Diario 1986 25.03.2019 | 05:13
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Presidente de AAAVYT analiza la situación del sector

Di Giambattista: “La gente viajaba porque no podía ahorrar en dólares, ese cambio nos afectó”

5 marzo, 2014

Entrevista / Fabricio Di Giambattista, presidente de la Asociación Argentina de Agentes de Viajes y Turismo (AAAVYT), aseguró que el año pasado el volumen de las ventas fue bueno pero no así la rentabilidad de las empresas, viéndose afectadas sobre todo por las últimas medidas económicas del 2013. Entre diciembre y enero la emisión de agencias de las compañías aéreas se contrajo un 40%, cifra que de mantenerse podría derivar en despidos e incluso cierres.

En ese contexto, aseguró ante HOSTELTUR noticias de turismo que es necesario rever las medidas y terminar con el individualismo dentro del sector, al tiempo que agregó que las Asociaciones de agencias de la región “tienen miedo” que las políticas de Argentina sean copiadas en sus países.

¿Cómo cerraron el año 2013 las agencias de Argentina?

Desde el punto de vista comercial fue bueno en el volumen de ventas. Si bien la rentabilidad podría haber sido mayor, el aumento de los costos internos de los últimos años hizo que no lo sea tanto. Las ventas fueron significativamente superiores a las de 2012, aunque los márgenes de utilidad no fueron en la misma sintonía.

¿En todos los segmentos la venta fue buena?

Sobre todo turismo nacional y el receptivo empezó a repuntar un poco a fin de año. Ya llegado el mes de diciembre, con la nueva resolución (3550) y todo lo que implicó adaptarse a la nueva medida fue un parate importante para el emisivo. Hablamos con algunos operadores y lo que pudimos observar en diciembre es que la caída fue de entre un 35 y un 50% de merma de ventas.

¿Mejoró algo la situación en los últimos meses?

La verdad es que avanzado enero se volvió a dar el mismo comportamiento pero como no somos un único producto es difícil inferir cuál fue la caída. Si bien ahora es temporada baja para el corporativo, no sufrió la misma caída que el vacacional. Pero hay un dato concreto que es el BSP, la emisión de las agencias de viajes de las compañías aéreas: entre diciembre y enero cayó un 40% y eso es un dato concreto.

El 2013 tuvo tres momentos cruciales para el turismo: se los acusó de ser los responsables de la salida de divisas y por eso se aplicó el recargo del 20%, después se subió al 35% y por último la apertura del cepo. ¿Cómo lo vivieron desde adentro de las agencias?

Todo el proceso tuvo distintas etapas, en un primer momento se implementó un 15% solo para las tarjetas, después entramos nosotros en marzo con la equiparación con las tarjetas en un 20% (RG 3450), y siempre que salió una resolución hubo un par de semanas, sobre todo la primera, de merma. En principio impactó en la adaptabilidad de los sistemas y en la mentalidad, porque hay 4700 agencias de viajes en Argentina y poner en marcha el sistema llevó un tiempo. Cuando se subió al 35% hubo otras modificaciones y el comportamiento del dólar fue diferente.

Fabricio Di Giambattista.
Fabricio Di Giambattista.

La posibilidad de que la gente pueda comprar dólares para ahorro –luego de dos años de restricciones- también repercutió.

Sin dudas, la gente antes elegía invertir en un viaje porque era una forma de hacer algo con el dinero. Hoy, al tener la posibilidad de ahorrar en dólares elige hacer eso y la situación por eso cambió. Frente a esto desde la Asociación, junto a la CAT estamos proponiendo una serie de modificaciones para tratar de revertir de alguna manera la caída del 40%.

