Diario 5355 22.08.2018 | 09:12
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Presidente electo de Baleares excluirá las fincas privadas de los parques naturales del Llevant y la Serra, en Mallorca

28 mayo, 2003

El president electo del Govern balear, Jaume Matas, se mostró reacio a crear nuevos parques naturales en Baleares. No, Al menos, si no cuentan con el beneplácito del propietario de la finca en cuestión. En sus primeras declaraciones de intenciones tras obtener la mayoría absoluta, Matas se negó, de momento, a crear el parque natural de la Serra de Tramuntana sin contar con el visto bueno de los propietarios de las fincas afectadas. Sin embargo, Matas, en declaraciones a EL MUNDO / El Día de Baleares defendió la política medioambiental de los parques naturales, «Es una figura buena que defendemos siempre». No obstante, el número uno del Partido Popular balear hizo una salvedad en la creación de estos parques: «cuando no suponga una confiscación de una propiedad privada ni la conculcación de derechos y propiedades de los ciudadanos», puntualizó. Jaume Matas también realizó una serie de precisiones respecto al Parc de Llevant. El nuevo inquilino del Consolat del Mar abundó en que se practicarán «modificaciones» en el Parc de Llevant para poder aplicar este mismo principio. Asimismo, Jaume Matas desveló algunos de los pilares sobre los que iba a sustentar la política medioambiental durante la próxima legislatura. «Queremos promover la protección del medio ambiente», explicó, «pero desde la convicción y no desde la imposición». Además, Jaume Matas se mostró confiado de que muchos propietarios de fincas se podrían adherir a su iniciativa, tras entender que se trataba del interés general. «Si convencemos a los propietarios privados de la bondad del proyecto, los habrá que quieran acogerse», auguró Matas. La propuesta de Matas fue ampliamente aplaudida por los dueños de fincas rústicas. El presidente de la asociación de propietarios, Fernando Fortuny, se mostró muy satisfecho por la propuesta de Matas, Aunque, precisó, esta propuesta ya estaba incluida en el programa electoral del Partido Popular. «Fue uno de los compromisos que figuraban en su programa. Es normal, por tanto, que cumplan ahora con lo prometido. Debe ser algo consensuado», indicó Fortuny. El presidente de la Asociación de Propietarios de Fincas Rústicas fue más allá. También se mostró partidario de suprimir el derecho de tanteo y retracto de la Administración cada vez que se produce la venta de una finca rústica. El propietario está obligado a comunicar la venta al Govern. Luego, tiene un plazo de tres meses para decidir si el Govern se queda o no con una finca. «Una finca se puede depreciar hasta el 50% de su valor y, luego, no encontrar ningún comprador», indicó Fortuny. (L.M., diario El Mundo-El Día de Baleares, 28/05/03)