Hosteltur: Noticias de turismo
Por Turismo Trade, en Economía

Visitmexico.com recorre los Pueblos Mágicos

16 agosto, 2017 (11:44:29)

Sobre ellos no se construyen grandes resorts de lujo ni tampoco llegan aviones transoceánicos. Los Pueblos Mágicos de México tienen el encanto especial de lo pequeño y la belleza de lo sencillo y parecen haberse rendido al paso del tiempo. Diminutos placeres de leyendas, miles de años de historia, hechos trascendentes o manifestaciones socio culturales que los convierten en destinos grandes y muy especiales. Con el objetivo de proteger este conjunto de poblaciones que siempre han estado en el imaginario colectivo del país, el Consejo de Promoción Turística de México ha asignado el reconocimiento de ‘Pueblos Mágicos’ a más de 100 pequeñas localidades de los diferentes estados de la nación que destacan por su valor histórico, su belleza monumental, sus tradiciones o su gastronomía. A continuación, proponemos una ruta para visitar algunos de los más conocidos.

Dolores Hidalgo (Guanajuato), la cuna de la independencia

Este Pueblo Mágico lleva la esencia de México en sí. Su catedral fue testigo de la voz del cura Miguel Hidalgo cuando dio el grito de independencia. Conocido como el “Grito de Dolores”, se trata del acto con el que se inició la guerra de Independencia de México en 1810. Cada 16 de septiembre se conmemora este hecho en una fiesta cívica que traspasa incluso las fronteras de México y en este lugar se celebra de una manera especial con una verbena popular llena de comida (como los chiles de chorro y el mole típico) y música tradicional. Visita la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, el Museo Casa de Hidalgo, Plaza Principal, el Museo de la Independencia o la Casa de Visitas; esta última con un impresionante estilo barroco, al igual que la famosa parroquia.

Taxco (Guerrero), tradición minera que brilla en lo más alto

Taxco es un pequeño Pueblo Mágico colonial y uno de los destinos más atractivos del estado de Guerrero. Se encuentra enclavado en una zona de montañas, donde hay importantes yacimientos de plata que durante el Virreinato convirtieron a este lugar en un importante enclave minero. Si te acercas aquí, es imprescindible adentrarse por el mundo subterráneo de Cacahuamilpa. Se trata de un área natural protegida con infinitos túneles y cavernas. En la Antigüedad, las tribus chontales usaron sus espacios para honrar a los dioses del inframundo. Sigue las aguas del río Chontalcotlán, mientras escuchas el eco del agua que cae por las paredes. En el apartado gastronómico, no puedes irte de Taxco sin probar sus famosos jumiles o chumiles. Son unos pequeños insectos comestibles, que tienen propiedades curativas y se pueden encontrar en los mercados desde noviembre hasta febrero.

Calvillo (Aguascalientes), siente tus instintos

Calvillo es conocido por su impresionante naturaleza y arquitectura religiosa. La Sierra Fría o las cascadas de los Huenchos y el Garruño son algunas de sus joyas naturales. Pero si hay algo que llama la atención al visitante que se acerca a este Pueblo Mágico del estado de Aguascalientes son las pinturas rupestres de El Tepozán. Hace miles de años, los seres humanos dejaron una belleza única tallada en la piedra con misteriosas figuras antropomorfas que hoy se puede visitar. Siente la fuerza de los grabados, intenta descifrar los símbolos plasmados que hablan sobre la caza o las costumbres de aquellos que habitaron este lugar. Calvillo es un lugar ideal para detener el tiempo y meditar entre agradables caminatas y senderos.

Jerez (Zacatecas), porque la vida es sueño

En México hay también otra localidad con el nombre de Jerez. Aunque con algunas diferencias, podrás observar la vinculación de este Pueblo Mágico con el flamenco u otros aspectos de España, a través de la vestimenta o bailes típicos y tradiciones. Su nombre significa “lugar donde abundan los vegetales” y no le falta razón. La plaza principal Jardín Rafael Páez es un bello conjunto de árboles, en el que los hombres juegan al dominó y las mujeres conversan como si estuvieran ajenos a todo lo demás. La Sierra de Cardos, al noreste de la localidad, está llena de frondosas encinas, robles y otros árboles frutales. Pero si hay algo que nos hace inmortalizar su pasado colonial es el Teatro Hinojosa, una joya arquitectónica con arcos de medio punto y puertas de madera tallada que nos puede recordar a la época del Corral de Comedias, como si Lope de Vega, Tirso de Molina o Calderón de la Barca se estuvieran paseando por aquí.

Xilitla (San Luis Potosí), para no despertar

No sabemos si a los dramaturgos del Siglo de Oro les habría gustado haber representado alguna de sus obras en el pequeño teatro de Jerez, pero lo que sí conocemos es que el próximo destino fue uno de los elegidos por el cineasta Luis Buñuel, quien debido a la dictadura franquista pasó varios años en México hasta fallecer aquí. En el Pueblo Mágico de Xilitla (San Luis Potosí) se alberga una de las más bonitas construcciones naturales del Surrealismo: el Jardín de Las Pozas de Edward James, conocido en el pasado como la “Atenas Huasteca”. Una pequeña ciudad perdida en el corazón del bosque, con escaleras incompletas, laberintos interminables… Un auténtico poema verde. Un sueño sin ser sueño.

Visitmexico.com

Más sobre Economía