viajes oficiales realizados en esta legislatura ya que, dijo, "es posible que no sea el único caso". EL PSOE EXIGE LA DIMISIÓN DE FLAQUER Y QUE MATAS COMPAREZCA ANTE EL PLENO DEL PARLAMENTO. Por su parte, el PSOE exige la dimisión de Flaquer, a quien considera como principal responsable del viaje de la delegación del Gobierno balear a Moscú y solicita que se convoque un pleno extraordinario del Parlamento para que el presidente Matas aclare qué personas participaron en la visita al club de alterne. En rueda de prensa el viernes, Francina Armengol, portavoz del grupo parlamentario socialista, acompañada por el diputado Antoni Diéguez, solicitó conocer "la verdad" sobre la visita al "Rasputín" y consideran "inadmisible" e injusto para todos los ciudadanos que se facturasen estas "actividades nocturnas" a los fondos públicos. Diéguez fue más allá y echó más leña al fuego al afirmar que ya había "sospechas" de que hechos de este tipo, se suceden en los viajes oficiales y recriminó a la vicepresidenta del Govern, Rosa Estarás, que "haya paralizado" la petición hecha por el PSOE de obtener detalladamente todos los gastos de las actividades que se realizan en dichas expediciones. Pese a lo tajante de esta afirmación, Diéguez asegura que el PSOE acepta "inicialmente" la palabra del presidente Matas, que niega haber visitado dicho club, pero solicita la comparecencia de Matas ante el Parlamento balear. También considera que "la Fiscalía debe presentarse" de oficio en este caso y solicitar las facturas que detallen este viaje, y señaló, en este sentido, que espera que se averigüe quiénes fueron al club "Rasputín", "si es necesario, a través del vídeo del que al parecer dispone este establecimiento". En Madrid, el secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Alfonso Perales, calificó en una nota de prensa de "impresentables" las explicaciones dadas por el presidente Matas, quien atribuyó a la "mala suerte" los hechos conocidos sobre las facturas del club de alterne ruso. "Es impresentable hablar de mala suerte para justificar esta irregular utilización de fondos públicos", afirma Perales en la nota y añade que "para mala suerte la de Jaume Matas, que va a tener que explicar cómo es posible que fueran siete los miembros de la delegación que viajó a Moscú y siete las entradas al club de alterne El Rasputín". Este caso, que adquiere ribetes de escándalo, ha acaparado el jueves y viernes la atención de la prensa, tanto local como nacional, que ha brindado amplia cobertura al mismo. (José Antonio Tamargo/HOSTELTUR) (tamargo@hosteltur.com) 

Más sobre Innovación