Diario 1983 20.03.2019 | 06:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. El sector aéreo en Latinoamérica verá cierta recuperación el año próximo

En 2017 el beneficio por pasajero será de US$ 0,76 en las aerolíneas latinoamericanas

La IATA ve “desafíos de operación” en la región e infraestructuras insuficientes 9 diciembre, 2016

La industria aérea de América Latina ha hecho frente a un entorno duro en 2016, pero en 2017 puede ver cierta recuperación y el continente debe aprovechar esta oportunidad para mejorar las infraestructuras, repensar las tasas excesivas y los elevados costes del combustible en algunos países. Así lo ve la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que representa a unas 265 aerolíneas y presentó hoy sus perspectivas para el año próximo, cuando el sector latinoamericano generará 200 millones de dólares, cien menos que en 2016, o US$ 0,76 por pasajero, 10 veces menos que el promedio mundial.

En 2015 el sector aerocomercial de América Latina registró unas pérdidas por valor de 1.700 millones de dólares, por lo que los beneficios de los últimos dos años suponen una buena evolución para el transporte aéreo, que genera 5,4 millones de empleos y contribuye con 176.000 millones de dólares al PIB.

Este 2016 ha sido duro debido a unos mercados domésticos y unas divisas débiles, así como por el impacto de la crisis política, económica y social en Brasil, un mercado importante del que dependen muchos otros países de la región.

Pese a que las cifras no lo indican claramente, según la IATA la tendencia está comenzando a revertirse y se espera "algo de recuperación" en 2017 en la región.

Existen algunos signos de mejora en las divisas y en las perspectivas económicas de la región que sostienen ese optimismo, al igual que la apertura de EEUU hacia Cuba y los primeros vuelos de aerolíneas estadounidenses a la isla.

Aeropuerto Chávez, de Lima.
Aeropuerto Chávez, de Lima.

La IATA ha obtenido de la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC) de EEUU la autorización para implicarse con la isla en el marco de sus actividades relacionadas con la aviación.

La asociación ve oportunidades no solo en los vuelos a Cuba, sino también en la prestación de apoyo estratégico, táctico y comercial al sector cubano en varias áreas, como el desarrollo de las infraestructuras.

Hacer negocio es más caro que en otras regiones

En términos más generales, en América Latina las operaciones "siguen enfrentándose a auténticos desafíos de operación".

El próximo año el beneficio por pasajero de las aerolíneas latinoamericanas será de 0,76 dólares, con un margen de beneficio neto de 0,7% y la capacidad de los operadores crecerá un 4,8%, por delante de la demanda, que será de 4%.

Las aerolíneas retendrán un promedio de 7,54 dólares por pasajero transportado.

Esto es 10 veces menos que el promedio mundial. A nivel global la IATA proyectó que en 2017 las compañías retendrán un promedio de 7,54 dólares por pasajero transportado.

La mayoría de los países, con excepción de Panamá y Chile, no han creado las condiciones para que prospere el transporte aéreo, según la IATA, debido a regulaciones onerosas que no están en sintonía con los estándares globales, a unas tasas excesivas y a unos cargos y unas políticas de combustible que no favorece a la industria.

"Todo ello significa que hacer negocio en América Latina es muy difícil y a menudo más caro que en otras regiones", sostiene la asociación, que opina que los gobiernos deben seguir las mejores prácticas y ver a la aviación como "el gran motor económico que es y no solo como un objetivo fácil para recaudar impuestos".

Lo que sigue doliendo a la IATA es que Venezuela siga "bloqueando la repatriación" de cerca de 3.800 millones de dólares de fondos de la industria.

El vicepresidente regional para las Américas de la IATA, Peter Cerda, opinó que "lamentablemente el Gobierno sigue tomando decisiones malas", al cobrar ahora "todas las tasas en dólares estadounidenses", cuando los operadores internacionales no pueden sacar su dinero del país.

Dijo además que Venezuela es uno de los países "más caros" en términos de tasas de aterrizaje y aeroportuarios, como lo es Brasil con respecto al elevado costoasociado al combustible, que supone un tercio de los costos operativos.

La IATA ve además como uno de los principales retos de la región "hacer frente a las infraestructuras insuficientes", como es el caso en mercados importantes como México, Colombia, Perú y Argentina.

Otro desafío es la seguridad, aunque Cerda destacó que el continente ha hecho importantes progresos a lo largo de los años en este campo, pese al reciente accidente en Colombia.

Se trata de mejoras que "son comparables ahora con algunos de los mercados de la aviación más desarrollados del mundo". EFE

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.