Diario 2202 20.01.2020 | 20:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. “Hay que completar el ciclo”, dijo el presidente

Mujica y Alas Uruguay: “Satisfacción, cuando estemos volando”

Discurso completo de Mujica dirigido a las trabajadores de la aerolínea 14 octubre, 2014

“Satisfacción cuando estemos volando, y aterricemos; hay que completar el ciclo”, dijo el presidente José Mujica tras la presentación de Alas Uruguay en el aeropuerto de Carrasco.

Reconociendo que aún falta una parte importante del camino a recorrer –que lleguen los aviones, la habilitación de la Dinacia, establecer los horarios para los vuelos regulares- el presidente Mujica acompañó el lanzamiento de la aerolínea creada por ex trabajadores de Pluna pero dijo que sólo estará satisfecho cuando el ciclo se complete y la empresa comience a operar los vuelos planificados. Ver: Alas Uruguay ofrecerá 18.760 asientos semanales cuando opere 70 frecuencias

En una intervención de menos de siete minutos, el presidente destacó el valor del trabajo de los fundadores de la empresa y su compromiso. Actualmente se desempeñan unos 50 funcionarios en la empresa, pero serán 225 cuando comiencen las operaciones.

“Sólo quiero señalar la responsabilidad y el desafío; la vida me ha enseñado que el verdadero profesionalismo necesita como condición indispensable el compromiso, que a la larga genera capacidad profesional, y de superación permanente”, dijo Mujica.

“La pelotudez es pensar nada más que en la de uno, no preocuparse de la suerte de los demás, por más títulos y medallitas, que no sirven  para un carajo, y esto hay que decirlo bien claro para que lo entiendan los que no están acá”, dijo, enérgico, en alusión tal vez a los candidatos y referentes de los partidos tradicionales que, si bien fueron invitados –según los directivos de Alas Uruguay-, no asistieron a la presentación.

Mujica dijo que la aeronavegación comercial “es una empresa difícil, porque esto no es changa” y remarcó que “los aviones casi no se caen; son el transporte más seguro que hay en el mundo, las que se caen son las empresas”.

El presidente Mujica se dirigió a los trabajadores en el lanzamiento de Alas Uruguay. Foto: Presidencia
El presidente Mujica se dirigió a los trabajadores en el lanzamiento de Alas Uruguay. Foto: Presidencia

“Todos sabemos el desafío que significa, y sabemos que a los trabajadores nadie les pone un vintén porque no hay  confianza”, dijo, y se refirió a “ir ganando en el terreno más difícil (porque) el verdadero poder no deriva de ganar elecciones” sino que “vendrá cuando los trabajadores tengan una capacidad de gestión en el hueso de la economía nacional, de caracter decisivo, y no antes”.

Compromiso y claridad

“La única ventaja que tiene este tipo de empresa”, expresó Mujica, en referencia a las compañías gestionadas por los trabajadores, “es si la gente tiene compromiso y claridad, porque no hay empresa que no pase crisis, que disminuya el mercado, y las empresa tradicionales, acorraladas, no tienen otro camino que quebrar, muchas veces”. Pero, matizó, “si los trabajadores de estas empresas son capaces de apretarse la cincha, bajar el ingreso, trabajar de garrón, sacrificarse para mantenerlas vivas, se pueden mantener vivas, pero eso hay que entenderlo de arranque, porque ninguna empresa tiene garantizado el porvenir de navegar siempre con viento a favor”.

“Este tipo de empresas han sido capaces, cuando tienen esa claridad, de resistir dictaduras, guerras, lo que fuere, crisis económicas coyunturas adversas, siempre y cuando los trabajadores tengan la capacidad de sacrificarse, para mantener viva la llama de una empresa que es la expresión de una fuerza colectiva que tienen los trabajadores cuando se comprometen”.

El presidente uruguayo afirmó que “cuando los trabajadores se comprometen son invencibles, pero tienen que entender que la flojedad, la falta de dureza consigo mismo, la capacidad de mirar el espejo de la vida como es, a veces los puede derrotar”.

“Aquí no se viene a luchar por un sindicato y por reivindicaciones; se viene a luchar por abrir un camino de porvenir y es un ensayo dificilísimo porque estamos formados en sociedades jerárquicas donde los trabajadores en general, por definición, son para trabajar para otros. Y acá tienen que trabajar para ustedes. Y trabajar para ustedes significa que si no tienen el lenguaje de la capitalización, que significa sencillamente que no podés gastarte todo lo que ganás, y no podés gastarte todo el ingreso, porque el que no invierte la queda; estas cosas son el ABC pero se la tienen que remachar en la frente, si no están para eso no agarren viaje, pero si no ven estas cosas no se metan en camisa de once varas, porque atrás de esto hay un camino”.

Estas empresas autogestionadas son privadas; pertenecen a la barra que trabaja. Siempre los van a mirar con desconfianza, siempre van a decir que los trabajadores no se pueden mandar a sí mismos, y acá la cuestión es la otra democracia, que los trabajadores son capaces de ser gobernantes de sí mismos, entonces estarán a uno paso de ser el poder”, cerró Mujica.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.