Diario 2111 15.09.2019 | 11:17
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Revista Especial FITUR 2019

Objetivo China: para atraer al gigante

Cómo se preparan los destinos latinoamericanos: consejos y experiencias 23 enero, 2019
  • China es el principal socio comercial de casi todos los países de Sudamérica. Pero está aún muy lejos de ser un real cliente turístico
  • "Son exigentes, hacen valer cada dólar que pagan y, si bien las negociaciones pueden ser extenuantes, hasta las propinas quedan prepagadas"
  • En Argentina son 60.000 -muchos de ellos en viaje de negocios- y 150.000 en México, menos de 0,4% del total de visitas internacionales

Llegan en grupos no muy grandes, con todo organizado. Son hombres y mujeres de edad madura -muchos retirados- y con vasta experiencia en viajes. Sus recorridos implican varias semanas y distintos países. Necesitan guías y acompañantes que hablen en su idioma, conexión a Internet confiable y se alojan en hoteles de 4 o 5 estrellas. Son exigentes: hacen valer cada dólar que pagan por un servicio. Este es el perfil de los turistas chinos que llegan a Sudamérica. Un destino exótico, lejano.

Así como para los chinos es una aventura viajar al otro lado del globo, para el proveedor turístico latino es un desafío atender a este segmento tan atractivo como demandante.

China es el principal socio comercial de casi todos los países de Sudamérica. Pero está aún muy lejos de ser un destino turístico en ese mercado. La distancia geográfica es un tema -aunque parece no serlo para los intercambios comerciales- pero las condiciones que más influyen a la hora de la elección son otras: la oferta e información, el idioma, los requisitos y exigencias de un público particular.

El mercado chino exige dedicación, paciencia y trabajo por parte de agentes y operadores
El mercado chino exige dedicación, paciencia y trabajo por parte de agentes y operadores. Foto: Gentileza del Ente de Turismo de la CIudad de Buenos AIres

Acceder a tajadas cada vez mayores del atractivo mercado emisor chino es la aspiración de todos los países latinoamericanos con vocación turística. Por ese camino van los acuerdos con OTAs como CTrip (Ecuador), la certificación de agencias y operadores (Panamá), la apertura de rutas aéreas (México) o la faciltación de visas (Argentina, Uruguay).

PISO BAJO, ALTAS ASPIRACIONES

Y los resultados, así como los visitantes, parecen empezar a llegar. Ecuador reporta aumentos anuales de 35% a 45% en los arribos desde China; Perú sostiene que crecieron 70% entre 2015 y 2017, mientras que Chile triplicó la cifra de llegadas desde 2012. Grandes incrementos pero desde un piso de cifras muy bajas.

Hoy el promedio es de entre 30.000 y 40.000 visitantes de nacionalidad china en cada uno de estos países. Y teniendo en cuenta la modalidad multidestino en grupo que emplean, es muy posible que sean las mismas personas en cada uno de los países.

Perú, por ejemplo, quiere especializarse en este mercado, buscando formas de duplicar el volumen de arribos y alargar las estadías. En la actualidad los permanecen cuatro o cinco días, y registran un gasto promedio de hasta 2.000 dólares.

En Argentina son 60.000 -muchos de ellos en viaje de negocios- y 150.000 en México, menos de 0,4% del total de visitas internacionales a una de las potencias receptivas del mundo.

Artículo completo en:

América Latina es un territorio virgen para el turista chino, y tiene muchas de las condiciones que éste busca -cultura, naturaleza, patrimonio y compras- detalló Félix España, Country Manager de Welcome Chinese para España y Latinoamérica.

Esta agencia se especializa en asesorar a empresas y destinos que quieran generar las condiciones para ser proveedores del mercado chino, lo que incluye una certificación oficial ante las autoridades y operadores de China.

TIEMPO Y PACIENCIA

"Chino" y "fácil" son dos palabras que no encajan en la misma oración. La definición es del empresario Gabriel Rozman, y la operadora turística Rosario García la hace suya para referirse al turismo de ese país. Como gerenta comercial de Buquebus en Uruguay ella se encarga personalmente de un mercado especial y que requiere dedicación.

"Tenemos que adaptarnos nosotros a ellos más que ellos a nosotros: son exigentes, hacen valer cada dólar que pagan y, si bien las negociaciones pueden ser extenuantes, hasta las propinas quedan prepagadas", afirma García desde su experiencia de varios años.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.