Diario 5407 20.10.2018 | 22:15
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Mundo: La OMT pide objetividad y cooperación ante el miedo que provoca en el turismo la neumonía atípica

9 mayo, 2003

La Organización Mundial de Turismo (OMT) solicita que se actúe con objetividad y cooperación ante la crisis que está causando en el mundo del turismo la "reacción excesiva" a los efectos de la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), superior a la de los atentados de Bali del pasado año. La campaña que se ha desatado con motivo de la denominada "neumonía atípica" está castigando a muchos destinos turísticos con una fuerza superior a hechos acaecidos el año pasado e incluso con motivo de la guerra de Iraq, indicaron a EFE fuentes de la OMT. Las mismas fuentes añadieron que se está hablando demasiado del contagio motivado por el turismo, por el movimiento de personas en distintos países, y sin embargo "no se tiene en cuenta que la transmisión local es con mucho la más prevalente". De los 6.000 casos posibles de SRAS, se considera que sólo cinco han podido resultar de una transmisión en cabina de vuelo, y éstos ocurrieron antes de que se introdujeran procedimientos de detección sistemática y otras medidas de seguridad en muchos aeropuertos y compañías aéreas, añadió la OMT. A juicio de los responsables del turismo mundial, la incidencia del brote de SRAS en la actividad turística será tanto más grave cuanto que, al igual que los atentados de Bali del año pasado, afecta en primer lugar a la única región del mundo, Asia y el Pacífico, que había experimentado en los últimos tiempos un crecimiento fuerte y sostenido de sus movimientos turísticos (8 por ciento en 2002). Además, a la realidad de la epidemia se han sumado los efectos de su fuerte mediatización, que ha desencadenado una verdadera psicosis en ciertos países, ya que llega a darse la circunstancia de que algunos destinos asiáticos donde hasta la fecha no se ha registrado ningún caso de contaminación local (la India, Indonesia,Malasia, Camboya, Filipinas, Tailandia...) se ven casi tan castigados como las zonas verdaderamente afectadas de China, Hong Kong y Singapur.