Diario 5453 13.12.2018 | 20:08
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El BBVA advierte que la fusión de empresas hoteleras de Baleares es inevitable

27 noviembre, 2003

Las empresas hoteleras de Balears van ha tener que iniciar "un proceso inevitable de concentración" para hacer frente a las enormes inversiones que los nuevos proyectos van a necesitar para adaptarse a las demandas de los turistas, según anunció ayer el director de Banca Minorista del BBVA en España y Portugal, Julio López, que junto al director de este banco en Cataluña y Balears, Pedro Fontana, se desplazó ayer a Palma para presentar el estudio sobre la situación de las islas editado por esta entidad financiera. Julio López señaló que el turismo familiar de masas se inclina de forma creciente hacia el modelo del 'todo incluido' (pago de una cantidad fija que incluye todos los gastos que se pueden hacer dentro del hotel), lo que obliga a que los nuevos establecimientos que se construyen dispongan de una gran superficie de oferta de ocio y restaurantes. En concreto, destacó que la inversión media para la puesta en marcha de un hotel con estas características oscila ya en torno a los 90 millones de euros, un desembolso que las empresas pequeñas y familiares no pueden asumir en solitario al suponer un riesgo excesivo. Por ello, señaló que durante los próximos años se va a desarrollar un proceso de fusiones de sociedades de tamaño pequeño y mediano. Respecto a la situación actual del sector, el director de Banca Minorista del BBVA indicó que las tres últimas temporadas no han sido buenas, pero subrayó que la situación financiera de las empresas turísticas "es muy sólida" gracias a los resultados obtenidos los años anteriores, a diferencia de lo que sucedió durante la crisis de 1992 y 1993. Julio López defendió también los proyectos destinados a mejorar la oferta de las zonas turísticas, ante la creciente demanda de una oferta cultural y deportiva -como el golf- por parte de los visitantes. En su opinión, Balears ocupa una situación óptima para afrontar estos retos, tanto por la experiencia de sus empresarios como por sus características en materia de proximidad con los países emisores, infraestructuras y seguridad. Pese a este optimismo, se admitió la existencia de algunas sombras en la situación actual del sector turístico del archipiélago. En el estudio editado por el BBVA y elaborado por un amplio equipo de especialistas, se destaca precisamente, como elemento preocupante, la tendencia a la baja durante los últimos años en el gasto que el turista realiza por día. El representante de esta entidad financiera destacó que "ahora vienen más visitantes, pero gastan un 15% menos por persona que hace 20 años", una tendencia que en su opinión se debe invertir ya que el futuro del sector probablemente pasará por una reducción del número actual de plazas junto con un aumento del poder adquisitivo de los visitantes, de ahí la necesidad de no rebajar bajo ningún concepto los niveles de calidad. Otro de los problemas que se destacan en el estudio es el descontento que entre los visitantes -especialmente en el caso de los alemanes- existe respecto a algunos precios directamente vinculados a la oferta complementaria, como los de las comidas y del ocio. También se pone de relieve la tendencia a acortar el tiempo de las estancias y a hacer más viajes al cabo del año, primando el verano en los destinos de sol y playa, lo que puede aumentar la estacionalidad en el caso de Balears. (F.G., Diario de Mallorca, 27/11/03) 


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.