¿Esperaban que los efectos de la Resolución de diciembre se sintieran tan rápido? Porque uno imaginaba que las ventas de verano ya estaban hechas y que en todo caso la baja se iba a sentir en abril-mayo

Desde junio a octubre se vendió mucho y por adelantado, por lo cual hay muchas plazas que ya están vendidas, pero no podemos dejar de advertir que un 40% de baja es mucho. Recién pasaron 3 meses y ahora empieza la temporada baja, así que las empresas de viajes y turismo estamos tratando de soportar esta merma. Creemos que hay que considerar una vuelta de tuerca y si bien no vamos a poder recuperar los volúmenes del año pasado, por lo menos sostener la estructura del negocio.

Terminar con el recargo del 35% y retrotraerlo al 20% es uno de los principales pedidos al gobierno.

Cuando Jorge Capitanich (Jefe de Gabinete) nos abrió la puerta para trasladar todas nuestras inquietudes económicas nosotros le presentamos varias cosas, viejos reclamos. Uno de ellos fue la correcta adecuación de la intermediación para impuestos de débitos y créditos: hay una categoría para comisionistas e intermediarios y hay una alícuota notoriamente inferior al 1.2 y queremos que nos apliquen esa. Para nosotros es muy oneroso pagarlo porque los precios los definen terceros y nosotros tenemos que pagar en relación a eso. Si encima vamos a tener que administrar el 35%, estamos pagando el 1.2 sobre dinero del estado y es un cargo muy fuerte. Después temas que tienen que ver con la CNRT y con subsidios. Estamos esperando una segunda reunión para ver como se adecúan esos pedidos y ahí es donde incorporamos que se baje del 35 al 20%.

Capitanich recibió al sector privado en enero.
Capitanich recibió al sector privado en enero.

¿Cuando recién se aplicó la medida qué se les dijo desde el Gobierno nacional?

Diez años atrás el turismo no formaba parte de la conciencia de Estado y hoy ya es una política y empieza a jugar una importancia distinta. A nosotros Augusto Costa (Secretario de Comercio) nos dijo que con estas medidas pensaban favorecer el turismo nacional.

Los números del verano evidencian el crecimiento de turismo dentro de Argentina ¿pero las agencias de viajes aprovechan ese movimiento interno?

En materia de turismo nacional las agencias tenemos que mejorar, nos interesa participar de esa porción porque es la que más creció en los últimos años, pero hay una costumbre muy argentina de tomar el auto y viajar por su cuenta. Lo que tenemos que  hacer es generar conciencia en el consumidor de que es mejor viajar por agencia. Nosotros estamos muy circunscriptos a la venta de tráfico aéreo -vendemos el 90% de  los pasajes internacionales- y las compañías aéreas cada vez tratan de cortarse solas, por eso a nosotros nos pareció bueno hacer convenios globales con las compañías de transportes de bus para generar más ofertas, porque ellos también mueven mucha gente.

Mucho se ha hablado de los puestos de trabajo que hay en riesgo por esa contracción del 40%

Hay agencias que nos han comentado que analizan o que han tenido que tomar decisiones de ese tipo. Si esta caída del 40% se mantiene en el tiempo no cabe duda que va a haber ajustes en el sector y es por eso que pedimos una rápida solución.

¿Hay empresas que estén pensando en cambiar de segmento, sobre todo en el caso de las emisivas?

Cambiar es arriesgar mucho, vos necesitas ver el perfil de gente que te acompaña porque cada agencia capacita a su personal y en cada rubro las modalidades de ventas son distintas. Para que pase algo de eso se necesita mucho tiempo. No es lo mismo tener a la gente capacitada para vender turismo corporativo que viajes de placer. Se requiere una adaptación, no es sencillo.

¿Qué panorama vislumbran para este 2014?

No quiero ser apocalíptico porque nunca lo he sido, la proyección irá en función de la respuesta que nos den, de las variables económicas. Nadie pretende hoy volver a los volúmenes de venta del año pasado, lo que sí queremos es volver a un mínimo donde uno pueda tener una ejecución de trabajo buena, con la gente que tiene. Creo que hay cosas por revisar, si tenemos un 40% de baja todo un año es insostenible, porque corren riesgo las fuentes de trabajo y uno así no se puede desempeñar. Las medidas hay que transitarlas y es lo que estamos haciendo, pero hay que reverlas si el comportamiento no es el deseado.

