Hosteltur: Noticias de turismo
Por Comunicación FETAVE, en Distribución La AIREF confirma que España lidera los estados de la Unión Europea con menos ayudas directas a sus empresas, incluyendo las de Gobierno y Comunidades

Empresas y autónomos al corriente de pago son excluidas de las ayudas directas

FETAVE solicita al MInisterio de Hacienda que los autónomos y empresas que pagan sus facturas en plazo cumpliendo la ley de morosidad no sean perjudicadas en el reparto de las ayudas 1 junio, 2021 (08:50:15)

Madrid. 1 de junio de 2021.- FETAVE, Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas, quiere destacar que quince meses después de la declaración del primer estado de alarma el 14 de marzo de 2020, las empresas españolas tienen el dudoso honor de ser en Europa casi las únicas sin recibir ayudas directas y España, Gobierno y Comunidades Autónomas, casi el líder como el Estado más cicatero en ellas.

En estos momentos, insistimos, quince meses después de la declaración del primer estado de alarma el 14 de marzo de 2020, los importes de ayudas directas que han llegado a las empresas, pymes o no pymes y autónomos, son, como indica la AIREF, un máximo de unos 700 millones, un 0,06% del PIB, y solo en algunas y muy escasas CC.AA. frente a cifras del orden del 3,5% de Alemania, 1,5% de Italia o el 1% de Francia.

FETAVE quiere destacar que, desde el 11 de marzo en que se anunciaron los 7.000 millones de ayudas directas del Gobierno de España a otorgar a través de las CC.AA., y tras casi tres meses, salvo Madrid y Castilla y León Y Valencia, ni siquiera se ha promulgado el procedimiento de hacerlas efectivas y no se espera que puedan llegar a las empresas antes de septiembre por lo que FETAVE asume la recomendación de la OCDE más acciones y menos presentaciones.

Adicionalmente, según indica la disposición de la Junta de Castilla y León y confirman en la Comunidad de Madrid, el Ministerio de Hacienda, contra lo que indica el Real Decreto Ley establece que las ayudas directas solo podrán hacerse efectivas contra facturas pendientes de pago, en tanto el Real Decreto Ley 5/2021 establece en su artículo 1.3 que las ayudas directas “tendrán carácter finalista y deberán aplicarse a la satisfacción de la deuda y pagos a proveedores y otros acreedores, financieros y no financieros, así como los costes fijos incurridos, siempre y cuando éstos se hayan devengado entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 y procedan de contratos anteriores a la entrada en vigor de este Real Decreto-ley”.

Ante esa situación, FETAVE se ha dirigido por dos veces al Ministerio de Hacienda para solicitar que se modifique la absolutamente restrictiva y, en opinión de FETAVE contraria al Real Decreto-ley 5/2021, interpretación de exclusiva aplicación a facturas pendientes de pago y, en su caso, para que esa interpretación sea objeto de una disposición que permita recurrirla por su presunta ilegalidad, sin que un mes después de la primera solicitud y una semana después de la reiteración de la solicitud haya tenido respuesta.

FETAVE quiere hacer saber que, sin perjuicio de su presunta y posible ilegalidad, esa interpretación es en primer lugar un agravio para aquellos empresarios y autónomos que han hecho un gran esfuerzo, incluso comprometiendo su propio patrimonio personal e incluso no percibiendo sus remuneraciones, para hacer frente a estos pagos y poder de esta forma mantener activas sus empresas intentando no perjudicar a sus proveedores y cumpliendo la ley anti morosidad, pues, comparativamente, premia, a igualdad de circunstancias, a quien menos riesgos y compromisos empresariales ha asumido lo que, como imagen y mensaje desde el Ministerio y el Gobierno, no creemos sea el más positivo.

En segundo lugar, FETAVE quiere destacar que esa interpretación plantea a las empresas la disyuntiva de o incumplir la ley antimorosidad, por cuanto de cumplir los plazos de ésta, las facturas estarían pagadas antes de recibir las ayudas y por ello no podrían recibirlas, o renunciar a las ayudas pues solo incumpliendo la ley podrían recibir las ayudas, lo que como mensaje del Gobierno no es nuevamente precisamente positivo.

En tercer lugar, FETAVE señala que ese criterio facilita la aportación de fondos a empresas zombis contra el criterio expuesto reiteradamente por la Vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, pues, entre una empresa que ha venido haciendo frente a sus obligaciones y una que las ha incumplido, probablemente la última tenga más dificultades de supervivencia.

FETAVE, en aras de proteger los intereses de los viajeros, solicita que se confirme la posibilidad de utilizar estas ayudas para que las agencias de viaje puedan devolver a sus clientes los bonos emitidos al principio de la pandemia por la cancelación de viajes combinados debidos a la COVID-19 autorizada por Real Decreto Ley 11/2020 y que caducaran próximamente.

Por último, FETAVE quiere dejar constancia de que, de mantenerse el aparente criterio restrictivo de Hacienda sobre la aplicación de las ayudas directas, el resultado será, en primer lugar, que sobren aportaciones y así Hacienda logre limitar a esos 7.000 millones como aparentemente era su objetivo y, en segundo lugar, que una parte de esas ayudas acaben en empresas inviables en perjuicio de las más solventes, propiciando competencias desleales con fondos públicos.

Finalmente, FETAVE, desde el convencimiento de que el disparate interpretativo, además presuntamente ilegal de Hacienda, no seguirá adelante, solicita a las CC.AA. que igualen las ayudas directas del Gobierno de España situando las ayudas directas en 14.000 millones, es decir sobre el 1,2% del PIB, cifra comprable a Italia y Francia, así como que modifiquen la exclusión de las empresas que en 2019 tuvieron pérdidas incluyendo a las que tuvieron beneficios en 2017 y 2018 en suma equivalentes a las pérdidas de 2019 para evitar exclusiones por pura casuística sobre todo en autónomos y pymes o efectos tipo Thomas Cook, y una aceleración a CC.AA y Ministerio de Hacienda de los procedimientos para que las ayudas lleguen a las empresas no mas tarde del mes de julio.

No hay futuro sin presente y si no se dinamiza la llegada de las ayudas correspondientes al 2020 y se prevén nuevas para el 2021, con más efectividad y menos presentaciones como indica la OCDE, no el 2050, sino el 2022 será una fecha inalcanzable para muchas empresas de las más afectadas por la pandemia, sean o no pymes o autónomos, comenzando por las Agencias de Viajes, el sector más afectado por ella.