Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El ICEX convoca un plan de apoyo a marcas españolas

23 abril, 2004

El Instituto de Comercio Exterior (ICEX) de España brinda la oportunidad de obtener subvención a fondo perdido para aquellas empresas turísticas que vayan a soportar gastos en la promoción de sus marcas hoteleras en países fuera de la Unión Europea, según informa la consultora especializada en servicios de inversión hotelera y de golf, DIRECTO. Este es el segundo año que el ICEX convoca este programa con el propósito de impulsar la componente de imagen, diseño, creatividad, calidad o singularidad de las marcas españolas en el exterior. Las características principales de esta nueva línea de subvención a fondo perdido son: Se apoyarán los planes de marketing a tres años, de empresas españolas para su implantación en países no pertenecientes a la Unión Europea, con una inversión anual mínima de 60.000 €. Las marcas deberán estar registradas tanto en España como en los países destino. Las empresas o grupos con más de una marca podrán presentar un máximo de tres proyectos. Los conceptos subvencionables cubren todos los gastos facturados por una empresa externa, relacionados con la creatividad y adaptación del material publicitario a los diferentes mercados objetivo, las inserciones en los medios extranjeros fuera de la UE, la organización de ruedas de prensa o actos de RRPP, las promociones directas al consumidor, los patrocinios comerciales y otras posibles actividades encaminadas a la promoción de la marca. La subvención máxima será del 25% de la inversión aprobada con un límite de 100.000 € anuales por proyecto. En esta ocasión, se exceptúa del punto anterior el mercado de Estados Unidos, con una subvención máxima del 35% el primer año, el 30% el segundo y el 25% el tercer año, de la inversión aprobada con un límite de 120.000 € anuales por proyecto. La fecha límite de presentación de solicitudes y proyectos es el 31 de mayo del 2004, aunque es recomendable la presentación lo antes posible. Por tanto, se consolida una medida más de apoyo para el proceso de internacionalización de las empresas españolas, que es uno de los objetivos que se persiguen desde la Administración española.