Hosteltur: Noticias de turismo
Por María González Fernández, en Hoteles y Alojamientos

Quo Vadis Cataluña

7 abril, 2017 (11:03:37)

Coloquio de Fundación Wellington - Quo Vadis Cataluña

Los movimientos separatistas no son algo nuevo, ni en la historia de las relaciones internacionales ni en la de España. En el caso de Cataluña, ¿qué ocurriría si se materializasen las reivindicaciones independentistas de esta Comunidad?, ¿qué probabilidades y consecuencias tendría para ella, y para el resto de España?

Fruto de esta inquietud, la Fundación Wellington ha celebrado el pasado 5 de abril, el Coloquio ¨Quo Vadis Cataluña¨. Ha contado como ponentes con personalidades de la talla de D. Arcadi Espada, periodista y escritor; D. Emilio Lamo de Espinosa, Catedrático de Sociología, Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y Presidente del Real Instituto Elcano; y D. Eduardo Serra, Ex ministro de defensa y Presidente de la Fundación Transforma España.

Tras las palabras de bienvenida de laSecretaria del Patronato de la Fundación Wellington, Dña. Pilar Moratiel, el Coloquio cogió rumbo de la mano de la periodista Dña. Ana Samboal, quien centró el debate en cómo nos debemos enfrenta a esta realidad legal, económica, política y social.

D. Emilio Lamo de Espinosa estableció tres líneas claras en su discurso: ¿Por qué existe este fenómeno en España?, ¿qué razones argumentan? y ¿cuál es la situación? Aludió al trasfondo histórico de la Constitución y al problema del denominado ”café para todos”. Afirmó que: El nacionalismo Catalán no se conforma; su razón de ser va más allá de una Constitución, que no respeta. No obstante, éste no es el sentir de la mayoría de los catalanes; sino el sentimiento de aquellos que señalan a España como responsable de todos sus problemas. Se ha instalado en una continua cultura de la queja, que pretende impulsar una alternativa al sistema democrático, que tan solo representa el 44% de la sociedad catalana. Estamos ante una situación de bloqueo dinámico y de confrontación. Por un lado, les es inviable avanzar, así como dar pasos hacia atrás, pues supondría quebrantar su ideología existencial. La solución es centrar todos los esfuerzos en relanzar el proyecto de España. Un proyecto que sea capaz de llevar a cabo la transición real y no mediática. Una regeneración política y democrática en nuestro país que no se ha hecho nunca, ni en el conjunto de España ni por supuesto en la Comunidad Autónoma de Cataluña.

D. Arcadi Espada centró su intervención en dos grandes asuntos: ¿Hacia dónde se encamina Cataluña? y ¿cómo puede encarar esta situación la propia democracia?

Estableció que: Cataluña da pasos hacia una grave crisis institucional que supondrá recortes sustanciales, profundos y una intervención del Estado”. “Puigdemont no pertenece a la democracia si no a un intento de algunos grupos políticos para ensanchar sus bases sociales bajo la propuesta común de realizar un Referéndum en septiembre”.

El ponente anticipó el camino que proponen los separatistas. Desde el punto de vista legal, han decidido ilegalizar las normas que aplica el Estado español; lo que les deja en clara evidencia y en un desconcierto y desprestigio moral. Quizá sea interesante preguntarse, ¿hasta qué punto el nacionalismo y los partidos nacionalistas en Cataluña han gozado del supuesto prestigio que abanderan? ¿Cómo es posible que este movimiento haya alumbrado a diversos poderes fácticos e intelectuales en nuestro país?

D. Eduardo Serra distinguió entre las personas que estáninstaladas en el pasado y las que piensan como mejorar las cosas mirando hacia el futuro”. Hizo mención a la famosa frase¨ no te preguntes que puede hacer América por ti, pregúntate que puedes hacer tú por América.

En este sentido, concretó que Cataluña es una región puntera en España, ejemplo de modernidad y referente en la industrialización. Asimismo puso de manifiesto que la España de los 60 quedó muy atrás. Afortunadamente, actualmente somos un país estable, con una importante cohesión social y una gran presencia internacional. Sin embargo hay que preguntarse el porqué de la hegemonía y la capacidad de movilización del nacionalismo durante los últimos años: “Necesitamos un examen de conciencia sobre la presencia en Cataluña y trabajar para que España tenga un proyecto propio. Por tanto definir: ¿Dónde estamos? y ¿Hacia dónde queremos ir?”. El destino siempre encuentra su camino.