Diario 5911 03.06.2020 | 15:30
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Laura Pena, en Hoteles y Alojamientos

¿Es rentable comprar un hotel después de lo que está sucediendo?

14 mayo, 2020 (00:55:53)

Cuando realizamos una inversión viene precedida de un proceso de estudio y evaluación muy medida y sopesada. Todas las inversiones, por pequeñas que sean, tienen riesgos, pero no es lo mismo arriesgarte a perder 5mil euros que 1millón de euros y tampoco puedes pretender que la amortización vaya a ser la misma. Tenemos que partir de cuánto puedo invertir y cuánto tiempo va a pasar para amortizar lo invertido.

La inversión inmobiliaria es muy tentadora porque se pueden mover grandes cantidades de dinero. Lo primero que tenemos que tener en cuenta si queremos invertir en un hotel, es dónde vamos a invertir. No es lo mismo Barcelona o Madrid, que Valencia o Santiago de Compostela, tenemos que tener en cuenta una serie de valores como las plazas hoteleras de la ciudad, los viajeros que recibe esa ciudad, las pernoctaciones, los porcentajes de ocupación, las rentas, los ingresos y los años de amortización. Cuando hablamos de rentabilidad, lo habitual es mirar solo los números, hacer un estudio de mercado y un plan de negocio, coger la calculadora y si vemos que es positivo lanzarnos. Muchas veces vemos que los números, pasados los meses, no son los que teníamos sobre el papel. ¿Qué es lo que sucede? Sucede que es casi tan importante, como mirar todos los datos que acabo de decir, la gestión del hotel. Si no sabemos gestionar un negocio, ya sea de mecánica de automóvil o gestión hotelera, este negocio no puede funcionar. Da igual que montes un taller de coches en un núcleo urbano donde no exista otro taller en kilómetros a la redonda, si no sabes cambiar una rueda o contrates a alguien que tampoco sepa cambiarla. Pasa lo mismo en este sector, y los fallos más comunes que hacen que una inversión hotelera, aunque los análisis y los números apunten a beneficio, puedan fracasar son los siguientes:

Imagen nota de prensa Hosteltur

-Mala selección del personal. Desde un camarero a un gerente, no importa la categoría del cargo, el equipo tiene que ser una serie de piezas que funcionen como conjunto.

-Falta de capacidades. Aunque a día de hoy existen una gran cantidad de currículums disponibles hay que ser consciente de la productividad que quieres obtener del puesto de trabajo que tienes vacante. No vale cualquier recepcionista, no vale cualquier camarero, no vale cualquiera, tienes que tener a los mejores, todos y cada uno de los puestos de tu hotel importan, tienes que tener a gente motivada y profesional.

-La atención al cliente es fundamental. Un hotel no deja de ser la casa de alguien, y para que alguien esté cómodo en una casa tiene que sentir hospitalidad y que se atiendan sus necesidades. Sólo se tiene en cuenta que tenemos “x” clientes y esos clientes son euros de ingreso, es un error básico. Es el cliente el que te va a dar de comer, cuida a todos y cada uno de tus clientes como si fuera el primero de tu hotel. Para que esto se cumpla hace falta tener bien cubiertos los dos primeros puntos ya nombrados: empleados con aptitudes y con actitud.

-Buen posicionamiento online. A estas alturas no te puedes permitir flaquear en este punto. La imagen online es básica, es tu mejor escaparate, y la tienes que tener cuidada al milímetro. Aunque de nada vale tener al mejor gestor de redes y diseñador web si luego no tenemos una atención de excelencia cuando ese cliente llegue al hotel. Como puedes ver esto es una cadena que tiene que estar en perfecto funcionamiento.

-No saber cómo comercializar tu hotel. La gestión hotelera ha evolucionado mucho, hay que estar en constante renovación de conocimientos, hay que estudiar la competencia, saber transmitir tus fortalezas a tu público objetivo, dominar y saber analizar los canales de venta, etc… Antes no era necesario todo esto, ahora sino lo haces puedes tener claro tu fracaso a largo plazo. Y para amortizar un hotel créeme que necesitas un plan a largo plazo.

-Inexistencia de relación con el cliente. Voy a plantearte una situación que se puede extrapolar y resulta muy efectiva. Cuando estás en un restaurante y el cocinero jefe sale a charlar contigo y preguntarte qué tal está todo hace que te sientas bien, ¿verdad? Te hace sentir importante, cercano, partícipe de su cocina. Haz lo mismo, no cuesta nada relacionarte con tu cliente y el resultado va a ser muy valioso.

-Falta de toma de decisiones y resolución de problemas. Saber delegar, generar confianza y compromiso en tu equipo es fundamental. Para esto y para que sea rentable comprar un hotel tienes que tener claro que los primeros dos puntos son básicos, tener a tu disposición a los mejores empleados. Y tú tienes que tener claro en tratar a tus empleados como quisieras que ellos trataran a tu mejor cliente.

-La importancia de los cargos superiores es fundamental. Muchas veces esta falta de competencias viene dada por la adjudicación de este tipo de puestos por imposición o por amistad. En otros casos porque se confunde experiencia con habilidad. Sea cual sea el caso, para que todo funcione y sea un éxito, tienes que tener desde el mejor peón al mejor rey en tu equipo.

Estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta, pero dentro de cada uno existen múltiples factores a tratar, y otros muchos que van surgiendo. Para que una inversión funcione tienes que estar bien formado e informado, y sobre todo tener ganas y pasión por lo que vas a hacer.

Este articulo de opinión se ha redactado sin tener en cuenta el marco en el que nos encontramos de confinamiento en nuestros hogares y con este sector de llos hoteles completamente parado. Debe entenderse el artículo desde un marco natural y normal del sector y no desde el mundo en el que vivimos en el que saber como hacer una mascarilla es más importante que cuaqluier otro producto en estos momentos.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.