Diario 2027 21.05.2019 | 00:22
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. El consumo en el país ya no estaba penalizado

Turistas no podrán comprar marihuana del Estado en Uruguay

"No va a ser un país de turismo de fumo libre para que venga cualquiera", dijo Mujica 11 diciembre, 2013

Para los extranjeros poco cambiará la nueva regulación de la producción y venta de marihuana que acaba de convertir en ley el Parlamento uruguayo: el consumo ya no era penalizado en el país aunque ahora se faculta legalmente la tenencia para consumo personal de hasta 40 gramos en la vía pública y esto no varía para ciudadanos o extranjeros.

“Los turistas interesados en la legalización del cultivo y uso de marihuana en Uruguay no deberían tener expectativas tan altas de unas vacaciones ‘verdes’ ya que el uso de la droga será restringido a los adultos uruguayos que se registren con el gobierno”, se indica, con ciertas imprecisiones, en el sitio de Condé Nast Traveler.

Hace la salvedad de que “sin duda la legalización incrementará el interés por Uruguay, incluso si la regulación prevista, dirigida a mantener la droga fuera de las manos de los turistas prueba ser efectiva”.

De hecho, uno de los aspectos de la ley despenaliza el autocultivo de un número determinado de plantas por hogar (seis) y de hasta 480 gramos por cosecha, lo que facilitará el acceso a la marihuana a personas que prefieran dejar de acudir a bocas clandestinas de venta y a sus allegados, que bien pueden ser turistas. Combatir el mercado arrebatándole mercado es uno de los fundamentos de la ley impulsada por el gobierno.

Portada diario El País, miércoles 11 de noviembre.
Portada diario El País, miércoles 11 de noviembre.

Ese es el capítulo de la ley que entrará en vigor con mayor inmediatez, ya que la producción estatal, el sistema de registro de usuarios y la venta -en principio en las farmacias que acepten hacerlo- están sujetas aun a la reglamentación de la ley, para lo que se cuenta con 120 días.

Más barato que en Amsterdam

“Uruguay no va a ser un país de turismo de fumo libre para que venga cualquiera", dijo el presidente José Mujica, en un titular repetido en la prensa mundial desde hace un par de días, cuando ya se sabía que el Senado, con los votos del mayoritario Frente Amplio, sancionaría la ley aprobada previamente en Diputados.

Durante el debate parlamentario de 12 horas, senadores opositores pusieron reparos a la implementación de la ley por diversas razones, incluyendo asuntos de salud y seguridad, y mencionando que es un "experimento" que atraerá "narcoturismo".

"La marihuana causa daño a los seres humanos, ni nuestro Gobierno ni el resto del mundo deberían experimentar con los uruguayos", manifestó el senador Alfredo Solari, médico de profesión.

Para Solari, la marihuana afecta al "potencial de aprendizaje de niños y adolescentes", algo "importante para un país que tiene problemas de continuidad" en educación secundaria.

Además, "la ley no tiene ninguna restricción respecto al consumo por extranjeros de la droga en los clubes", añadió. Los clubes podrán tener entre 15 y 45 miembros y cultivar semillas comercializadas por el Estado con el mismo código genético que las plantas locales.

El proyecto establece la creación de un ente estatal regulador que se encargará de emitir licencias y controlar la producción y distribución de la droga en clubes y farmacias. El acceso a la marihuana estará disponible únicamente para aquellos residentes en Uruguay mayores de 18 años que se registren en una base de datos con las que se controlará la cantidad mensual de droga que compran.

Diario El Observador, miércoles 11 de noviembre.
Diario El Observador, miércoles 11 de noviembre.

El senador dijo no entender tampoco el argumento del presidente José Mujica, impulsor de la propuesta, de que la iniciativa servirá para combatir al narcotráfico, pues Uruguay no está "en el epicentro de la guerra global contra las drogas".

Por su parte, el senador del Partido Nacional (Blanco) Jorge Larrañaga opinó que "legalizar la marihuana" con el argumento de que "la lucha contra la droga ha fracasado" es una forma de "claudicación".

El precandidato presidencial calificó de "falsa" la idea de que el Estado "le puede sustraer el mercado" al narcotráfico, porque "para competir con el mercado negro el Gobierno deberá ofrecer un producto de mejor calidad y más barato", y "si esto ocurre, el desenlace lógico será el aumento del consumo".

El senador expresó igualmente su sorpresa porque en Uruguay el gramo de marihuana se pretenda vender a un dólar (0,63 euros), mientras en los "coffee shops" de Amsterdam el precio "oscila entre 8 y 15 euros".

"Vamos a transformar el país en un centro de narcoturismo", indicó Larrañaga, que también se preguntó si el Estado va a usar "un convoy del ejército" para trasladar la marihuana a las farmacias situadas en las zonas más aisladas.

"Vamos a intentarlo, si no funciona daremos marcha atrás"

"Se ha dicho que no vamos a poder controlarlo, pero vamos a intentarlo", dijo Mujica tras la aprobación que, nuevamente volvió a ocupar titulares en la prensa mundial.

Sostuvo que con la ley de liberación de la venta y la producción de marihuana se "inició un camino" para combatir la drogadicción.

"¿Que vamos a tener dificultades? Seguramente, pero mucha mayor dificultad representa la cantidad de muertos por ajustes de cuentas que tenemos hoy por causas vinculadas con el narcotráfico", dijo Mujica en entrevista con La República. Agregó que la ley "no significa que a partir de ahora seremos un país libre al fumo, no se trata de hacer proliferar una adicción".

Mujica puso énfasis en advertir que la idea de la norma es "no joder" a los países vecinos con la regulación estatal, y que "se usarán clones" para rastrear la sustancia que se producirá en Uruguay en base a licencias que el Estado otorgará a privados.

"No va a haber una venta mayorista que pueda joder a los vecinos. Tenemos que ser muy cautos con eso", expresó.

"Queremos reproducir siempre la misma, por reproducción vegetativa, con lo que se puede sacar millones de plantas similares con el mismo código genético", expresó, apuntando que ese sistema permitirá una mejor identificación y control de la droga que produzca su país.

"Nosotros queremos robarles el mercado, pero con la vía represiva no alcanza", aseveró, y dejó en claro que tiene la intención de "dar marcha atrás" con la iniciativa "si de pronto la realidad nos demuestra que estamos equivocados".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.