Diario 2176 15.12.2019 | 02:03
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Afirmó que recuperará el dinero, US$ 13,6 millones, negociando con Boston Seguros

López Mena dijo que pagó el aval de Cosmo para ahorrarse problemas

Responsabilizó a la prensa, los políticos y los sindicatos por el fracaso de la subasta de Pluna 2 mayo, 2013

Juan Carlos López Mena, propietario de las empresas del grupo Buquebus, dijo que “Cosmo era un comprador firme” y que el fracaso de la subasta de los aviones de Pluna, el 1° de octubre de 2012 y sus posteriores derivaciones son responsabilidad de "la prensa, los políticos y los sindicatos". Afirmó que pagó el aval que el Banco República entregó a la chartera española Cosmo para que participara del remate con el fin de evitarse problemas, tanto con el BROU como con el garante Boston Seguros. Justificó esto afirmando que es cliente de ambas instituciones “desde hace 40 años”.

“Yo estoy pagando una deuda que no es mía, eso es para que me feliciten no para que me critiquen en los diarios”, afirmó a la prensa el empresario durante una presentación de Buquebus y la Ciudad de Buenos Aires. “La prensa se transformó en una prensa amarilla, porque inventa historias que no son reales”, afirmó.

Según López Mena el país lleva perdidos unos US$ 200 millones debido al 'Plunagate'
Según López Mena el país lleva perdidos unos US$ 200 millones debido al "Plunagate"

López Mena dijo que trajo a Cosmo a participar de la subasta porque el gobierno le pidió que consiguiera una empresa interesada en los aviones y afirmó desconocer los términos de la negociación del aval entre la chartera española y el BROU. Al explicar por qué asumió el compromiso de pagar el aval de US$ 13,6 millones dijo que “esto tiene una función de negocios”.

Explicó que es “cliente del Banco República hace 40 años, buen cliente como se debe ser, soy cliente del Boston, también hace aproximadamente 40 años, y había un posible litigio entre esas dos compañias, que a nosotros de alguna manera nos perjudicaba, así que yo llegué a un arreglo con el Banco República y la empresa Boston Seguros, de hacerme cargo yo de pagar y negociar posteriormente un arreglo con Boston Seguros en cuanto a bajarnos las primas de seguros y otros aspectos. Así que yo el dinero sé cómo recuperarlo y que al Estado no le cueste nada, sino que reciba un dinero que le hace falta. Y me hubiera gustado que ese dinero, que se paga en ocho cuotas semestrales, en cuatro años, se use para la educación, no se lo malgasten. Si el Estado se queda con todo el dinero problema de ellos”.

Mencionó que “todo lo que se refiere a ese tema está declarado en la Justicia” y que la única vez que concurrió a un juzgado por este caso fue en calidad de testigo. “Yo hice una declaración primera y después le alcancé a la señora juez y al fiscal, por escrito, por qué yo me hice cargo del aval”, señaló.

López Mena hizo referencia a que “lo que no se dice es que en el gobierno del doctor Jorge Batlle, cuando el ministro de Turismo era Pedro Bordaberry, yo doné un edificio que me costó US$ 6 millones para que fuera la sede del Ministerio de Turismo, yo hice muchas donaciones, que no voy a nombrar más porque me da vergüenza. Donaciones públicas y privadas”.

Un comprador "firme"

“A la empresa Cosmo”, dijo López Mena, “la traje a pedido del gobierno; no había empresa que fuera a la licitación, me pidieron una empresa, yo le pedí a un exfuncionario nuestro que trabajaba en España (Hernán Antonio Calvo Sánchez). Ese ex funcionario trajo a la empresa Cosmo, que se presentó y realmente era un comprador firme. ¿Y qué pasó? La prensa, los políticos, los sindicatos, transformaron esto en una historia tenebrosa. A mí no me asustaron. Cuando yo veo cosas de mí en la prensa a mí eso no me asusta, tampoco asustó al español, pero sí asustaron a los bancos que financiaban el proyecto. Eso es lo que no conocen los políticos de la oposición, los del gobierno que hasta me amenazaron –el senador comunista Eduardo Lorier-, estuve una semana con un coche policial que me custodiaba a mi familia y a mí, una vergüenza que yo igual pasé”.

El representante de Cosmo hizo la única oferta en la subasta de los aviones
El representante de Cosmo hizo la única oferta en la subasta de los aviones

El titular de Buquebus afirmó que se hizo cargo del aval porque era lo que a sus empresas y al país le convenía: “se lo dije a todos los dirigentes que me llamaron cuando había un runrún de que yo iba a pagar el aval; pero si en vez de estar el señor Mujica de presidente hubiera estado cualquiera yo hubiera hecho exactamente lo mismo, no es un tema ideológico”.

"No opero para López Mena", fue lo único que dijo a la prensa el representante de Cosmo que el 1° de octubre ofertó US$ 137 millones por los aviones de Pluna, al entrar al despacho de la jueza de Crimen Organizado, donde el martes 30 de abril declaró como testigo. En esa causa, entre los indagados figuran el ministro de Ecconomía, Fernando Lorenzo, y el presidente del Banco República, Fernando Calloia.

López Mena aseguró que, tras el remate de los siete Bombardier de la liquidada aerolínea Pluna, “si la prensa se hubiera portado con responsabilidad, lo mismo que la oposición y los sindicatos, Pluna estaría volando hace rato”.

Aseguró que todo el episodio, que hoy investiga la Justicia, “le ha costado al país más de US$ 150 millones o US$ 200 millones de pérdidas entre los aviones que están parados, la gente que cobró sueldos y no trabajó y va a seguir en esa situación, el prestigio de Uruguay que creó una novela que fue risa en el exterior, y todo por culpa de gente que se equivocó”.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.