Diario 5403 17.10.2018 | 04:05
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El consejero de Turismo afirma que la presencia de Douglas en el stand de Baleares no cuesta «ni un euro»

19 noviembre, 2003

El conseller de Turismo, Joan Flaquer, aseguró ayer en el Parlament que la presencia del actor norteamericano Michael Douglas en cinco ferias internacionales hasta 2007 para promocionar la imagen de Baleares «no le ha costado ni un euro a los ciudadanos» de las Islas. A preguntas del PSM, Flaquer indicó que el precio de 4,4 millones de euros abonado por el Govern a la empresa Valldemossa Producciones corresponde al valor de la finca Costa Nord, así como al coste de producción de la película sobre el Nixe -el barco del archiduque Luis Salvador, legendario propietario de la mansión del actor- y los derechos de imagen de Douglas por su participación en este film, que pasa a ser propiedad del Govern. El portavoz nacionalista Pere Sampol había calificado de «absurda y exagerada» la cifra por la que se ha cerrado la operación, pues los servicios de Arquitectura del Govern habían tasado en sólo 3,4 millones de euros el valor de la finca Costa Nord. «Me alegra de que ahora comience a preocuparse de lo que valen las cosas», replicó Flaquer, «pero lamento que no lo hiciera cuando el Govern compró Can Serra» con fondos de la ecotasa. Al menos en la operación cerrada ahora con el actor norteamericano, añadió, se ha utilización una tasación oficial realiza por el propio Govern, en lugar de acudir al dictamen de gabinetes externos. «Pagan a Michael Douglas para que se vaya de Mallorca», comentó Pere Sampol, quien advirtió del riesgo de que el Govern comience a hacer lo mismo con otros ilustres huéspedes de la Isla como Claudia Schiffer. «Michael Douglas nunca ha vivido en Mallorca», según Flaquer, sino que realizaba y seguirá realizando visitas esporádicas a su vivienda de s'Estaca. Por otra parte, Flaquer anunció que su Conselleria ha iniciado una campaña de inspecciones en los hoteles que comercializan la fórmula de todo incluido para evitar abusos y comprobar que los servicios prestados sean «de máxima calidad». Su antecesor en el cargo, el socialista Celestí Alomar, va, le instó a buscar el consenso con las empresas y los sindicatos ante una modalidad de la oferta que a su juicio va a repercutir negativamente en la cifra de negocio de los bares y restaurantes. Flaquer acusó al Pacte de haber abandonado los planes de modernización de la oferta complementaria -que el PP se propone retomar ahora- y de conducir al sector turístico «a una extrema debilidad ante la demanda». La presión de los turoperadores para que los hoteleros bajen precios, indicó, no es fruto de la política del nuevo Govern, sino que responde a una dinámica que se remonta a la pasada legislatura. La decisión del turoperador Thomas Cook de dejar fuera de su catálogo a 55 hoteles de Illetes, Palma y Pollença, alegó Celestí Alomar, es un síntoma más del mal momento que atraviesa el sector a pesar de las promesas de reactivación de los populares. PP y Unió Mallorquina rechazaron ayer, por otro lado, una moción del Grupo Socialista para crear en un plazo de seis meses un Fondo Medioambiental con un presupuesto de 42 millones de euros, equivalente a la recaudación prevista de la extinta ecotasa. (M.A.R., diario El Mundo-El Día de Baleares, 19/11/03)