Diario 1962 18.02.2019 | 13:56
Hosteltur: Noticias de turismo

El futuro del trabajo: capacitación tecnológica, flexibilidad y viajes  

Por la tecnología las actividades laborales cambiarán cada 10 o 20 años, aseguran 21 enero, 2019
  • El talento joven, necesario para la transformación, podrá ser captado por empresas que ofrezcan flexibilidad y posibilidad de viajar
  • En 2035 habrá un billón de nómadas digitales que combinarán viajes y trabajo. El coworking ayudará a la productividad de los empleados
  • La automatización sustituirá tareas pero no necesariamente empleos, dice experto

La revolución tecnológica está transformando el campo del trabajo sin distinción de industrias: surgen nuevas profesiones, desaparecen otras y las empresas empiezan a demandar habilidades y calificaciones que antes eran impensadas. Qué ocurrirá en cada sector dependerá de la velocidad de reacción.

Antes las disrupciones tecnológicas se daban cada 50 años, pero ahora cada cinco o diez años hay cambios y eso, explicó Luis Ureta, Consejero de Globalia Innovation, “genera muchísimos trauma en las grandes organizaciones que tienen que implementar modelos de transformación”, sobre todo porque “hay escasez en el pool de talento global en lo que son carreras tecnológicas”. Sucede que aunque las carreras STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics) tienen una tasa de empleabilidad por encima del 80%, es muy bajo el porcentaje de profesionales en estas ramas.

Para Luis Ureta, las instituciones educativas “tienen el desafío de generar la respuesta a la demanda en un corto plazo, porque es lo que requiere el mercado laboral”. Pero además, hay que darle espacio a las empresas para “definir qué problemita existe para la industria y generar programas aggiornados a esos problemas”.

En ese contexto de poca oferta profesional y en el que las empresas -incluidas las de turismo- compiten en la captación de talento con gigantes como Facebook o Google –que es donde todos quieren estar-, “el reto está en generar entornos laborales nuevos y tremendamente flexibles”, esto último porque estas nuevas generaciones se caracterizan por ser “nómades”, recordó Ureta al participar en Buenos Aires del Tourism Tech Adventures Forum de OMT.

Mil millones trabajando y viajando

Se calcula que para el año 2035 en el mundo habrá mil millones de nómadas digitales, es decir entre el 11 y el 12% de la población global combinará al mismo tiempo viajes y trabajo.

La oficina del nómada digital no está atada a un lugar, basta con tener una computadora portátil y buena conexión a internet. Por eso, Marcela Fernández, Employer Brand Ambassador Selina Hoteles, aseguró que la cifra prevista para 2035 “genera muchas oportunidades”, ya que habrá un billón de personas buscando desde dónde trabajar. Los espacios de coworking jugarán un rol clave. (ver: Los nómadas digitales: el turismo como estilo de vida y ¿Por qué los coworkings no existirán dentro de 15 años?)

Cada vez más personas quieren ser nómadas digitales y ven a las empresas como un obstáculo”, dijo Marcela Fernández. De hecho, el 58% de los millenials buscan trabajos flexibles que les permitan viajar al mismo tiempo. A su entender “el futuro del trabajo está en darle la posibilidad a esos empleados brillantes de viajar y estar en cualquier lugar (…) dejar volar a sus empleados, porque eso les va a permitir aumentar su productividad hasta en un 60%”.

Automatización no siempre es remplazo

Meses atrás, al participar del II Foro FEHGRA-OIT, Miguel Velardez, Director de Nuevas Formas de Trabajo, Secretaría de Promoción, Protección y Cambio Tecnológico, explicó que el miedo que hoy existe en torno a la tecnología aplicada al trabajo radica en que “algo que teníamos reservado para nosotros, que era la inteligencia, ahora está cuestionada y no es un ámbito propiamente del ser humano”.

Sin embargo, aclaró que la inteligencia de las máquinas y la automatización no necesariamente va a reemplazar a todos los trabajadores, sino que habrá una complementariedad porque hay robots que pueden hacer cosas más eficientemente y rápido que los humanos y por lo tanto “ayudar a que hagan las cosas mejor”.

“El trabajador en lo próximos años va a tener que adaptarse a trabajar en un entorno en donde convive con algún tipo de herramienta que automatiza una actividad que antes hacía él. Esta convivencia es el mayor desafío, porque para eso va a tener que saber operarlo, saber interactuar con esa máquina -que en algunos casos va tomar decisiones propias- y hasta saber cómo repararla. En realidad hay que verle la vuelta, el trabajador que antes hacia limpieza ahora tal vez haya que capacitarlo para que sepa lo mínimo de mantenimiento de ese aparato que lo va a asistir”.

En eso coincidió Martín Rapetti, Director de Desarrollo Económico de CIPPEC, al plantear que “lo que va a ocurrir es que va a haber sustitución de tareas, pero no necesariamente sustitución de empleos”, aunque sí van a haber empleos que van a desaparecer.

Todas las empresas y en todas las ramas tendrán que adaptarse a los cambios tecnológicos y según expresó Miguel Velardez, hay que saber que “seguro vamos a tener que cambiar nuestras actividades laborales cada 10 o 20 años con lo cual tenemos que recapacitarnos continuamente”. “Ese será el mayor cambio”, concluyó.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.