Con todas las medidas que se han aplicado, muchas agencias sienten que no están siendo cuidadas. ¿Esto ha afectado la representatividad de la Asociación?

Es lógico el enojo de los agentes porque la gente espera una capacidad de respuesta de la asociación, lo que pasa es que muchos no se dan cuenta que AAAVYT es solo una parte del sector; y la verdad es que el sector es muy individualista, muy complejo. Hay tantas asociaciones y cámaras que los intereses se van segmentando. Tenemos que unir más a toda la cadena comercial, esas son falencias no de la Cámara Argentina de Turismo (CAT) sino de quienes la conformamos.  Tenemos que acercarnos más a nuestros pares para ver cómo mejoramos el negocio.

¿La situación argentina despertó incertidumbre dentro del Foro Latinoamericano de Agencias?

Hay asociaciones que se comunicaron con nosotros respecto de esto. Tienen miedo y no quieren que sus países empiecen a hacer lo mismo. Pero la verdad es que no depende de nosotros, eso depende del Estado y a veces se copian modalidades.

Cambiando de tema y teniendo en cuenta que faltan tres meses para el Mundial de Fútbol ¿cómo marchan las ventas?

El mundial está carísimo, un paquete cuesta alrededor de 4.000 dólares por persona y lógicamente la gente no quiere gastar esa plata. Sí se están buscando entradas para los partidos y allá verán cómo se organizan. Brasil está con precios muy elevados, incluso ahora ya casi no hay oferta, no se ven publicidades. Está caro y si la gente viaja prefiere hacerlo más lejos.

Brasil cada vez con menos ofertas por sus elevados precios.
Brasil cada vez con menos ofertas por sus elevados precios.

¿Y en el caso de las receptivas, porque hay muchos extranjeros que van a aprovechar para visitar Argentina?

Si, las agencias receptivas están trabajando mucho en conjunto con las distintas provincias, participando de distintas ofertas para tratar de captar al pasajero entre partidos.

¿Entre Asociaciones de Agencias de Sudamérica no se pensó hacer algo en conjunto para ofrecerse como un multidestino y aprovechar el flujo de extranjeros?

No hemos hecho nada porque las instituciones cuando tratan de tomar partida en la parte comercial, de generar algo vinculado a la relación comercial, el mercado no lo toma. Es como que  la parte comercial va por otro lado que la institucional. Desde mi experiencia al frente de la Asociación te puedo decir que es preferible tratar de abrir los espacios para que haya más negocios pero no involucrarse.

Por último, del 29 al 31 de mayo se realizará el nuevo Congreso de Agentes en Termas de Río Hondo ¿cómo se preparan y con qué novedades?

Hicimos el lanzamiento en diciembre pero fue un mes tan convulsionado que pasó medio desapercibido. Ya tenemos la página del Congreso, donde abrimos la posibilidad de que el agente socio participe sobre distintas temáticas. Algunos ya han puesto sus consideraciones sobre temas que quieren y está conformada la grilla madre: va a ser jueves y viernes, el sábado se va a destinar para hacer turismo. El domingo hay una carrera de TC y está la posibilidad de ir.

¿Por qué se eligieron las Termas de Río Hondo como destino sede para el Congreso?

Cuando se sometió a consideración en Comisión Directiva, la gente el Litoral, NOA, Córdoba y Cuyo estuvo muy de acuerdo porque para ellos es accesible: la mayoría no necesita transporte aéreo, se arreglan con bus, autos. La Patagonia y la gente de Buenos Aires somos los únicos que vamos a necesitar transporte aéreo. Lo vimos muy factible desde ese punto de vista y porque tiene una infraestructura hotelera muy buena, además entre marzo y abril va estar terminado el teatro donde se van a hacer  las distintas presentaciones y disertaciones. 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.